Conoce a Ahmad Badreddin Wais, beneficiario de una Beca para Atletas Refugiados y cuatro veces mundialista.

El ciclista de ruta de origen sirio, que abandonó su país natal en 2014 y ahora vive en Suiza, ha participado en cuatro Mundiales de Ruta de la UCI y espera estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en 2021.

Por ZK Goh

Ahmad Badreddin Wais es un ciclista de ruta profesional, que ha participado en cuatro ocasiones en el Campeonato del Mundo y es beneficiario de una Beca para Atletas Refugiados del COI, cuyo objetivo es acudir a los Juegos Olímpicos como parte del Equipo Olímpico de Refugiados del COI.

Badreddin, nacido en 1991 en Alepo, Siria, empezó a practicar este deporte a los 14 años y se trasladó a la capital, Damasco, cuando se incorporó a la selección nacional.

Sin embargo, tras estallar la guerra en su país, tomó la decisión de abandonar Siria y escapar a Europa, llegando primero a Lausana, Suiza, donde tenía un amigo cuya familia vivía allí.

En su nuevo país de acogida, siguió entrenando como ciclista y terminó mudándose a Hindelbank, cerca de Berna. Desde que huyó de Siria en 2014, ha competido en cuatro Campeonatos Mundiales de Ruta de la UCI consecutivos, de 2017 a 2020, en la prueba de contrarreloj.

Y, el pasado mes de junio, Badreddin dirigió un entrenamiento en Olympic Channel como parte de las celebraciones del Día Olímpico.

Badreddin siempre fue un ciclista prometedor, y representó a Siria en el Campeonato del Mundo de Ruta de la UCI para Juniors de 2009, celebrado en Moscú, Rusia. Se convirtió en el primer ciclista sirio en participar en un Campeonato del Mundo como junior.

En Moscú, compitió en la prueba de contrarreloj, terminando en el puesto 61° en una carrera ganada por el ahora cuatro veces campeón nacional australiano Luke Durbridge. Badreddin continuó evolucionando como ciclista y lo hizo lo suficientemente bien como para terminar en el puesto 32º en la carrera en ruta del Campeonato Asiático de 2014.

Sin embargo, ese verano escapó a Suiza a través de Turquía. Su familia había huido a Turquía unos años antes, pero él se había quedado para entrenar.

En declaraciones realizadas el año pasado al New Indian Express, dijo: "Sabía que me tenía que ir".

"Fueron momentos muy, muy duros en mi vida".

Su traslado a Suiza le supuso tres años alejado de la competición, y no volvió al ciclismo hasta el Campeonato del Mundo de 2017 en Bergen, Noruega, donde ocupó el 60º puesto en la contrarreloj.

Badreddin ha seguido registrando resultados de contrarreloj cada vez más impresionantes, terminando 16º en los Juegos Mediterráneos de 2018 y noveno en el Campeonato Asiático de 2019.

También fue invitado a competir en los nacionales suizos de 2019, quedando en el 17º puesto.

Con sus continuos y buenos resultados, todavía tiene esperanzas de conseguir una plaza en los Juegos de Tokio 2020 en 2021.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí