Juan Miguel Echevarría, ¿el próximo Mike Powell?

Juan Miguel Echevarría, de Cuba, celebra su victoria en salto de longitud en el Mundial de pista cubierta de Birmingham 2018.  (Imagen por Michael Steele/Getty Images for IAAF)
Juan Miguel Echevarría, de Cuba, celebra su victoria en salto de longitud en el Mundial de pista cubierta de Birmingham 2018. (Imagen por Michael Steele/Getty Images for IAAF)

El atleta cubano será una de las grandes sensaciones en Tokio 2020 y apunta a superar el récord del mundo en salto de longitud, vigente desde hace tres décadas. ¿Lo conseguirá en la final de salto de longitud?

El atleta cubano Juan Miguel Echevarría será uno de los atletas a seguir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y lo tiene que hacer ya.

Compite en la final de salto de longitud (o salto largo) que se disputa el día 2 de agosto de 2021 a partir de las 10:20am en Japón; es decir, el 1 de agosto a las 21:20h en Cuba.

Especialista en salto de longitud (o salto largo) y con solo 22 años, ya cuenta con una vitrina por la que muchos trabajan toda su vida. Fue campeón del mundo en pista cubierta en 2018 -en el que fue su debut en un Mundial absoluto-, logró el bronce en el Mundial de Doha de 2019 y, el mismo año, el oro en los Panamericanos de Lima. Además, ha sido el vencedor en cuatro pruebas de la Diamond League.

En definitiva, Juan Miguel Echevarría será sin dudas uno de los grandes contendientes por el podio en esta final, a la que ha accedido como uno de los grandes favoritos. Ha llegado a Tokio como segundo en el ranking mundial, según la clasificación de World Athletics .

Un récord del mundo a batir

Tanta expectación se ha creado en torno a Echevarría en los últimos años que muchos ya han vaticinado que logrará superar el récord mundial de salto de longitud de Mike Powell, que lleva vigente desde 1991 con una marca de 8.95 metros. Un récord, por cierto, que logró la leyenda estadounidense del atletismo en el Estadio de Tokio.

Tres décadas después, el joven Echevarría tiene en sus piernas la capacidad de -al menos- soñar con superar a Powell. "Lograr esta marca [batir el récord del mundo] es un gran trabajo, pero no lo veo imposible", dijo en 2019 para World Athletics.

En estos momentos, su mejor marca personal es de 8.68 metros, y es la 11ª mejor marca en salto de longitud de todos los tiempos.

Sin embargo, en Estocolmo y también en 2018 realizó un salto de 8.83 metros, algo que nadie había conseguido desde 1995 en ninguna condición, aunque si bien es cierto fue invalidado por viento a favor de más de 2 metros por segundo.

Incluso llegó a superar esta marca -aunque también invalidada debido al viento- con un asombroso vuelo de 8.92 metros en marzo de 2019 en La Habana, durante la disputa de la Copa de Cuba.

Pero para superar el récord de Powell, Echevarría primero tendrá que batir la mejor marca cubana de toda la historia; la lograda por otra leyenda, Iván Pedroso (8,71), en 1995.