Cinco cosas que saber sobre Ander Mirambell, piloto español de skeleton

Ander Mirambell cumple 39 años durante los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, los cuartos en los que participa como piloto de skeleton. Su biografía está cargada de hechos memorables: su pareja es medallista olímpica, ha escrito un libro y trata de abrir camino para que el skeleton se popularice en España, donde su especialidad es desconocida. ¿Lo sabías? Aquí tienes cinco datos interesantes sobre su vida.

Por Maruxa Ruiz del Árbol
Foto por 2022 Getty Images

Ander Mirambell cumple 39 años durante los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. Nació un 17 de febrero de 1983 en Barcelona. Su nombre está asociado al skeleton y su biografía está plagada de momentos memorables. El más reciente: tuvo el honor de ser abanderado de España en la Ceremonia de Apertura de estos Juegos de Invierno junto a la snowboarder Queralt Castellet. Estos serán los cuartos en los que participe el pionero español del skeleton.

¿Quieres conocerle más? Aquí tienes cinco datos fascinantes de su vida:

Ralladores de queso en las zapatillas de su primer equipo

Antes de ser piloto de skeleton, Ander Mirambell competía en atletismo. Pero en 2005, vio la película ‘Elegidos para el triunfo’ que cuenta la historia del equipo de bobsleigh jamaicano que logró clasificarse para unos Juegos Olímpicos y supo que él también quería seguir ese camino.

Se presentó en la escuela de pilotos de skeleton de Innsbruck con un trineo roto, un traje de esquí de fondo y un rallador de queso y un papel de lija en la suela de las zapatillas para poder agarrarse al hielo. "No faltó el compañero que me pidió que, al finalizar el entrenamiento, pasase por su habitación para rallar un poquito de parmesano", recordó en una entrevista con El Periódico.

Y de ahí, a los Juegos Olímpicos.

Una familia olímpica

En casa de Mirambell se respira espíritu olímpico. Entre su pareja y él suman cinco Juegos. Ella, Irina Rodríguez, dos de verano: Atenas 2004 y Beijing 2008, donde ganó una medalla de plata en natación artística.

Él, tres de invierno: Vancouver 2010, Sochi 2014 y PyeongChang 2018, en cuyas carreras quedó en los puestos 24º, 24º y 23º respectivamente. En Beijing 2022 sumará su cuarta participación.

Juntos han comenzado un Canal de Twitch llamado Agua con hielo y consiguen conciliar su vida familiar y el cuidado de su hijo de dos años con el deporte al máximo nivel y sus respectivas carreras profesionales. Irina Rodríguez estudió Osteopatía y Fisioterapia; Mirambell se licenció en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, además de realizar un Máster en Gestión y Dirección de Instalaciones Deportivas. El barcelonés asegura que ellos son el principal motor por el que sigue caminando hacia sus sueños.

Una impronta por cada experiencia olímpica

Vancuver 2010 fue "la novedad", según aseguraba recientemente Mirambell a Olympics.com. Tiene recuerdos fijados en su memoria... como un pasillo de 800 metros formado por voluntarios que recorrió antes de entrar al estadio para la celebración de la inauguración. "Pero también sentí una sensación de vacío porque, cuando cruzas la línea de meta ya eres olímpico: por lo que has luchado cuatro años ¿Y ahora qué?", se preguntó en aquel momento.

La incógnita se resolvió y lo que pasó fue que continuó su camino hacia Sochi 2014. En esta ocasión decidió pedirle a su hermano que fuera su entrenador en un año que, recuerda, no fue fácil. "Tuve la suerte de que mi hermano me echara una mano. En ese momento él estaba sin trabajo, sacó el título de entrenador y fuimos a los Juegos Olímpicos, él como entrenador y yo como deportista así que fue algo especial a nivel personal y familiar".

Unos meses antes de PyeongChang 2018 su madre fue diagnosticada con un cáncer muy grave.

"Ella me empujaba cada día y me decía que iba a venir a verme a los Juegos. Y la verdad es que lo consiguió. Vino a Pyeongchang en un estado bastante duro. Cuando acabé la última bajada, me abrazó y me puse a llorar porque sabía que le quedaba muy poco y fue nuestro momento", recordaba en Olympics.com.

Después de dos meses ella falleció, siendo los Juegos Olímpicos el último viaje que hizo para ver a su hijo cumplir por tercera vez su sueño olímpico.

LEER MÁS: Entrevista de Ander Mirambell para Olympics.com.

Haciendo escuela

"Después de 2018, cuando falleció mi madre, pacté con la Federación que el objetivo no solo iba a ser llegar a Beijing 2022, sino crear un proyecto. A mí me hacía mucha ilusión dejar una herencia porque mi muerte deportiva está llegando. Encontré la motivación en que el skeleton de España continuara" aseguró a Olympics.com.

Ahora busca valientes que se atrevan a probarlo y dice que ya ha encontrado unos cuantos con talento.

"Para mí el skeleton es un arte. Cada vez que bajas, creas una bajada. No existe hacer dos veces la misma. Tienes que tener esa parte de creatividad. Tienes que estar preparado para saber lo que te transmite el hielo y el trineo, e ir decidiendo".

Escribió un libro llamado ‘Rompiendo el Hielo’

En su afán por dar a conocer un deporte del que muchos no han oído hablar en su país, Mirambell decidió escribir un libro contando qué es su sueño y cómo lo estaba logrando. Lo publicó en 2014 y es una gran oda a la perseverancia.

En él narra cómo los retos y las dificultades vividas en el camino no consiguieron debilitar su entusiasmo incombustible de cara de luchar por sus sueños.

¿Qué nuevos sueños hará realidad Mirambell en Beijing 2022?

LEER MÁS: ¿En qué se diferencian luge, el skeleton y el bobsleigh?

TODA LA INFORMACIÓN DEL LUGE, AQUÍ.

No te pierdas las noticias de luge, vídeos, momentos destacados de los Juegos Olímpicos de Invierno y mucho más.