República Dominicana vuelve a hacer historia en Tokio

En el lugar donde todo comenzó, los deportistas de República Dominicana han enriquecido su historia Olímpica con cinco medallas

Foto por 2021 Getty Images

En la pista, con las pesas y los bates, los atletas de República Dominicana terminaron con su mejor conquista histórica los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en la misma ciudad donde hizo su debut más de medio siglo atrás. Los atletas dominicanos subieron al podio en cinco oportunidades, más que nunca en una misma edición.

Cinco de las 12 medallas que la delegación dominicana tiene en su haber, desde su estreno en 1964, han sido conquistadas precisamente en el lugar donde todo empezó para los caribeños: Tokio.

57 años después, la delegación dominicana regresó a Japón para hacer historia. La representación no solo continuó su racha de ediciones seguidas sobre el podio, que comenzó en Atenas 2004 con el oro de Félix Sánchez en atletismo, sino que también escaló los peldaños más que nunca.

Con anterioridad, solo en Pekín 2008 (oro de Félix Díaz en boxeo y plata de Gabriel Mercedes en taekwondo) y Londres 2012 (oro de Félix Sánchez y plata de Luguelín Santos en atletismo), los deportistas dominicanos habían logrado subir al podio más de una vez en unos mismos Juegos.

En Tokio 2020, el atletismo volvió a dar éxitos y, cómo no, en los 400 m, una especialidad histórica de los exponentes de esta nación en pistas Olímpicas. Lidio Andrés Feliz, Marileidy Paulino, Anabel Medina y Alexander Ogando (con Luguelín Santos como sustituto) se colgaron la medalla de plata en el relevo mixto de 4x400 m, prueba que debutó en los Juegos.

Paulino fue una de las heroínas de la misión al hacerse, además, con la plata en los 400 m. Con esta segunda presea, se convirtió en la primera mujer dominicana en ganar dos medallas Olímpicas.

Los de Tokio 2020 fueron unos Juegos históricos para las mujeres, la halterofilia y los deportes de equipo dominicanos.

Crismery Santana fue la primera mujer del país en ganar una medalla Olímpica individual, al colgarse el bronce en la categoría de 87 kg de halterofilia, disciplina que nunca antes había conseguido un colgante en los Juegos, y se despidió de Tokio 2020 con dos (Zacarías Bonnat fue pionero con su plata en 81 kg).

En su regreso Olímpico, desde su debut en Barcelona 1992, la selección dominicana de béisbol se colgó la medalla de bronce, la primera presea en deportes de equipo para el país.

“Esto es grande. Quizás nosotros no vemos la grandeza de este hecho”, sostuvo Antonio Acosta, presidente del Comité Olímpico Dominicano, en una charla con la novena, tras la hazaña.

En Tokio, el lugar donde escribió su primer capítulo Olímpico, el deporte dominicano ha vuelto a hacer historia.