El último baile de Gonzalo Carou y Sebastián Simonet

Gonzalo Carou, de Argentina, mientras suena el himno de su país durante un partido de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Imagen por Dean Mouhtaropoulos/Getty Images)
Gonzalo Carou, de Argentina, mientras suena el himno de su país durante un partido de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Imagen por Dean Mouhtaropoulos/Getty Images)

La selección argentina de balonmano disputó su último partido en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ante España, y grandes jugadores se despiden así de los Juegos... por el momento. Otros, como Gonzalo Carou y Sebas Simonet, definitivamente

Que la selección argentina de balonmano está evolucionando año a año es un hecho. Que tiene calidad en sus filas, otro. Pero el grupo A de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no era una empresa fácil que afrontar, con rivales como Francia -ha subido al podio en los tres últimos Juegos-, o España, doble campeona de Europa vigente.

Y Argentina ha dado la cara. Pero no ha sido suficiente y se despide de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 después de la fase de grupos, tras una última derrota ante España por 36-27. Sin poder acceder a los cuartos de final, el torneo Olímpico pierde a grandes estrellas del balonmano internacional, como Diego Simonet o Ignacio Pizarro, los máximos goleadores de la selección, con 19 tantos cada uno en la fase de grupos; o Pablo Simonet, el jugador de todo el torneo que más asistencias ha dado en lo que va de Juegos (20; que se suman a sus 11 goles).

Sin embargo, dos de sus grandes referentes en los últimos tiempos, Gonzalo Carou y Sebastián Simonet, no solo se despiden de esta edición de los Juegos. También de las pistas, al menos como miembros de los Gladiadores. Su adiós ha sido en el mayor escenario deportivo. Se van por la puerta grande, después de sumar entre los dos seis Juegos Olímpicos, 18 Mundiales y 465 partidos.

Gonzalo Carou: el hombre de todos los récords

Después de 21 años en la selección argentina de handball, Gonzalo Carou se despide del combinado con unos números díficiles de igualar: es el jugador con más Mundiales disputados a nivel global (11, todos de manera consecutiva, de los 13 en los que Argentina ha tomado parte; el primero, en 2001), ha estado presente en los tres Juegos Olímpicos que Argentina ha jugado, y es el jugador argentino con más partidos internacionales disputados (270).

Básicamente no se entienden los Gladiadores sin Gonzalo Carou.

Y puede que Carou, de 41 años, tenga también que reentender la vida sin los Gladiadores. Antes de disputar su último partido contra España -precisamente donde ha labrado la mayor parte de su carrera deportiva a nivel de clubes-, escribió en sus redes sociales: "El día que nunca quise que llegue llegó: mañana voy a escuchar el himno por última vez como jugador".

"Fue un camino con muchas alegrías y con golpes duros, pero que lo volvería a elegir una y mil veces, porque amo jugar para Argentina, porque a pesar del dolor, los viajes, el cansancio, no ver a mi familia... amo jugar con estos pibes. Por eso le digo gracias todos los que fueron y son compañeros, por hacerme sentir tan bien dentro y fuera de la cancha, por haber batallado conmigo durante tantos años. Y, sobre todo, gracias a mi familia por bancarme siempre", prosiguió.

Enfrentarse contra España en su último partido con la selección argentina fue especial para él, ya que ha desarrollado la mayor parte de su carrera a nivel de club en este país. "Por suerte, toca contra un rival muy especial para mí por todo lo que representa en mi carrera y lleno de caras conocidas".

LEER MÁS: Gonzalo Carou, el incombustible constructor de sueños.

Sebastián Simonet: se va, pero deja el testigo

Sebastián Simonet es otro de los grandes nombres que han visto crecer al balonmano argentino. Ha jugado para los Gladiadores durante 17 años, para hacer un total de 195 partidos.

En ellos, ha materializado 412 goles (siete de ellos en Tokio 2020), que hacen de él el cuarto máximo goleador de Argentina en la historia.

Simonet retrasó su retirada por un año para poder poner fin a su carrera en los Juegos Olímpicos, y participar en ellos por primera vez con sus dos hermanos: Diego y Pablo.

"La decisión fue rápida, pero fue dura de tomar. Pero creo que cuando llegas a unos Juegos Olímpicos, vale todo la pena", decía Sebastián Simonet en una entrevista para Tokio 2020. "Yo lo imaginé muchas veces [estar en los Juegos junto a Diego y Pablo]. Para mí es la retirada ideal poder estar en mi último torneo, y que sean los Juegos Olímpicos, y con mis hermanos al lado. Me da mucha ilusión", reconocía entonces.

Simonet consiguió la retirada perfecta.

Y ahora parece que tampoco se va a alejar del balonmano.

"No me imagino por fuera del handball, no tengo claro cómo voy a ayudar, pero de alguna forma lo haré porque creo que todos los jugadores con experiencia, como es Gonzalo o yo, debemos devolver todo lo que nos dio el handbal", ha dicho tras su retirada Simonet para la Confederación Argentina de Handball.

LEER MÁS: Sebas, Diego y Pablo Simonet: tres hermanos y un mismo sueño.

Los hermanos Simonet cara a cara

Antes de disputar los que podrían ser sus primeros Juegos Olímpicos juntos, Sebastián, Pablo y Diego Simonet se han 'enfrentado' en este cara a cara entre hermanos. ¿Quién ha sido el más consentido? ¿Quién hacía más travesuras?... Las respuestas a esto, y más, en este vídeo.