¿Qué hace de España una potencia en vela Olímpica?

Comienza la competición de vela en Tokio 2020 el 25 de julio de 2021 y España participará en todas las clases en el deporte en el que los atletas de esta nación han ganado más medallas en los Juegos Olímpicos. ¿Cómo ha llegado España a la cima de la vela mundial?

Foto por 2016 Getty Images

La vela es el deporte en el que los atletas españoles han logrado más medallas en los Juegos Olímpicos, con 19 en total. De éstas, 13 han sido de oro.

Desde Montreal 1976, España ha ganado medallas en vela en todas las ediciones de los Juegos Olímpicos, excepto en Sídney 2000 y en Río 2016. Sin embargo, la primera presea española en vela llegó mucho antes, gracias al bronce de Santiago Amat en clase Dinghy en Los Ángeles 1932.

Para resarcirse de la sequía en Río 2016, España está más preparada que nunca para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: va a tomar la salida en las regatas de todas las clases Olímpicas.

Las razones del éxito

Que esta nación sea una potencia en la vela Olímpica es algo que se lleva gestando años.

Pero, ¿cómo y por qué ha llegado a este lugar privilegiado en este deporte?

"La vela en España tiene éxito, primero, porque somos un país de costa. España tiene unas condiciones muy buenas para poder practicar este tipo de deporte. Y además, lógicamente, ha habido muchísimos clubes náuticos que han apostado por promocionar la vela", explicó Santiago López-Vázquez, director de preparación Olímpica de la Federación Española de Vela, en una entrevista el pasado mes de mayo para Tokio 2020.

"Eso a lo largo de los años ha ido generando una serie de generaciones que ya desde el principio han ido obteniendo buenos resultados. Gracias a las buenas políticas y a los recursos, ha habido deportistas que, con su talento y su trabajo, han sido capaces de obtener grandes resultados para España", continuó.

Las medallas de las embarcaciones de España en vela Olímpica

Estos grandes resultados que destaca López-Vázquez son, entre otros, las 19 medallas Olímpicas de las embarcaciones de España.

Los Ángeles 1932

Bronce - Santiago Amat - Clase Dinghy

Montreal 1976

Plata - Antonio Gorostegui y Pedro Millet - 470 masculino

Moscú 1980

Oro - Alejandro Abascal y Miguel Noguer - Flying Dutch

Los Ángeles 1984

Oro - José Luis Doreste y Roberto Molina - 470 masculino

Seúl 1988

Oro - José Luis Doreste - Finn

Barcelona 1992

Oro - José María van der Ploeg - Finn

Oro - José Luis Doreste y Domingo Manrique - Flying Dutch

Oro - Francisco Sánchez Luna y Jordi Calafat - 470 masculino

Oro - Theresa Zabell y Patricia Guerra - 470 femenino

Plata - Natalia Vía-Dufresne - Europe

Atlanta 1996

Oro - Fernando León y José Luis Ballester - Tornado

Oro - Theresa Zabell y Begoña Vía-Dufresne - 470 femenino

Atenas 2004

Oro - Iker Martínez y Xabier Fernández - 49er

Plata - Natalia Vía-Dufresne y Sandra Azón - 470 femenino

Plata - Rafael Trujillo - Finn

Pekín 2008

Oro - Fernando Echávarri y Antón Paz - Tornado

Plata - Iker Martínez y Xabier Fernández - 49er

Londres 2012

Oro - Marina Alabau - RS:X

Oro - Támara Echegoyen, Sofía Toro y Ángela Pumariega - Elliot

Doreste y Roberto Molina
Foto por GettyImages

Los grandes hitos

Sin embargo, entre tantos éxitos de España en la vela Olímpica, Santiago López-Vázquez destaca dos grandes hitos que marcaron un antes y un después en este deporte.

"El primero fue Moscú 1980, cuando se consiguió la primera medalla de oro de los Juegos, que fue para Alejandro Abascal y Miguel Noguer. Esta medalla puso la vela en un escenario público. Antes era un deporte completamente desconocido o muy desconocido", citó López-Vázquez.

"El segundo, Barcelona 1992. Fue el gran salto para todos los deportes en España, y la vela fue un deporte muy destacado. Creo que estos Juegos fueron muy importantes para profesionalizar más el deporte", prosiguió el preparador Olímpico de España, que, además, fue precisamente Olímpico en Sídney 2000, donde acabó en la cuarta posición en la clase 49er.

Los Juegos Olímpicos, el escaparate de la vela

Como indica López-Vázquez, los Juegos Olímpicos han sido históricamente el gran impulsor en el desarrollo de este deporte en España.

"Los Juegos Olímpicos son una oportunidad para ver deporte, un escaparate. La gente nos puede ver y hacer un seguimiento de la bandera de España con varios representes españoles que estén defendiendo los colores. Es una oportunidad de que aparezcamos en los medios", dijo.

Pero no es él el único que pone a los Juegos en un lugar destacado para este deporte.

Támara Echegoyen y Paula Barceló, actuales campeonas del mundo en la clase 49erFX, también entienden esa importancia de los Juegos.

"Al final cuando nos dan un poco de visibilidad es más fácil que la gente se enganche, porque es más fácil que la gente conozca", reiteró Echegoyen, ganadora de un oro Olímpico en Londres 2012 en la clase Elliot, junto a Sofía Toro y Ángela Pumariega.

Aunque al mismo tiempo, asumen que la vela es un deporte complicado de entender y que eso puede ocasionar que haya espectadores más reacios a seguirla.

"Todos somos conscientes de que la vela es un poco complicada de entender. En 15 días que duran unos Juegos Olímpicos no puedes explicar a la gente lo que es la vela".

Sin embargo, Echegoyen apunta una solución incluso más atractiva: "Todo evoluciona y en España cada vez hay más gente que navega. No todos tienen que ser profesionales, pero es verdad que la vela está abriéndose un poco las puertas y está siendo un poco más asequible para que todo el mundo pueda disfrutar de ella. No tiene por qué ser profesional, es solo el mero hecho de disfrutar y de saber llevar un barco. Yo creo que que es un gran valor para las personas, pero sí que es verdad que al final la visibilidad ayuda a que la gente pueda conocerlo".

Aspiraciones de la vela española para Tokio 2020

Precisamente Echegoyen y Barceló son dos aspirantes a subir al podio en Enoshima. Dos entre otros tantos.

El ESP Sailing Team está compuesto por Ángel Granda (RS:X), Blanca Manchón (RS:X F), Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez (470 M), Silvia Mas y Patricia Cantero (470 F), Támara Echegoyen y Paula Barceló (49er FX), Diego Botín y Iago López-Marra (49er), Tara Pacheco y Florian Trittel (Nacra 17), Joan Cardona (Finn), Cristina Pujol (Laser Radial) y Joel Rodríguez (Laser).

De esta manera, la hegemonía de España en vela puede continuar su camino en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

"Nosotros estamos soñando con volver con medallas, y para eso hay que llevar un equipo preparado y con posibilidades. Actualmente estamos clasificados en ocho modalidades de las diez y, de esas ocho modalidades, entendemos que vamos a poder luchar por conseguir alguna medalla con cinco. Pero no se regala nada", reconocía en mayo Santiago López-Vázquez.

Aun así, es prudente: "Tenemos un equipo muy potente, vamos a llegar con muchas posibilidades, pero esto no son matemáticas ni mucho menos. En este deporte dependemos de otros factores, como el viento, que a veces no podemos controlar, pero somos optimistas de que vamos a volver con un algún metal".

Es cierto. El viento no se puede controlar. Ni las olas. Ni la lluvia. Ni cómo se levantará Enoshima ese día. Pero desde 1932 España tiene algo que le ha hecho navegar por las medallas... y ese algo no va a perderlo en Tokio 2020.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí