Ivet Goranova, de Bulgaria, primera campeona Olímpica en kumite femenino

Goranova, campeona de Europa en 2019, superó a la ucraniana Anzhelika Terliuga, número uno del mundo. Bronces para Bettina Plank (Austria) y WEN Tzuyun (China Taipéi)

Foto por 2021 Getty Images

La karateca búlgara Ivet Goranova derrotó en la final a la ucraniana Anzhelika Terliuga, número uno del mundo, para ganar el oro en la categoría de -55 kg de kumite femenino (5-1).

Las dos karatecas intercambiaron yucos en un primer minuto de combate muy igualado del que Goranova salió con ventaja por 2-1. Pero ese yuko sería el único punto que Terliuga sumaría en la final. La karateca búlgara amplió su ventaja con un waza-ari que a la postre sería la sentencia.

Se repitió pues el desenlace de los Juegos Europeos de 2019, donde Goranova también superó a Terliuga, vigente campeona europa. La búlgara suma esos metales al bronce del Mundial de 2018 y el bronce en el Europeo de 2019.

El karate ha debutado como deporte Olímpico en Tokio 2020 y, tras los primeros oros de Sandra Sánchez (kata femenina) y Steven da Costa (kumite masculino -67 kg), Goranova se convierte en la primera campeona Olímpica en kumite femenino.

Los bronces fueron para la austriaca Bettina Plank y WEN Tzuyun, de China Taipei. Ambas repiten el resultado del Mundial de 2018, donde también finalizaron en tercera posición, aunque en el caso de Plank en la categoría de -50 kg.

MÁS: Así ha sido la competición Olímpica de kumite femenino -55 kg