La tradición de la ceremonia de entrega de la bandera olímpica

La entrega de la bandera olímpica se ha convertido en una parte legendaria de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos. 

Por Will Imbo
Foto por 2021 Getty Images

El 8 de agosto, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 llegaron oficialmente a su fin con la extinción de la llama olímpica en la ceremonia de clausura, que contó con varios elementos icónicos, como la entrega de la bandera olímpica a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Pero, ¿cuál es el significado de la entrega? ¿Cuándo comienzó y cuáles son los pasos que hay que seguir?

Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre la ceremonia de entrega de la bandera olímpica.

GettyImages-1333014584
Foto por 2021 Getty Images

¿Qué es la ceremonia de entrega de la bandera olímpica?

La entrega de la bandera olímpica es un momento simbólico de la ceremonia de clausura en el que una ciudad (la más reciente, París), se convierte oficialmente en la próxima sede de los Juegos Olímpicos.

El segmento de entrega de la ceremonia de clausura tiene lugar después de que se iza la bandera griega a la izquierda de la bandera olímpica y se interpreta el himno nacional griego para significar el vínculo entre los Juegos de la Antigüedad que se celebraban en Olimpia (Grecia) y los de la era moderna.

En ese momento, se baja la bandera olímpica y se saca del estadio mientras suena el himno olímpico y los alcaldes de la ciudad anfitriona actual y de la próxima se unen al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, en el escenario (como vimos en la ceremonia de clausura de Tokio 2020, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, se unieron al Presidente Bach).

El alcalde de la ciudad anfitriona entrega una bandera olímpica especial al presidente del COI, que a su vez la entrega al alcalde de la ciudad que acogerá los próximos Juegos Olímpicos, y luego el alcalde receptor ondea la bandera ocho veces. Esta bandera única, que es diferente de la que ondea durante los propios Juegos, suele exhibirse en el ayuntamiento de la ciudad anfitriona durante los cuatro años siguientes, en la preparación de los Juegos Olímpicos que vendrán.

A continuación, la bandera del próximo país anfitrión se iza a la derecha de la bandera del país anfitrión actual mientras suena su himno.

Historia de la entrega de la bandera olímpica

La ceremonia de entrega de la bandera se conoce a veces como la ceremonia de Amberes, ya que la tradición comenzó en los Juegos Olímpicos de 1920, cuando la ciudad de Amberes (Bélgica) presentó al COI la primera bandera olímpica de la historia. Al final de los Juegos, se confeccionó una nueva bandera para los Juegos Olímpicos de París 1924, pero siguió llamándose "bandera de Amberes".

La bandera de Amberes se utilizó durante la ceremonia de entrega hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984; la ciudad de Seúl (Corea del Sur) presentó una nueva bandera al COI en los Juegos Olímpicos de 1988, que posteriormente se conoció como la "bandera de Seúl" y se utilizó hasta el final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al término de los Juegos Olímpicos de Río 2016, se presentó al COI una nueva bandera en sustitución de la de Seúl; se trata de la última versión de la bandera olímpica que se utiliza actualmente durante la ceremonia de entrega.

La primera entrega de una bandera olímpica de invierno tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1952 en Oslo, Noruega. La "bandera de Oslo", como llegó a conocerse, se utilizó por última vez en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. La ciudad de PyeongChang presentó un sustituto de la bandera de Oslo (la actual bandera en uso) en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.