Mirada al pasado: Madge Syers, la primera mujer que compitió en un Mundial de patinaje artístico

¿Sabías que las mujeres no participaron en competiciones de patinaje artístico hasta 1902? Hizo falta que una mujer joven y valiente cuestionara el orden establecido. Descubre la historia de Madge Syers, la primera mujer que compitió en un Mundial de patinaje artístico.

Por Marina Dmukhovskaya
Foto por © 1908 / Comité International Olympique (CIO)

Madge Syers (nacida como Florence Madeleine “Madge” Cave) nació en Inglaterra en el siglo XIX. Era la más atlética de una familia de 15 hermanos. Le encantaba nadar y montar a caballo, pero nada podía igualar su amor por el patinaje.

Madge se unió al Prince’s Skating Club de Londres, un club exclusivo para la élite de los patinadores británicos. Y fue a través del patinaje como conoció a Edgar Syers, otro apasionado del patinaje artístico que sería primero su entrenador y más tarde su marido.

Años más tarde, la pareja escribiría un libro titulado The Art of Skating: International Style (El arte del patinaje: el estilo internacional) donde se describían técnicas y métodos para ejecutar los diferentes elementos de este deporte.

Syers fue la primera dama del hielo.

En aquella Inglaterra, el patinaje era un deporte muy popular entre hombres y mujeres durante los meses de invierno. Sin embargo, a nivel internacional solo existían competiciones masculinas. Syers rompió ese molde en 1902, convirtiéndose en la primera mujer de la historia en competir en un Mundial de patinaje artístico.

En un primer momento los jueces intentaron prohibir que participara, pero como no había reglas que impidieran estrictamente competir a las mujeres, se lo permitieron. Syers tuvo una actuación brillante, y terminó segunda por detrás de Ulrich Salchow, allanando el camino para que Federación Internacional (ISU) creara un Mundial femenino.

En su estreno, Syers compitió con una falda hasta los tobillos, pero para permitir que los jueces vieran el movimiento de sus pies, crearía una nueva tendencia en el vestuario femenino para el patinaje: faldas hasta los gemelos.

La medalla de plata que Madge Syers ganó en el Mundial masculino fue solo un aperitivo de lo que estaba por llegar. Esta joven pionera competiría también en el Campeonato Británico, donde superaría a su propio marido. Además, ganó dos veces aquel nuevo Mundial femenino antes de marcarse un nuevo reto: los Juegos Olímpicos.

Los Juegos Olímpicos de Londres 1908 no solo fueron el debut de Syers en el hielo olímpico, sino también la primera vez que el patinaje artístico fue incluido en el programa olímpico. En aquella edición, los patinadores compitieron en el Knightsbridge Club, la pista en la que Syers había recibido sus primeras lecciones de patinaje. Ahora que las mujeres también podían participar, la competición de patinaje de Londres 1908 incluyó cuatro disciplinas: masculina, masculina especial, femenina y parejas mixtas.

Madge y Edgar Syers, favoritos del público local, ganaron el bronce en parejas mixtas. Sin embargo, el gran momento de gloria para Madge estaba por llegar: con una actuación impecable, logró el oro olímpico para convertirse en la primera mujer en ganar dos medallas en unos mismos Juegos Olímpicos.

Syers falleció con solo 35 años a causa de una enfermedad cardiaca. Sin embargo, su legado sigue vivo. Siempre será recordada como la impulsora para la creación de la categoría femenina de patinaje artístico, un deporte que continúa entre los más populares de los Juegos Olímpicos de Invierno.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados