Baloncesto masculino: España-Estados Unidos, historia de una rivalidad

Juan Carlos Navarro y Kevin Durant, en la final Olímpica de baloncesto de Londres 2012 entre España y Estados Unidos. (Imagen por Harry How/Getty Images)
Juan Carlos Navarro y Kevin Durant, en la final Olímpica de baloncesto de Londres 2012 entre España y Estados Unidos. (Imagen por Harry How/Getty Images)

Las selecciones masculinas de baloncesto de España y Estados Unidos se han enfrentado en 12 ocasiones en los Juegos, incluidas tres finales Olímpicas en 1984, 2008 y 2012. Antes del duelo de cuartos de final en Tokio 2020, repasamos los duelos que han marcado esta rivalidad

Según los libros de historia, el primer duelo Olímpico entre las selecciones masculinas de baloncesto de España y Estados Unidos fue en Berlín 1936. Sin embargo, aquel partido nunca llegó a disputarse porque solo un par de semanas antes había estallado la Guerra Civil en España. Estados Unidos ganó por incomparecencia (2-0).

El primer partido real entre las dos selecciones tendría que esperar hasta 1960. Fue de carácter amistoso, aunque con un trasfondo Olímpico: según la Federación Española, los beneficios de aquel encuentro en Lugano, Italia (que ganaron los norteamericanos por 59-91), permitieron a la selección española costear su participación en Roma 1960.

Aquella selección de Estados Unidos, con Oscar Robertson, Jerry West (el logo de la NBA) o Jerry Lucas, sería una de las mejores de la historia Olímpica hasta la introducción de los jugadores profesionales y el Dream Team de Barcelona 1992.

En la historia Olímpica, España y Estados Unidos se han enfrentado en 11 ocasiones. 12 si se cuenta aquel primer duelo que no pudo celebrarse en 1936. Y todas se han saldado con victoria para los norteamericanos. Desde México 1968 (46-81 en la fase de grupos) hasta Río 2016 (76-82 en semifinales), incluyendo tres finales.

Antes del duelo de cuartos de final en Tokio 2020, este martes a las 13:40 hora local (6:40, hora española), repasamos los partidos que han marcado la rivalidad Olímpica entre España y Estados Unidos.

Los Ángeles 1984: el primer oro Olímpico de Michael Jordan

Una de las frases más célebres del baloncesto español la firmó el periodista Martín Tello en el diario As después de que España ganara por primera vez a Estados Unidos en el Mundial de Cali 1982. “Ustedes dormían, nosotros soñábamos”. No se refería tan solo a la diferencia horaria, que hacía que los partidos se disputaran en la madrugada española, sino a la distancia que entonces separaba a los dos baloncestos.

Por ese motivo, para los jugadores españoles, llegar a la final de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 ya tenía sabor a triunfo. “Las celebraciones fueron antes del partido. [El seleccionador] Díaz Miguel empezó la charla técnica pero alguien le dijo que lo dejara, que jugábamos contra Estados Unidos”, recordaba Andrés Jiménez en El País.

“Fuimos conscientes antes de la final, cuando nos estábamos cambiando en el vestuario de los Lakers, con los nombres míticos de Worthy, Abdul Jabbar y Magic Johnson en las taquillas”, añadía Nacho Solozábal.

En la selección española había jugadores que marcaron el gran despegue del baloncesto en su país (Fernando Martín, Juan Antonio San Epifanio). Y en Estados Unidos, jugadores universitarios que marcarían el despegue del deporte a nivel global (Michael Jordan, Charles Barkley, Patrick Ewing).

Estados Unidos, que ya había ganado en la fase de grupos (101–68) volvió a ganar con autoridad en la final (96-65). “Están 50 años por delante del resto del mundo”, sentenció el técnico español, Díaz Miguel.

Barcelona 1992: la llegada del Dream Team

Barcelona 1992 marcó un hito en el baloncesto Olímpico: por primera vez, las estrellas de la NBA podrían disputar los Juegos Olímpicos y Estados Unidos, que había perdido en semifinales de Seúl 1988 contra la Unión Soviética, armó un equipo inolvidable, el Dream Team. Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley, Scottie Pippen... Muchos aficionados al baloncesto pueden recitarlos de memoria.

Si los jugadores de la selección Española que fue plata en Los Ángeles 1984 se sintieron en una galaxia lejana solo por cambiarse en el vestuario de los Lakers del Showtime, el impacto fue mayor en 1992, con las grandes estrellas delante.

"Recuerdo a los doce del equipo mirando por los huecos de la valla como niños pequeños cómo se entrenaba el Dream Team”, confesó Tomàs Jofresa en una entrevista en Mundo Deportivo. “Fue el único partido de mi carrera que, antes de empezar, supe que no iba a ganar”, dijo Jordi Villacampa en Marca.

Era común ver a las selecciones pedir fotos a las grandes estrellas antes o después del partido contra Estados Unidos. Y España, como el resto, poco pudo hacer ante aquel equipo histórico (81–122). Menos aún sin una leyenda, Juan Antonio San Epifanio.

Final de Baloncesto (M) | Pekín 2008 | Grandes Momentos Olímpicos
01:56:31

USA ganó la medalla de oro y España la de plata en la final de baloncesto masculino en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Pekín 2008: la mejor final Olímpica

Unos días antes de anotar 81 puntos contra los Toronto Raptors, Kobe Bryant recibió una invitación de Jerry Colangelo, el presidente de USA Basketball. El sexto puesto en el Mundial de 2002 y el bronce en Atenas 2004, le habían convencido de que para seguir ganando en el escenario internacional ya solo valía llevar la mejor selección posible. La renovación había empezado en 2005 y quería que Bryant fuera su líder sobre la pista.

Bryant no pudo participar en el Mundial de 2006 (de nuevo bronce) por una lesión de rodilla, pero llegó a Pekín 2008 al frente de la mejor selección Olímpica de Estados Unidos desde Barcelona 1992. Aquel equipo, donde también estaban LeBron James, Chris Paul o Carmelo Anthony, entre otros, pasó a la historia como el Redeem Team.

Prueba de lo mucho que había evolucionado el baloncesto internacional, y de cómo había cambiado la mentalidad de la selección española, fue la final. Para muchos, uno de los mejores partidos de la historia del baloncesto Olímpico, una batalla en la que España respondió golpe por golpe a Estados Unidos.

La selección española firmó un buen inicio y, aunque Estados Unidos tomó pronto el mando, nunca le perdió la cara al partido. A falta de ocho minutos para el final, un triple de Rudy Fernández puso un ajustado 89-91 en el marcador. Y unos minutos más tarde, el alero malloquín dejó una de las grandes acciones de la noche, un mate ante la oposición de Dwight Howard para mantener a España en el partido.

A falta de tres minutos, Bryant anotó un 3+1 que parecía sofocar la rebelión española, como así subrayó llevándose el dedo a los labios para pedir silencio. Y aun así, un triple de Carlos Jiménez, el capitán español, aún pondría emoción al final.

A la mejor generación de la historia, los Júniors de oro, que habían crecido admirando al Dream Team de Barcelona (Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes...), España había ido engarzando lo mejor de las siguientes hornadas (Marc Gasol, Rudy Fernández, Ricky Rubio...) para armar la selección que ilustró el cambio: había pasado de mirar a Estados Unidos por el agujero de una valla, “como niños”, a hacerlo cara a cara.

Londres 2012: LeBron James y Kevin Durant decidieron el oro

Cuatro años más tarde, volvieron a verse las caras en Londres. Estados Unidos se había reforzado con la entrada de jóvenes estrellas como Kevin Durant, Anthony Davis, James Harden o Russell Westbrook. España acudía sin Ricky Rubio pero con Serge Ibaka y los últimos coletazos de los Júniors de oro. Los equipos volvieron a protagonizar una pelea memorable por el oro.

Navarro pasó todo el torneo con una fascitis plantar que le impedía no solo entrenar, sino andar con normalidad, pero el día de la final destapó su esencia. El escolta encestó 19 puntos en la primera parte para ayudar a España a aguantar el ritmo anotar de Estados Unidos (58-59) y tras el descanso, Pau Gasol tomó el relevo. Al final del tercer cuarto, el duelo estaba en un puño (82-83).

Esta vez, para llevarse el oro, Estados Unidos necesitó la mejor versión de Durant (30 puntos) y dos acciones decisivas de LeBron James: un mate y un triple ante Marc Gasol que acabaron por romper la resistencia de la selección española después de 38 minutos.

En Londres, LeBron James se convirtió en el segundo jugador de la historia del baloncesto en proclamarse en el mismo verano MVP de la NBA, campeón de la liga estadounidense y campeón Olímpico. Como Michael Jordan con los Chicago Bulls y el Dream Team en 1992.