La historia de Bolivia en los Juegos Olímpicos

¿Cuáles son sus aspiraciones para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020? ¿Cuántas medallas ha ganado históricamente? ¿Quiénes han sido sus atletas más destacados? Tokio 2020 les invita a adentrarse en los momentos Olímpicos más importantes de los países hispanohablantes. Hoy, la historia Olímpica de Boliva, el único país de Sudamérica que aún no ha ganado una medalla en la justa de verano

Foto por 2016 Getty Images

Sus inicios

Bolivia es el único país de Sudamérica que no ha ganado una medalla en los Juegos Olímpicos, algo que esperan cambiar el próximo verano en Tokio.

El país acumula una larga historia en los Juegos Olímpicos. Bolivia participa de forma oficial en la justa de verano desde Berlín 1936, aunque en la mayoría de las ocasiones con un número bajo de atletas.

Los comienzos del Movimiento Olímpico boliviano hay que buscarlos en los Juegos de Ámsterdam en 1928, donde Bolivia envió a un observador para tomar contacto con el Olimpismo por primera vez. De esta manera, comenzó la necesidad de crear el Comité Olímpico Boliviano (COB), un organismo que se fundó el 17 de junio de 1932.

Con el nacimiento del COB, Bolivia fue reconocida internacionalmente y admitida por el Comité Olímpico Internacional en 1936. En Berlín, la delegación boliviana hizo su debut y estuvo integrada por un solo competidor, el nadador Alberto Conrad. Él fue el abanderado en la Ceremonia de Apertura.

Después de esta participación, Bolivia no regresaría a la competición Olímpica hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de 1956. Su próxima aparición en los Juegos Olímpicos de Verano llegaría 28 años después, en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. De nuevo, sería con tan solo un atleta, Fernando Inchauste, que participó en cantonaje.

Posteriormente, Bolivia ha tomado parte en todos los Juegos, aunque casi todas las participaciones se han realizado gracias a invitación (wildcard), con la excepción de los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde la mayoría de los atletas de la delegación de Bolivia consiquió las mínimas para asegurar su plaza en los Juegos.

Bolivia
Foto por 2012 Getty Images

Sus medallas

Hasta la fecha, ningún atleta de Bolivia ha ganado una medalla Olímpica, por lo que es el único país sudamericano que aún tiene que alcanzar ese objetivo. Sin embargo, la Selección Nacional de Fútbol Sub-15 ganó una medalla de oro para el país en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur 2010.

En total, tan solo 75 deportistas bolivianos han participado en los Juegos Olímpicos de Verano. Los Juegos Olímpicos con mayor representación boliviana fueron los de Río, donde el país envió un total de doce deportistas, que compitieron en cinco deportes (atletismo, ciclismo, judo, natación y tiro).

Sus estrellas: atletas y deportes

La natación ha sido uno de los deportes en los que Bolivia ha destacado a lo largo de su historia. Su primer representante en Berlín 1936 fue el nadador Alberto Conrad. El deportista tenía 26 años en el momento de los Juegos y nadó los 100 metros estilo libre. Completó la carrera en un tiempo de 1 minuto y 17,5 segundos, siendo séptimo y último en su serie; sólo se permitió avanzar a los dos primeros de cada serie y los dos siguientes más rápidos en general, por lo que Conrad fue eliminado. El boliviano fue el más lento de los 45 competidores, y quedó casi diez segundos por detrás del 44º lugar, el griego Spyridon Mavrogiorgos.

Hay que esperar hasta Tokio 1964 para encontrar al segundo representante Olímpico del país, el palista Fernando Inchauste. Como piragüista de velocidad, fue eliminado en la ronda de repesca del evento K-1 1000 m. Cuatro años después, el deportista volvió a los Juegos Olímpicos en la Ciudad de México, pero no terminó su serie de la prueba K-1 1000 m. Inchauste volvió a participar en unos Juegos Olímpicos en Múnich 1972, pero en un deporte distinto. Terminó en el puesto 86 en la prueba de tiro con rifle de pequeño calibre.

Otra estrella del deporte boliviano es Nelly Chávez, la primera mujer boliviana que participo en los Juegos Olímpicos. Chávez es una atleta de larga distancia que compitió en el maratón femenino de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Se clasificó para los Juegos tras conseguir el año anterior su mejor marca personal en maratón con un tiempo de 2:48:32. No pudo mejorar este tiempo en Los Ángeles, terminando la prueba en 42º lugar con un tiempo de 2:51:35. En 1987 compitió en la maratón de los Juegos Panamericanos de 1987, donde terminó en sexto lugar con un tiempo de 3.02.48.

Chávez fue la pionera en un camino que han seguido otras mujeres deportistas como la nadadora Katerine Moreno, quien tiene el récord de haber participado en cuatro Juegos Olímpicos: Seúl 1988, Sídney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, todos ellos en un lapso de 20 años. En Seúl, Moreno fue la abanderada de su país, y la deportista Olímpica más joven de la historia de Bolivia con tan solo 14 años.

En tiempos más recientes, hay otra mujer que ha ocupado los titulares de las crónicas deportivas: Ángela Castro. La atleta es la poseedora del récord nacional boliviano en marcha femenino de 20 km con un tiempo de 1:30:33. En 2016 fue la abanderada del país en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Allí logró el puesto 18 en la prueba de 20 km marcha con un cronómetro en 1.31:34.

Angela Castro
Foto por 2016 Getty Images

A quién seguir en Tokio 2020

El país sudamericano aspira a participar en los próximos Juegos Olímpicos con, al menos, seis deportistas.

Con el 57% de los cupos para los Juegos Olímpicos repartidos, Bolivia aún no tiene ningún atleta clasificado, pero tiene asegurada la participación de, al menos, tres atletas. El equipo nacional tiene la posibilidad de llevar a estos tres deportistas gracias al criterio de universalidad que se aplica en algunas disciplinas como el atletismo y la natación.

Por lo que se refiere a la natación, Bolivia recibirá dos invitaciones, una para una mujer y otra para un hombre. Estos cupos son para los mejores nadadores del momento del país y corresponderían a Karen Tórrez y Gabriel Castillo.

La sirena boliviana, que ya estuvo presente en Londres 2012 y Río 2016, tiene en la mira obtener las marcas en las pruebas de los 50 y 100 m libres, que son su especialidad.

Karen Torrez
Foto por 2016 Getty Images

En el caso de Gabriel Castillo aspira a competir en Tokio 2020 en los 100 m espalda. El deportista de 19 años salió del bachiller el año pasado y decidió no ingresar en la universidad este año para dedicarse exclusivamente a la natación.

En el atletismo, la invitación es sólo para el mejor atleta del país. En este caso, el cupo de momento podría ser para la marchista Ángela Castro. Otra opción factible es la del velocista Bruno Rojas, de 27 años, quien aspira a conseguir una plaza en la prueba de los 200 m. Rojas ya participó en Londres 2012 y ostenta los récords nacionales en los 100 y 200 m.

Bolivia busca también poder lograr la clasificación en disciplinas como el ciclismo de montaña, tiro deportivo, remo y skateboarding. Habrá que esperar a los próximos meses para comprobar si estas aspiraciones se convierten en realidad y ver si Bolivia, al fin, alcanza la gloria Olímpica.