TSUCHIDA Wakako expande sus posibilidades

TSUCHIDA Wakako, de Japón, compite en el maratón T54 en el Campeonato de Atletismo del IPC, en Nueva Zelanda, en 2019. (Imagen por Hannah Peters/Getty Images)
TSUCHIDA Wakako, de Japón, compite en el maratón T54 en el Campeonato de Atletismo del IPC, en Nueva Zelanda, en 2019. (Imagen por Hannah Peters/Getty Images)

La atleta Paralímpica de Juegos de Verano e Invierno irá a Tokio 2020 en su tercer deporte para competir en sus octavos Juegos Paralímpicos

Decidida a completar otro maratón

“En verdad, quisiera regresar al maratón, entonces he decidido tomar el desafío de participar en ambos: triatlón y atletismo”.

Esas fueron las palabras de TSUCHIDA Wakako, quien ha participado en siete Juegos Paralímpicos -cinco de Verano y dos de Invierno- convirtiéndose en la primera atleta japonesa en ganar la medalla de oro en los Juegos de Verano y los de Invierno.

Con brillo en los ojos, reveló su desafío.

Después de los Juegos Paralímpicos de Río 2016, Tsuchida desarrolló asma inducido por el ejercicio y decidió cambiarse al triatlón para mejorar su estado de salud. En apenas un año, Tsuchida clasificó al Mundial de Para Triatlón de 2018, quedando entre las mejores del mundo y ganando la medalla de plata. Su salud mejoró significativamente, a tiempo para sus entrenamientos de natación.

“No tenía mucha experiencia nadando, por lo que, al comienzo, tenía miedo y fue difícil. Seguí entrenando en el mar. La natación es muy buena para mantener el cuerpo saludable, y ya no padecía de asma. Pude volver a competir en atletismo”, dice la atleta de 46 años.

El primer desafío de Tsuchida en maratón fue en los Juegos Paralímpicos de Sídney 2000, donde ganó la medalla de bronce. Ganó la medalla de plata en Atenas 2004, pero se retiró del maratón de Pekín 2008 debido a un accidente en la prueba de 5.000 m.

En los Juegos de Londres 2012, Tsuchida sufrió una caída durante la carrera y no logró subir al podio. En Río 2016, se enfocó en el maratón, pero terminó cuarta, a solo un segundo de la medallista de oro Lihong Zou.

Tsuchida siente que tiene asuntos pendientes, y está decidida a hacer su regreso en el maratón.

“Espero participar en el triatlón y el maratón en los Juegos de Tokio 2020. Voy a entrenar duro para asegurar una plaza en esas pruebas, y dejar mi huella en los Juegos Paralímpicos”, sostiene Tsuchida.

(c) Satoshi TAKASAKI/JTU

De deportes de invierno a deportes de verano - La transición

La primera experiencia de Tsuchida en los Juegos Paralímpicos fue con un deporte de invierno.

Tras un accidente de tránsito cuando cursaba la secundaria, Tsuchida comenzó a usar silla de ruedas. Poco después, se inició en las carreras de trineos sobre hielo (una competición de patinaje de velocidad para atletas con discapacidad en sus miembros inferiores), y decidió ir a los Juegos Paralímpicos. Apenas tres meses después de haber comenzado en el deporte, a los 19 años, Tsuchida participó en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Lillehammer 1994.

En los Juegos de Nagano 1998, Tsuchida ganó el oro en los 1.000 m y 1.500 m, y plata en los 100 m y 500 m.

“Estaba extremadamente conmovida por poder experimentar de primera mano el entusiasmo de los Juegos en mi propio país. Tengo recuerdos especiales de Nagano porque me sentí tan orgullosa de, como atleta, ganar una medalla de oro”.

Sin embargo, las carreras de trineo en hielo fueron removidas del programa Paralímpico después de los Juegos de Nagano, por lo que Tsuchida decidió cambiarse al atletismo.

Sin importar que el deporte sea de invierno o de verano, Tsuchida ha demostrado ser una atleta excepcional.

En sus primeros Juegos de Verano en Sídney 2000, ganó el bronce en el maratón T54. En Atenas 2004, ganó el oro en los 5.000 m, y la plata en el maratón. Tsuchida participó en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, acudiendo a cinco Juegos Paralímpicos de Verano de manera consecutiva.

TSUCHIDA Wakako, de Japón, tras ganar los 5.000 m T54 en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004.
TSUCHIDA Wakako, de Japón, tras ganar los 5.000 m T54 en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004.
(Imagen por Phil Cole/Getty Images). 2004 Getty Images

Lo que le motiva

La carrera como Para atleta de Tsuchida ha abarcado tres décadas y, en ese tiempo, ha asistido a siete Juegos Paralímpicos ganando siete medallas, tres de ellas doradas. En Tokio 2020, tiene la mira puesta en el oro, pero en otro deporte: el triatlón, su tercera disciplina después del trineo de velocidad y el atletismo.

¿Qué le motiva a seguir?

“Tengo la voluntad para expandir mis posibilidades”, responde.

“Había momentos en los que pensaba que debía retirarme de la competencia. Pero, mientras haya una meta que alcanzar y, si todavía siento que tengo posibilidades, creo que debo seguir. Mi curiosidad y mi espíritu desafiante, más la gente que me apoya, me hacen continuar”.

(c)Satoshi TAKASAKI/JTU

Tsuchida ha superado muchos obstáculos.

En Pekín 2008, estuvo involucrada en un accidente durante su carrera, y sufrió serias lesiones que la llevaron a pasar dos meses en el hospital. Pero, incluso ante la posibilidad de terminar su carrera de atleta, Tsuchida lo tomó como un desafío y solo miró hacia el futuro.

“Pase lo que pase, sea cual sea el resultado, la experiencia va a ayudarme a crecer como persona”.

“Solo unos pocos atletas pueden ganar medallas en los Juegos Paralímpicos, pero es el proceso lo que cuenta, el proceso que cada atleta debe llevar para subirse a ese podio”.

Tsuchida está tan motivada como siempre a continuar su camino.

También hay lecciones que ha aprendido a través de los Juegos. Una de ellas es: "No te esfuerces demasiado". Y es algo que Tsuchida se ha dicho a sí misma desde los Juegos de Londres 2012.

“Hubo un tiempo en que me esforzaba demasiado y sentía como que mis esfuerzos no daban frutos. Me di cuenta que ser mi yo habitual es la clave para desempeñarme de la mejor manera. Aunque no es fácil, porque los atletas tienden a esforzarse al extremo”.

TSUCHIDA Wakako, de Japón, compite en el Maratón de Londres de 2016. (Imagen por Dan Mullan/Getty Images)
TSUCHIDA Wakako, de Japón, compite en el Maratón de Londres de 2016. (Imagen por Dan Mullan/Getty Images)
2016 Getty Images

Contribuir al atractivo y el éxito de los Juegos Paralímpicos

Queda menos de medio año para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que podrían ser los octavos de Tsuchida, si es seleccionada. Ella entrena cada día para mejorar sus marcas y asegurar un boleto a los Juegos que serán en su país.

“Los Juegos Paralímpicos son el evento más valioso del mundo, donde los atletas demuestran sus infinitas posibilidades. Es una oportunidad donde las personas con discapacidad pueden crear un desafío, y la experiencia de participar te ayudará a crecer como persona”, sostiene Tsuchida.

Es por eso que ella quiere ser una “atleta que pueda demostrar el atractivo de los Juegos Paralímpicos”.

Desea ser un ejemplo para los jóvenes atletas que aspiran a los Juegos Paralímpicos y una fuente de esperanza y ánimo para los niños con discapacidad.

“Mi perspectiva del mundo se expandió porque encontré un deporte con el que expresarme y aspirar a los Juegos Paralímpicos. Si crees en ti mismo y tomas un desafío a nivel mundial, estás dando el primer paso a explorar tus posibilidades. A partir de allí, sentirás un efecto en cadena. Es importante aceptar el desafío”.

Tsuchida enfrenta un nuevo reto de cara a los Juegos de Tokio 2020, ya que espera competir en dos deportes.

“Espero que mi desempeño anime hacia el futuro a la mayor cantidad de personas posible”.

Tsuchida promete cumplir una nueva meta en los Juegos como un gesto de agradecimiento a todas las personas que la han apoyado.

TSUCHIDA Wakako, de Japón, reacciona tras quedar segunda en el Maratón de Boston de 2012.
TSUCHIDA Wakako, de Japón, reacciona tras quedar segunda en el Maratón de Boston de 2012.
(Imagen por Jim Rogash/Getty Images)/2012 Getty Images