Zhan Beleniuk logra el oro Olímpico, el único que le faltaba en lucha grecorromana 87 kg

Beleniuk (Ucrania) es campeón de Olímpico, del mundo y de Europa en 87 kg. Plata para Viktor Lorincz (Hungría). Bronces para Zurabi Datunashvili (Serbia) y Denis Kudla (Alemania)

Foto por (Photo by Maddie Meyer/Getty Images)

La final de lucha grecorromana en la categoría 87 kg enfrentó a los dos grandes favoritos al oro. Dos años después de la final del Mundial de 2019, Zhan Beleniuk y Viktor Lorincz volvían a verse las caras. Esta vez en una final Olímpica, y con el mismo resultado.

Como en Río 2016, Beleniuk afrontaba los Juegos Olímpicos como vigente campeón del mundo. Pero si en aquella ocasión el ucraniano cayó ante Davit Chakvetadze, en esta se impuso a Lorincz para llevarse al fin el oro que faltaba en su palmarés. 

Beleniuk, doble campeón del mundo y triple campeón de Europa, se confirma como el gran dominador de la división de 87 kg con este oro Olímpico.

El húngaro Viktor Lorincz no pudo seguir los pasos de su hermano Tamas, que este martes se había proclamado campeón Olímpico en la categoría de 77 kg.

Los bronces fueron para el serbio Zurabi Datunashvili, que venció al croata Ivan Huklek, y el alemán Denis Kudla, que superó al egipcio Mohamed Metwally.

El único hispanohablante en esta categoría, el cubano Daniel Gregorich venció en primera ronda al azerí Islam Abbasov (3-1), pero cayó en cuartos de final contra Metwally.

MÁS: Así ha sido la competición de lucha grecorromana en la división de 87 kg