¡El premio a una generación! España consigue su cuarto bronce Olímpico

Los Hispanos suben al podio en Tokio 2020 tras superar por 31-33 a Egipto, con un último gol que pasará a la historia: el último de Raúl Entrerríos como profesional, que personifica el trabajo de toda una generación

Foto por 2021 Getty Images

El regreso de los Hispanos a unos Juegos Olímpicos -faltaron en Río 2016- se une con una despedida, la de jugadores como Raúl Entrerríos, capitán de España. Y esta vuelta-despedida se ha completado de la mejor manera: con una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la cuarta en la historia de la selección masculina de balonmano en los Juegos Olímpicos.

España lo ha logrado gracias a una agónica victoria por 31-33 ante Egipto en el partido por el bronce.

Toda una generación tenía las esperanzas puestas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esta está comandada por su capitán, Raúl Entrerríos, pero también por jugadores como Viran Morros -ausente en la pista desde su lesión en la fase de grupos-, Gedeón Guardiola, Antonio García o Dani Sarmiento.

Para algunos de ellos significa la retirada, para otros 'simplemente' sus últimos Juegos Olímpicos. Después de que España no pudiera clasificar a Río 2016 por un solo gol, la vigente doble campeona europea buscaba curar sus heridas en Tokio 2020 y poner el broche de oro a una de las mejores generaciones de jugadores que han defendido la camiseta de España.

Y lo han hecho.

España ha conseguido el bronce Olímpico.

LEER MÁS: España, experta en bronces Olímpicos.

MÁS: Todas las estadísticas del Egipto-España.

Un partido agónico

Sin embargo, esta victoria no ha sido para nada sencilla para España.

El conjunto dirigido por Jordi Ribera, ha tenido que trabajar como merece ocupar un lugar en el podio Olímpico.

Sobre el papel, las estadísticas de España parecen suficientes: cinco goles de Alex Dujshebaev, seis de Antonio García y dos de Aleix Gómez, los máximos goleadores del partido; la portería, bien protegida -como también es habitual- por Gonzalo Pérez de Vargas; y un trabajo en defensa, que seguía extrañando a Viran Morros, comandado por Gedeón Guardiola.

En fin: un trabajo completo.

Sin embargo, el de Egipto no se ha quedado atrás. Ahmed Elahmar, quien se convirtió en cuartos de final en el noveno jugador de la historia en marcar al menos 100 goles en los Juegos Olímpicos -en un selecto grupo donde le acompañan Mikkel Hansen o Nikola Karabatic-, ha vuelto a ser el máximo goleador de su equipo, con 7 tantos.

Los números de unos y de otros ha derivado en que se llegara al minuto 24 con un emapte a 28 goles.

Aunque España ha tomado la delantera durante los siguientes minutos (28-30), justo en ese momento Gedeón Guardiola ha recibido la tarjeta roja tras su tercera exclusión. Eso significaba que España perdía a su especialista en defensa para el cierre del partido.

Los 2 minutos con uno menos en la pista, España los ha resuelto a base de portería y defensa, comandada por Eduardo Gurbindo ante la ausencia de Guardiola.

A falta de 30 segundos para que se confirmarmara el ganador del bronce, el marcador marcaba un 31-32. La posesión era para España, pero un mínimo error podía llevar a la prórroga.

Y ese error no ha existido porque, una vez más, ahí estaba él: Raúl Entrerríos. El capitán hasta el final.

Entrerríos, el líder de una generación

Este último gol ha sido la materialización perfecta del trabajo de una generación.

Entrerríos es el único jugador de la actual selección de España que 'sobrevive' del combinado que logró el último bronce Olímpico en Pekín 2008.

Es la personificación de los Hispanos: en la pista y fuera de ella.

Y alguien que atrasó un año su retirada para cerrar su carrera profesional en el mayor escenario deportivo: los Juegos Olímpicos.

Por eso el tanto de hoy tenía más significado que nunca. Porque significaba que Raúl Entrerríos era el autor de poner el final de una generación en el lugar que le correspondía: el podio del Olimpo.

LEER MÁS: La cuenta pendiente del capitán antes de su adiós.

Egipto, un rival con toque español

La buena imagen de Egipto en los Juegos Olímpicos tiene un nombre propio: Roberto García Parrondo.

El técnico español lleva al frente de esta selección desde hace más de un año, y, en este tiempo, consiguió ganar el Campeonato Africano de 2020, lo que le dio la plaza directa a Egipto para los Juegos. García Parrondo logró esto cuando solo llevaba tres años como entrenador.

LEER MÁS: Entrenadores españoles por el mundo.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí