Una valiente Mikaela Shiffrin expresa: "He ganado en mi carrera y volveré a ganar"

La estrella estadounidense del esquí alpino recuerda su experiencia en Beijing 2022.

Por Scott Bregman
Foto por 2022 Getty Images

Los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 no fueron lo que esperaba la estrella estadounidense del esquí alpino Mikaela Shiffrin.

La joven, de 26 años, llegó a la cita como doble medallista de oro olímpica y 73 veces ganadora de pruebas en la Copa del Mundo, incluyendo un récord de 47 victorias en eslalon.

Pero en Beijing 2022, en tres de las cinco carreras en las que participó, obtuvo DNFs (no acabó). En las dos carreras en las que llegó a la línea de meta, terminó novena (Super-G) y 18° (descenso).

Fue un momento raro en el que una de las más condecoradas del deporte no hizo lo que durante tanto tiempo ha hecho parecer tan fácil.

"Puedes fracasar y no ser un fracaso", dijo Shiffrin a Olympics.com en una entrevista.

Apoyo de Simone Biles

Esas palabras son reafirmadas por personas como la siete veces medallista olímpica de gimnasia artística Simone Biles, que, como Shiffrin, ha superado los límites de su deporte.

"Recibir cualquier tipo de reconocimiento por parte de Simone es una locura, porque para mí, ella está más allá, es una atleta increíble", dijo Shiffrin, refiriéndose al apoyo de Biles en las redes sociales durante los Juegos Olímpicos. "Y el hecho de que haya dicho: 'Sigues siendo una de las mejores atletas del mundo, y estos Juegos Olímpicos no han cambiado nada de eso'. Significa mucho oírlo".

Biles llegó a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, celebrados en el verano de 2021, con unas expectativas similares a las de Shiffrin. Con la posibilidad de conseguir hasta cinco medallas de oro, Biles experimentó lo que los gimnastas llaman 'los twisties', en los que la conexión entre la mente y el cuerpo empieza a romperse. Biles se encontró insegura de poder ejecutar muchos de los movimientos que había hecho famosos en el deporte.

Se retiró de cuatro finales individuales para dar prioridad a su salud mental, antes de regresar a la competición en la última noche para ganar el bronce en barra de equilibrio.

Para Shiffrin, las acciones de Biles en Tokio y su apoyo durante todo Beijing 2022 muestran lo que el futuro puede deparar a la esquiadora con el paso del tiempo.

"Ella tiene un poco de distancia desde [Tokio] y ha tenido algunas experiencias bastante buenas más recientemente", dijo Shiffrin. "Y me imagino que está empezando a pensar: 'Oye, ¿sabes qué? A pesar de lo horrible que se sintió en ese momento, no fue... no fue tan malo. No fue lo peor que me pasó en mi carrera', y muchas personas lo considerarían de alguna manera lo mejor que le pasó en su carrera y cómo le dio permiso a tantas otras personas de todo el mundo para ser un poco más vulnerables".

Shiffrin: "He ganado en mi carrera y volveré a ganar"

Incluso a pocos días de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, Shiffrin ve aspectos positivos de lo que en su momento fue una pura decepción.

"He ganado en mi carrera y voy a ganar de nuevo, e irónicamente, voy a ganar por el esquí que he estado haciendo estas dos últimas semanas mientras estábamos aquí", dijo. "Es uno de los mejores esquís que he hecho nunca: incluso los primeros giros que hice en las carreras son algunos de los mejores giros o el mejor esquí que he empezado en una carrera con la intensidad y la mentalidad que tengo que tener para tener realmente una oportunidad de podio y ganar carreras".

Eso podría empezar tan pronto como la semana que viene, ya que la temporada de Shiffrin está lejos de terminar porque se dirige directamente a Europa mientras el circuito de la Copa del Mundo sigue su curso.

No está exagerando su experiencia, y no tiene miedo de admitir que la decepción todavía duele.

"Estamos aquí porque somos competitivas y trabajamos día a día por un objetivo. Queremos ganar, y duele cuando no lo consigues, especialmente cuando sientes que te has esforzado al máximo y no ha sido suficiente", dijo Shiffrin. "Eso molesta".

Mikaela Shiffrin, del equipo de USA, esquía durante los cuartos de final de paralelo por equipos mixtos
Foto por 2022 Getty Images

La tristeza era "quizá lo único que podía prepararme"

Su perspectiva cambió con la repentina pérdida de su padre, Jeff, en febrero de 2020. El dolor dio paso al cambio.

"Creo que mi corazón sabe que las prioridades son las mismas, eso era quizá lo único que podía prepararme para parte de la decepción que sentí en estos Juegos Olímpicos", dijo. "Pero al mismo tiempo, cuando uno vuelve a priorizar, también... Es como si nunca hubiera aceptado la idea de que iba a obtener DNFs varias veces en una carrera antes de esa pérdida [de mi padre], y por eso nunca lo hice, simplemente... Ni siquiera era una posibilidad".

"Pero esta vez fue como, 'Bueno, voy a ir a por ello, y lo peor que puede pasar, supongo, es que no termine'", continuó, "y estoy dispuesta a arriesgarme porque no es lo peor que me va a pasar en la vida".

Una lección aprendida y expuesta con valentía al mundo en Beijing 2022.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados