Nikoloz Sherazadishvili: "Estoy empezando de cero"

El judoca español ha resurgido tras la decepción en Tokio 2020 con un nuevo reto: el cambio de categoría a los -100kg. En una entrevista con Olympics.com ha hablado de su adaptación y de su sueño de convertirse en campeón olímpico en París 2024.

Por Marta Martín
Foto por 2021 Getty Images

Nikoloz Sherazadishvili llegó a su debut en los Juegos Olímpicos, en Tokio 2020, como gran favorito en la lucha por el título al ser el campeón del mundo y número 1 mundial en -90kg. Sin embargo, se quedó muy lejos de su objetivo al acabar séptimo.

"Nunca había sentido eso", dice en una entrevista para Olympics.com casi un año después. Aunque le cueste explicar lo sucedido, 'Niko Shera', como se le conoce al judoca, sigue mostrándose agradecido a sus compañeros de equipo, a su entrenador, a su familia y amigos y a sus patrocinadores por el apoyo antes, durante y especialmente después de uno de los momentos más complicados en su carrera.

Impulsado por ellos y por su propia constancia, el judoca español de origen georgiano ya ha visto la luz. Cambió la categoría en la que ya lo había ganado casi todo (-90kg) por la de -100kg. Tras alzarse con el bronce europeo, su próxima competición son los Juegos Mediterráneos, que tendrán lugar del 25 de junio al 5 de julio. Estos servirán como antesala del Campeonato del Mundo en octubre, donde Shera quiere volver a reinar.

Olympics.com: Tu imagen bañado en lágrimas después de no poder luchar por las medallas en Tokio 2020 conmocionó a muchos. ¿Cómo recuerdas aquel momento?

Niko Shera: Fue muy duro para mí porque lo veía tan, tan fácil, por así decirlo. La medalla era lo mínimo para mí, ¿sabes? Pero el día que empecé estaba muy mal desde el primer combate, por los nervios y la tensión. Yo me noté que no estaba, pero tenía que seguir adelante y en ese momento lo di todo. Estaba mejor preparado que en cualquier otra competición. Me sentía muy fuerte para ganar. Y creo que al no hacerlo ni encontrarme a mí mismo en Tokio, le he dado demasiadas vueltas a esa situación y no me ha ayudado.

Llegabas después de ganar dos Mundiales y como número 1 del mundo. ¿Te había pasado antes tener esa sensación de no encontrarte a ti mismo al competir?

No me ha pasado nunca, siempre que había estado mal era por estar lesionado, pero nunca había sentido estar físicamente muy bien y de repente no saber qué te pasa.

¿En qué momento volviste a tener motivación?

Cuando volví de las vacaciones, poco a poco empecé a entrenar y otra vez me volvieron las ganas. No es que de repente estuviera motivado. Pero soy bastante profesional y constante, no solo en competición, sino también entrenando. Entonces me puse a entrenar, pero no estaba del todo motivado.

¿Y ahora?

Ahora sí que me encuentro bastante bien. Ha empezado el ciclo para los Juegos Olímpicos y voy a tope para París.

Precisamente de este tipo de cosas, como la salud mental de los deportistas, se empezó a hablar mucho después de los Juegos de Tokio gracias a las declaraciones de Simone Biles. Como te pasó a ti, muchas veces ni siquiera entendéis vosotros mismos lo que os sucede porque no os ha pasado antes, ¿no?

Sí, porque normalmente nos exigimos mucho. Entonces esa exigencia, si llega a ser demasiada, igual ya no aguantas; y soy muy exigente conmigo mismo. Esa exigencia me ha venido muy bien para muchas cosas, pero me di cuenta de que a ese nivel hay que controlarla. Es normal todo eso, es normal que tengas nervios porque los tienes cuando algo te importa. Pero en ese momento, en los Juegos Olímpicos, fue demasiado. Y me afectó justo el día de la competición, cuando yo pensaba que no me afectaría tanto.

¿Cómo lo ves ahora, con el paso del tiempo?

Hemos aprendido de ello. Me apetecen los próximos Juegos Olímpicos y voy a seguir consiguiendo resultados.

Cambio de peso

Ya habías pensado cambiar de peso antes de Tokio 2020, pero con la pandemia decidisteis posponer también la decisión. ¿Por qué decidisteis subir de 90 a 100?

Pensamos que me vendría mejor estar en 100 kilos porque soy bastante alto para 90 kilos, allí era de los más altos. Sufría un poco y tenía que estar muy al límite. Nos exponíamos a las lesiones de tantas bajadas de peso, por lo que iba a estar mejor en los 100.

¿No te ha costado desprenderte de esa zona de confort, de ese peso donde eras número 1 del mundo y campeón del mundo?

Bueno, ya conocía a los [judocas] de 100 kilos, pero lo que no tengo todavía son esas sensaciones de haber competido o haber entrenado con ellos. Pero les conozco a todos, sé cada uno lo que hace. Aún así, sí, es nuevo reto, una categoría diferente en la que me apetece también conseguir muchos resultados.

¿Hay algún rival en 90kg que sepas que haya sentido alivio de no tener que enfrentarse a ti?

Sí, yo creo que hay muchos a los que he ganado muchas veces y están contentos ahora que ha subido (dice entre risas).

¿En qué medida has visto el cambio de peso como empezar de cero?

Era campeón del mundo de 90. Y me lo he quitado todo. Toda esa presión. En 100 kilos no soy campeón del mundo. Y, sí, mentalmente para mí es empezar de cero. Tengo que empezar a demostrar desde el principio porque en 100 kilos no he demostrado nada.

Niko Shera sobre París 2024: "Quiero ganar"

A finales de octubre tienes el Campeonato del Mundo. Después de lo que ocurrió en Tokio, ¿has intentado quitarte presión pensando en algo que no sea la victoria?

No me entra en la cabeza otro resultado que no sea ganar. No puedo ir a una competición a probar. No, porque mentiría. Sinceramente, voy siempre a ganar, que puede pasar lo que sea luego. Pero mi mentalidad no es otra que no sea ganar, la verdad. Y si pierdo, pues aprendo de ello, pero no me sale decir 'Voy a ver qué pasa'.

También has dicho que quieres ser campeón olímpico en París 2024.

Eso es. Es un objetivo que nos apetece y que nos gustaría ganar y disfrutar. Pero la verdad es que sí que he cambiado el chip respecto a los anteriores Juegos. Ahora lo que quiero también es disfrutar y entender que disfrutar es importante. Disfrutar no significa no entrenar igual de fuerte o tener otra mentalidad, sino dejar a mi cuerpo disfrutar. Si yo soy yo mismo compitiendo sin tanta presión, soy mejor. Entonces tengo que llegar a un punto que tenga parte de presión y parte de diversión.

¿Te ves adaptado en el nuevo peso en dos años como para llegar a ellos y proclamarte campeón olímpico?

Yo creo que para finales de este año debería estar asentado en -100 kilos. Mi idea es este año llegar a estar entre los cinco mejores de la categoría y conseguir resultados en cada competición y demostrar esa constancia. Me encuentro bastante bien ahora mismo, pero me gustaría más y sí que veo bastante factible que este año ya esté listo.

Adaptarte, ser constante, lograr resultados... ¿de verdad ves factible disfrutar?

Sí. Quiero ir disfrutando de cada competición, voy a estar compitiendo y sacando todos esos resultados, pero con el sueño de conseguir esa medalla de oro en los Juegos Olímpicos de París 024.

LEER MÁS: El proceso de clasificación del judo para París 2024

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados