Allez Les Bleus!: Francia cambia la historia al ganar el oro en balonmano

En la reedición de la final de Río 2016 se ha dado otro desenlace: la selección francesa de balonmano, con Nikola Karabatic, se ha impuesto a la de Dinamarca, con Mikkel Hansen, para recuperar su trono Olímpico

Foto por 2021 Getty Images

Después del bronce de la selección española de balonmano, llegaba el turno de que se resolviera quién iba a ganar el oro en la reedición de la final de Río 2016, pero esta vez en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: Francia o Dinamarca. Hace cinco años, Dinamarca hizo historia al conseguir su primer oro Olímpico... pero esta vez Les Bleus han recuperado su trono en los Juegos.

En otro agónico final de partido -porque el duelo por el bronce entre España y Egipto también se ha resuelto en los últimos compases-, Francia ha conseguido lograr su tercer oro en los Juegos Olímpicos. El de Tokio 2020 se suma a los de Londres 2012 y Pekín 2008; además de la plata en Río y el bronce logrado en Barcelona 1992.

En esta ocasión, la Francia de Nikola Karabatic se ha impuesto a la Dinamarca de Mikkel Hansen en la final de balonmano masculino, en el día 15 de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por 25-23. Con esta hazaña, Karabatic es uno de los miembros del equipo en conseguir cuatro medallas Olímpicas, tres de ellas de oro, junto con dos compañeros: Luc Abalo y Mickael Guigou. Hasta el momento, solo un jugador lo había conseguido: el guardameta Andrey Lavrov (URSS: 4 preseas, 3 oros).

MÁS: Todos los detalles de la final masculina de balonmano.

LEER MÁS: La selección francesa de balonmano: las eras de Richardson y de Karabatic.

El precio del oro

El ajustado marcador final ejemplifica perfectamente lo visto en la pista: una lucha entre dos de los equipos más potentes en el panorama internacional del balonmano.

Dinamarca llegaba al duelo como vigente campeona mundial y Olímpica y dispuesta a imponer su ley. Sin embargo, Francia se ha llevado el partido a su terreno.

La última gran ventaja de Francia se ha conseguido a falta de 19 minutos para el final. Les Bleus marcaban el 21-16, cinco tantos arriba, en el minuto 41, sin saber que iba a ser su última gran superioridad.

En ese momento, Niklas Landin y Mikkel Hansen se han echado el equipo a la espalda. El guardameta ha demostrado por qué es considerado como uno de los mejores porteros del mundo: en la final ha logrado 14 paradas, rozando el 40% de efectividad bajo palos. El primera línea, por su parte, también ha sido el mejor en lo suyo: ha sido el máximo goleador del partido, con nueve tantos.

Tanto ha mejorado Dinamarca que ha estado a punto de igualar la contienda (22-21, m.48; y 24-23, m.58).

A dos minutos del final, cualquiera podría haberse quedado con el oro. Y ahí se han acumulado una serie de aciertos defensivos... pero para ambos: un robo de balón de Mads Mensah a Nikola Karabatic; y otro de Ludovic Fabregas a Mathias Gidsel. Pero en esta vez Fabregas ha conseguido llevar a la gloria a su equipo con un gol a falta de seis segundos que ha sentenciado a Dinamarca.

Francia ha vuelto al trono que le arrebató la selección danesa hace cinco años. Tokio 2020 ha sido el momento indicado para volver.

Por si prefería otro final, recuerde lo sucedido en 2016:

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí