Queralt Castellet se une al club: los cinco medallistas españoles en los Juegos Olímpicos de Invierno

Con la histórica medalla de plata de Queralt Castellet suman cinco los metales conseguidos por atletas españoles en Juegos Olímpicos de Invierno. Entre Sapporo 1972 y Beijing 2022 los españoles han logrado un oro, una plata y tres bronces. Conoce a todos los medallistas españoles en los últimos 50 años.

Por Maruxa Ruiz del Árbol
Foto por 2022 Getty Images

Queralt Castellet ha conseguido hacer historia en la sexta jornada de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, al conseguir la plata en la competición femenina de snowboard halfpipe. Es el color que le quedaba a los atletas españoles para tener las tres variedades del medallero en unos Juegos Olímpicos de Invierno.

España se ha clasificado a todos los Juegos desde la primera edición en que participó, que fue Garmisch-Partenkirchen 1936, hace 86 años. No fue, sin embargo, hasta Sapporo 1972 que se logró la primera presea, un oro conseguido por Francisco Fernández Ochoa en eslalon. 'Pquito' se convirtió así en un héroe nacional. Él mismo describió su gesta "como si un austriaco hubiese triunfado en la plaza de toros de Las Ventas".

¿Quieres conocer las historias detrás de las cinco medallas que han logrado los españoles? En este artículo las repasamos.

Queralt Castellet, plata en Beijing 2022

Empecemos por el final, por las últimas líneas escritas en la historia olímpica de su país por Queralt Castellet. La snowboarder, de 32 años se ha convertido en la segunda mujer española en ganar una medalla en los Juegos Olímpicos de Invierno después de Blanca Fernández Ochoa, que consiguió el bronce en eslalon de esquí alpino hace 30 años, en Albertville 1992. .

La gesta en color plata de Castellet se ha producido en la sexta jornada de Beijing 2022, quedando segunda en la clasificación con una puntuación de 90.25, sólo por detrás de la estadounidense Chloe Kim, quien logró 94.00 puntos y se hizo con el oro. Con la presea de Castellet los atletas españoles logran por primera vez obtener una medalla en dos ediciones consecutivas de los Juegos.

Castellet ha llegado a la competición con experiencia, pues no ha faltado a ninguna cita olímpica invernal desde Turín 2006, siendo estos sus quintos Juegos Olímpicos. Pero hasta ahora no había logrado subirse al podio.

Llegaba a este evento tras un bronce en el Mundial de 2021 y sin haberse bajado del podio en ninguna competición internacional esta temporada (Copa del Mundo, X Games y Dew Tour).

Pese a que era una candidata incuestionable, al terminar la competición confesaba que le costaba creer lo conseguido. "Aún me cuesta creerlo. Es algo tan grande que me cuesta ponerlo en palabras. Son muchos años de trabajo, media vida persiguiéndolo. Cuando ocurre, cuesta creerlo. Hay mucha gente detrás que ha sido parte del peso que tiene esta medalla. Me siento agradecida por todo el apoyo que he tenido hasta donde estoy ahora. Estoy súper contenta de mi riding y muy feliz".

Preguntada sobre cómo ha logrado fuerzas para perseverar, la rider ha respondido: "La fuerza es inevitable cuando te dedicas a tu pasión y disfrutas de ella todos los días. Aprender todos los días de la montaña y del snowboard es una oportunidad que tengo. Vivir haciendo esto es algo de lo que me siento muy afortunada. No dejaría de hacerlo nunca".

Parece que su perseverancia llegará a Milán-Cortina 2026, donde tratará de seguir sumando medallas. "Yo creo que llego a los siguientes Juegos, y más porque son en la meca del snowboard", afirmaba tras su victoria.

MÁS: Snowboard, ¿arte o deporte? Queralt Castellet Responde.

Francisco Fernández Ochoa, oro en Sapporo 1972

Pero volvamos al principio, a ese primer, (y por ahora único) oro conseguido por un atleta español.

Fue en una fría mañana de domingo en la estación de esquí de Teine, Sapporo (Japón) cuando Francisco Fernández Ochoa, madrileño de 22 años, consiguió romper el hielo y llegar a lo más alto del podio de la prueba de eslalon de esquí alpino.

Esta hazaña es la mayor hasta el momento en el deporte de invierno español y le convirtió en un héroe nacional.

'Paquito' fue el más rápido de los 37 participantes. Obtuvo el mejor tiempo en la primera bajada y quedó segundo en la segunda. En total participó en cuatro Juegos Olímpicos seguidos, desde Grenoble 1968 hasta Lake Placid 1980. Fue en los segundos en los que consiguió su medalla.

Habría que esperar 20 años para obtener la siguiente presea. Los caprichos de la historia, junto a la el tesón de una familia apasionada por la competición, la montaña y la nieve, hicieron que la segunda cayera sobre los hombros de su hermana menor. Los Fernández Ochoa eran ocho hermanos en total, y el padre era el gerente de la escuela de esquí de Navacerrada, el principal puerto de montaña de Madrid. Nada sucede por casualidad y esa familia lograría cambiarla percepción de los deportes de invierno en España.

Fernandez Ochoa – Único campeón español en unos Juegos de Invierno
Foto por IOC

Blanca Fernández Ochoa, bronce en Albertville 1992

Blanca Fernández Ochoa fue la siguiente, inspirada sin duda por sus recuerdos de infancia.

"Recuerdo que, por la diferencia horaria, la carrera se veía aquí en España sobre las cuatro o las cinco de la mañana. Vivíamos en la Escuela de Esquí, en Navacerrada. Recuerdo a mi padre gritando 'oro, oro, oro'. Gritaban los profesores de esquí, gritaba todo el mundo. Me desperté y me levanté. Todo el mundo estaba saltando y gritando".

Blanca tenía sólo ocho años cuando su hermano logró aquella gesta de oro y recuerda así el momento, que se le quedó grabado en la retina. Sin duda 'Paquito' actuó como inspiración para volver a lograrlo, en la misma disciplina, en Albertville (Francia) 20 años después. Había participado en tres juegos antes de lograr subirse al podio: Lake Placid 1980, en los que coincidió con su hermano, Sarajevo 1984 y Calgary 1988.

La medalla pudo haber llegado antes, ya que en 1988, en los Juegos de Calgary, consiguió plantarse primera en la manga inicial del gigante. Sin embargo, en la siguiente prueba se cayó al suelo, lo que le apartó del liderato. Aunque pensaba retirarse aquel año, el pundonor le hizo perseverar y llegar a los siguientes con ganas de más.

En Albertville 1992, tras marcar el segundo mejor tiempo en la primera bajada, justo por detrás de la estadounidense Julie Parisien, realizó una segunda manga impecable después de que la neozelandesa Coberger hiciera su mismo tiempo. Sin embargo, consiguió asegurarse el tercer puesto y la primera medalla para una mujer española.

MÁS: Diez momentos para recordar: los Fernández Ochoa abrieron a España los deportes de nieve.

Blanca FERNANDEZ OCHOA

Regino Hernández, bronce en PyeongChang 2018

Habría que esperar 26 años más para ver la siguiente medalla colgada al cuello de un atleta español. En PyeongChang 2018 serían dos, la de Regino Hernández y la de Javier Fernández.

Regino Hernández participaba por entonces en sus terceros Juegos Olímpicos y llegó a la final de cross, su especialidad dentro del snowboard, como primero de su semifinal. La gran final fue accidentada, y el español hizo soñar con el primer puesto. Sin embargo, su bronce sabía "a oro", como definió tras la carrera.

Hernández se estaba preparando para disputar también estos Juegos de Beijing 2022 pero en enero anunció su retirada de la competición. Previamente había dicho que se retiraría tras Beijing 2022, pero al no haber encontrado el estado de forma ni los resultados que esperaba la decisión de su retirada se precipitó.

MÁS: Mirada al pasado, Regino Hernández hace historia en snowboard.

Regino HERNANDEZ

Javier Fernández, bronce en PyeongChang 2018

El patinador Javier Fernández se colgaría la cuarta medalla para los atletas españoles.

Afrontó el programa libre tras lograr la segunda mejor nota, a cuatro puntos del japonés Hanyu Yuzuru, pero este se mostró a gran nivel y con 317.85 puntos se quedó con el oro. El hexacampeón de Europa firmaba 305.24 y tenía que esperar a lo que hiciera el japonés Shoma Uno, aunque ya con medalla asegurada. El nipón superó al español por poco más de un punto y le dejó con un bronce histórico.

“No es de oro ni de plata, pero para mí sí que lo es. Todo el trabajo que hemos hecho ha servido para conseguir un sueño. Me he quitado un peso de encima, me quité la espina que tenía clavada desde Sochi”, declaró Fernández con el bronce en el cuello, sobre el podio que se le había escapado cuatro años antes por 1,18 puntos. “No creo que esté en los próximos Juegos, por eso esta medalla es tan importante”.

El madrileño, que ahora tiene 30 años, se retiró de la competición profesional en 2019, pero sigue pendiente de los compañeros que le suceden en esta cita olímpica. En el día de la victoria de Castellet el campeón le ha dedicado algunas de sus 'stories' en Instagram.

Queralt Castellet era, a priori, la atleta española con más opciones de medalla y las ha materializado, pero aún quedan atletas del Comité Olímpico Español por competir en Beijing 2022, ¿Se unirá alguno más a este selecto club?

MÁS: Javier Fernández, entre los grandes pioneros.

MÁS: Resultados de España en Beijing 2022.

Javier Fernández sonríe en el podio de PyeongChang 2018
Foto por 2018 Getty Images

¿FAN DEL SNOWBOARD? PREPÁRATE PARA DISFRUTAR.

No te pierdas las noticias de snowboard, vídeos, momentos destacados de los Juegos Olímpicos de Invierno y mucho más.