Sandra Sánchez y Damián Quintero, los números uno del karate mundial

Los dos españoles son claros candidatos a lograr una medalla en el debut Olímpico del karate en Tokio 2020. La competición de karate comienza este 5 de agosto con la prueba femenina de kata

Foto por 2019 Getty Images

El karate hará su esperado debut en los Juegos Olímpicos en Tokio 2020. En este deporte existen dos disciplinas: ‘Kumite’, en la que se enfrentan dos rivales y ‘Kata’, que consiste en una representación de movimientos y posturas. En esta última los españoles Sandra Sánchez y Damián Quintero son los actuales números 1 del ranking mundial. Los dos compiten en Tokio 2020 y son claros candidatos a medalla.

Sandra Sánchez lo hará este jueves, 5 de agosto, en la modalidad femenina de kata, mientras que el turno de Damián Quintero llegará el viernes, 6 de agosto, con la masculina.

En una entrevista concedida al podcast en español de Olympics.com, ambos expresaron el año pasado sus deseos de estar en en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y hacer un buen papel.

“Si soy capaz de mantener el nivel durante este año, que creo que sí, pues estaré en la final de los Juegos Olímpicos y lucharé por la medalla de oro”, dijo entonces Quintero.

“Si ya de por sí unos Juegos son especiales para cualquier deportista, si son los primeros de un deporte, imagínate la importancia que tienen”, comentó Sánchez.

Damian Quintero
Foto por 2019 Getty Images

Cada uno de ellos tiene una historia muy particular. Sánchez no logró entrar en el equipo nacional hasta los 32 años, cuando muchos deportistas ya piensan en retirarse. Le tocó reinventarse. Viajó a Australia, donde incluso dio clases extraescolares de karate a niños que ahora ven cómo su profesora es nada menos que la campeona del mundo. Además, a sus 39 años, la deportista puede presumir de tener el título de mejor karateca de la historia que le otorgó la Federación Internacional de Karate.

“A mi me costó muchísimo llegar al equipo nacional. Yo entré a formar parte del equipo con 32 años. Cuando uno piensa que eso ya no va a suceder, sucede. Yo estoy viviendo como un sueño, pero literalmente. Cada día que me levanto, lo pienso y vengo a entrenar y, por mucho que sufra, pienso: '¡Qué guay que estoy aquí!'. Soy consciente de lo mucho que me costó llegar. Pero cada cosa de tu vida te lleva a donde estás. Y yo estoy muy feliz de donde estoy hoy”, reconoció la española.

Por su parte, su compañero en el ranking masculino es además de campeón europeo, subcampeón mundial y número 1, licenciado en ingeniería aeronáutica. Llegó incluso a trabajar de ello, aunque decidió cambiarlo todo por el karate.

“Siempre he sido muy fan de los aviones y tenía muy claro que quería hacer algo relacionado. Con esfuerzo y planificación, creo que se puede conseguir todo. Tardé 10 años en sacarme la carrera, pero ahí está. De hecho, estuve tres años trabajando en una empresa y tuve mis años de experiencia hasta que decidí dejarlo y tirarme a la piscina, que estaba medio llena, y sonaban las campanas que el karate iba a ser Olímpico allá en el 2015”, recordaba.

El karate lo es todo para mí. Gracias a eso soy quien soy hoy en día

“No soy obsesivo de estar mirando todo el rato el ranking ni cómo voy en el circuito. Obviamente, es bonito verte ahí arriba del todo. Eso quiere decir que el trabajo que se hace es bueno, se está haciendo bien”, argumentó Quintero.

Los dos deportistas practican la modalidad de kata, en la que no se enfrentan a otros rivales sino a sí mismos. Literalmente, la palabra “kata” significa en japonés “forma”. Los karatecas hacen movimientos, pasos, giros y técnicas buscando la perfección en la ejecución de los movimientos.

“Al final es una competición contra ti mismo. Tenemos una frase en el tatami que dice 'Hoy vencí a mi yo de ayer', que es tratar constantemente de superarte a ti mismo. Entonces, nunca hay fin porque siempre tienes que mejorar un poco más”, explicó Sánchez.

“Parece que estamos compitiendo contra nosotros mismos. Hay que centrarse en uno mismo y ver qué puedes mejorar en cada torneo que vayas compitiendo. Por otro lado, a veces es complicado mantener esa intensidad de estar siempre solo. A la hora de entrenar es mucho menos ameno porqué estás solo en tu burbujita con tus “katas” y tu preparación y se hace bastante más duro”, confesó Quintero.

Japón es la cuna del karate y este jueves, 5 de agosto, será el escenario de su debut Olímpico, un debut que puede que sea efímero ya que este deporte está provisionalmente fuera de los próximos Juegos de París 2024. Esto, sin embargo, les hace que aumenten sus ganas de competir.

“Creo que es nuestro momento. Los karatecas a nivel mundial tenemos que mostrar lo que es karate y qué mejor lugar que la cuna del deporte para hacerlo. Es el momento de disfrutarlo, después del esfuerzo y el sacrificio, de entrenar al 200 por cien para llegar allí y disfrutar de esa experiencia que va a ser mágica. A disfrutarlo y después ya serán los jueces los que decidan si merezco yo la medalla o no”, apuntó Quintero.

El momento de verlo por fin ha llegado.