Patty Mills lidera a Australia hasta la ansiada medalla Olímpica ante la Eslovenia de Doncic

Jock Landale y Matthew Dellavedova, se abrazan tras conseguir el bronce para Australia. (Imagen por Gregory Shamus/Getty Images)
Jock Landale y Matthew Dellavedova, se abrazan tras conseguir el bronce para Australia. (Imagen por Gregory Shamus/Getty Images)

Australia, que ya había terminado cuarta en las cuatro ocasiones que había llegado a semifinales de unos Juegos Olímpicos, ganó el bronce gracias a 42 puntos de Patty Mills

En el quinteto intento, la selección australiana de baloncesto masculina logró al fin la ansiada medalla Olímpica. El equipo oceánico derrotó a la Eslovenia de Luka Doncic (107-93) con una gran actuación de Patty Mills para llevarse el bronce de Tokio 2020.

Los 'boomers' habían terminado cuartos en las cuatro ocasiones anteriores en las que habían llegado a las semifinales de unos Juegos Olímpicos. Seúl 1988, Atlanta 1996, Sídney 2000 y Río 2016, antes de romper el embrujo en la capital nipona.

Patty Mills, abanderado de la delegación australiana en la Ceremonia de Apertura y gran estrella de la selección oceánica, lideró el camino con 42 puntos.

Eslovenia, que debutaba en estos Juegos Olímpicos, presentó batalla al inicio del partido, perdiendo por un solo punto al final del primer acto, pero no pudieron frenar la marea ofensiva de Australia.

Y en particular de Patty Mills, que a pesar de la falta de acierto en el triple (4/15) siempre parecía tener una canasta a mano en los momentos más importantes. Enfrente, Doncic pareció sufrir molestias en la muñeca izquierda, donde llevaba un fuerte vendaje.

Australia abrió brecha en el tercer cuarto con una renta de 11 puntos que Eslovenia ya no podría cerrar.

Los ‘boomers’, con esa medalla Olímpica tan ansiada, completan el podio Olímpico junto a Estados Unidos, oro, y Francia, plata. La selección norteamericana, con un gran Kevin Durant, ganó su cuarta corona seguida.

MÁS: Consulte las estadísticas del Australia 107-93 Eslovenia