Rut Castillo no olvida lo que vivió en la gimnasia rítmica de Tokio

La gimnasta está enamorada de los Juegos Olímpicos. La mexicana compartió qué le sucedió en sus rutinas, y por qué es hace feliz a pesar de lo que le aconteció

Foto por 2021 Getty Images

A Rut Castillo no le basta haber escrito historia, porque se ganó el boleto para ser la primera mexicana en la gimnasia rítmica de los Juegos Olímpicos.

A sus 30 años, la gimnasta más mayor de toda la clasificación en Tokio 2020 terminó en la posición 22 (con 82.750 puntos) y, de momento, no cierra las puertas a buscar un sitio en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, por la felicidad que le ha ocasionado su primera incursión Olímpica.

"No me siento lista para decir adiós, pero no sé. Antes de venir a Tokio, cuando clasifiqué, pensé en qué iba a hacer después, pero todavía no lo decido", ha reconocido al Comité Olímpico Mexicano (COM).

La felicidad de Castillo Galindo contrasta con su nivel de exigencia y perfección, al grado de que los deslices que sufrió con la cinta y las clavas todavía le rondan en la cabeza. Detalló que su intención fue alcanzar la música, pero optó por dar la vuelta a la página y enfocarse en lo positivo, en entrevista con el Gobierno de México.

“Me siento muy feliz por haber representado a México, pero me siento un poco triste porque no salió como yo hubiera querido; en listón tuve problemas y en clavas pasó eso; pero fuera de eso me siento muy contenta de haberme presentado en unos Juegos Olímpicos. Era algo con lo que había soñado y el estar aquí me hace muy feliz”.

¿Cómo le fue a Rut Castillo en su debut en Tokio 2020?

La jalisciense terminó su participación en estos Juegos Olímpicos en la posición 22 con un total de 82.750 puntos. Khrystyna Pohranychna (Ucrania) obtuvo el último boleto a la final porque se quedó con el puesto 10 con sus 93.100 puntos.

Castillo Galindo recibió 15.000 en dificultad y 7.350 en ejecución (total de 22.350) para situarse en el número 18 de aro. En pelota, obtuvo 15.300 y 7.400 (22.700) y terminó en el mismo sitio. En la cinta, los jueces le dieron 10.800 y 5.400 (16.200), que le puso en el lugar 23 de esta especialidad, mientras que en mazas o clavas las puntuaciones fueron de 15.000 y 6.500 (21.500), en el peldaño 22 de este instrumento.

Las 26 gimnastas de la clasificación presentaron sus cuatro rutinas y fueron calificadas con base en la dificultad y ejecución de lo expresivo de sus movimientos y acrobacias, principalmente.