Loading...

Del Trópico al hielo: Colombia busca en patinaje su primera medalla olímpica de invierno

Colombia quiere llevar al hielo su destreza en el patinaje sobre ruedas. La plata de Diego Amaya en los Juegos Olímpicos de la Juventud Lausana 2020 dio esperanzas.

7 min Por Andrés Aragón
Lausanne 2020 - Amaya Martinez
(Foto por 2020 Getty Images)

Colombia es una potencia del patinaje sobre ruedas. Su selección ha ganado 17 de los últimos 20 Campeonatos del Mundo, los últimos 10 de manera consecutiva. Pero no se conforma, y ahora persigue la frontera más lejana posible. Un reto que además tiene sabor olímpico. ¿Puede un país tropical triunfar sobre el hielo?

La idea surgió por primera vez a finales de los noventa, pero no cristalizó hasta 2015, cuando la Federación Colombiana de Patinaje creó ‘Del trópico al hielo’, un proyecto con el que quería ayudar a los patinadores que quisieran cambiar las ruedas por las cuchillas.

La apuesta ya ha dado sus primeros frutos. Pedro Causil y Laura Gómez compitieron en PyeongChang 2018, Diego Amaya ganó la primera medalla de invierno para Colombia en los Juegos Olímpicos de la Juventud Lausana 2020 (plata en salida masiva). En Beijing 2022 empieza la carrera por el siguiente objetivo: el primer podio en categoría absoluta.

El sueño se cultiva en Estados Unidos

Colombia no tiene infraestructura para los deportes de invierno pero, gracias al apoyo de la Federación Internacional (ISU) y la de Estados Unidos, la selección se ejercita en el Óvalo Olímpico de Utah, que acogió las pruebas de patinaje de velocidad de los Juegos de Invierno de Salt Lake City 2002.

Allí entrenan desde agosto los patinadores de velocidad colombianos que intentarán clasificarse para los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. Son Laura Gómez, Diego Amaya y Germán Tirado, que ya han conseguido la marca mínima para la Copa del Mundo, y Andrés Felipe Campo, Daniel Zapata, y Natalia Valencia, que la seguirán buscando en las próximas semanas. La próxima cita es el Campeonato Nacional de Colombia, que se celebrará del 22 al 24 de octubre en su ciudad de acogida, Salt Lake City.

En su gran mayoría, estos deportistas llegan desde las carreras de patinaje sobre ruedas. Algunos, como Campo o Zapata, han sido incluso campeones del mundo. Pero, lejos de lo que pueda parecer, esa experiencia no supone ninguna ventaja. Lo único que tiene en común con el patinaje sobre hielo es el nombre.

Un patinaje muy distinto

Lo comprobó en primera persona Pedro Causil, uno de los deportistas colombianos más laureados. Este patinador de la isla de San Andrés ha sido 18 veces campeón del mundo, y medallista de oro en los Juegos Panamericanos, Centroamericanos y Panamericanos, pero cuando se puso las cuchillas...

"Sentí que no había hecho deporte en mi vida. Uno siente que no tiene el control del patín en ningún momento”, confesó en declaraciones a Caracol Televisión. Sin embargo, logró clasificarse para PyeongChang 2018, donde además ejerció de abanderado en la Ceremonia de Apertura. La otra patinadora colombiana en aquella cita, Laura Gómez, ahondó en las diferencias entre las dos disciplinas.

“[Sobre hielo] se patina mucho con las caderas, y en ruedas se patina con cuádriceps; la espalda tiene que estar encorvada, y en ruedas tiene que estar recta; el hombro izquierdo aquí tiene que estar todo el tiempo arriba, y en ruedas es abajo; en hielo, la cadera en las curvas va siempre adentro, y en ruedas va afuera”, explicó Gómez en una entrevista con Marca Claro.

De la pista al hielo en tiempo récord

Laura Gómez dio el salto en el verano de 2017, cuando se quedó fuera de la selección de patinaje sobre ruedas después de haber disputado tres Campeonatos del Mundo. Quería probar algo nuevo, cambiar de aires.

Quedaba poco más de medio año para los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018 y clasificarse no entraba en los planes. Pero quedó como segunda reserva y, dos semanas antes de la competición, recibió la llamada. En su primera cita olímpica, Gómez terminó 10ª en su serie de las semifinales de salida masiva, 21ª en el global y a tan solo un punto (o 61 centésimas) de meterse en la final.

Su objetivo es repetir presencia en Beijing 2022, y de momento ya ha dado el primer paso. Laura Gómez batió en las últimas semanas el récord colombiano de los 5.000 metros y es una de los tres patinadores del país con marcas mínimas para disputar la Copa del Mundo, la competición donde se repartirán los billetes olímpicos.

Los otros son Germán Tirado, que en las últimas dos semanas ha batido las plusmarcas nacionales de 5.000 y 10.000 metros, y Diego Amaya, plata en Lausana 2020. El primer objetivo del proyecto ‘Del trópico al hielo’ es consolidar la presencia de patinadores colombianos en los Juegos Olímpicos. Y en un futuro próximo, apuntar aún más alto.

Una plata de esperanza

Diego Amaya alumbró esa esperanza en los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno. El bogotano se enamoró del patinaje sobre hielo viendo las pruebas olímpicas de Sochi 2014 por televisión y en Lausana 2020, con solo 16 años, entró en la historia del deporte colombiano con su medalla de plata en la competición de salida masiva.

“Fue un logro bastante grande para Colombia y también un signo de esperanza”, explicó Amaya en una entrevista exclusiva con Olympic Channel. Y a punto estuvo de conseguir alguna presea más, porque además quedó cuarto en las pruebas de 500 y 1.500 metros.

Su nuevo objetivo es subir también al podio en categoría absoluta. Amaya se ve capaz de ser el primer medallista de invierno colombiano y desde noviembre buscará un billete para Beijing 2022, aunque mantiene los pies en el suelo. “Quedar entre los 15 primeros sería bastante grande porque serían mis primeros Juegos y tendría 18 años, pero tengo que ir con el hambre de ganar”.

Opciones también en pista corta

Entre las bazas que juega Colombia para estar presente en Beijing 2022 también está el patinaje de velocidad en pista corta. Esta modalidad, que se disputa sobre un óvalo de 111.12 metros, exige un esfuerzo extra a los patinadores para adaptarse. Como explicó Nicolás Laborde en una entrevista con la Federación Internacional de Patinaje (ISU), las curvas son más importantes en esta modalidad y la técnica debe ser más depurada.

Como casi todos sus compatriotas, Laborde también empezó en el patinaje sobre ruedas, pero cambió de disciplina al cambiar de país. Mudarse a Canadá no solo le permitió ver la nieve por primera vez, sino descubrir una nueva pasión.

“[En Colombia] hacía patinaje sobre ruedas y estaba cerca de entrar en la selección, pero con 16 años me mudé a Montreal para aprender inglés y me preguntaron si quería probar con la pista corta. Se convirtió en mi nueva pasión. Amo la velocidad, tocar el hielo y hacer grandes adelantamientos”, dijo en una entrevista con la ISU. En su segundo ciclo olímpico, el primero completo en categoría sénior, buscará el ansiado billete.

El camino hacia Beijing 2022 del patinaje de velocidad

En las dos modalidades del patinaje de velocidad, la clasificación para los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 se realizará a través del circuito de cuatro pruebas de la Copa del Mundo.

Copa del Mundo de patinaje de velocidad:

  • Del 12 al 14 de noviembre: Tomaszów Mazowiecki (Polonia)
  • Del 19 al 21 de noviembre: Stavanger (Noruega)
  • Del 3 al 5 de diciembre: Salt Lake City (Estados Unidos)
  • Del 10 al 12 de diciembre: Calgary (Canadá)

Copa del Mundo de pista corta:

  • Del 21 al 24 de octubre: Pekín (República Popular de China)
  • Del 28 al 31 de octubre: Nagoya (Japón)
  • Del 18 al 21 de noviembre: Debrecen (Hungría)
  • Del 25 al 28 de noviembre: Dordrecht (Países Bajos)

Añadir estos a tus favoritos
Patinaje de velocidadPatinaje de velocidad
ColombiaCOL
Más de

You May Like