Merino, justo a tiempo para intentar hacer historia con España en Tokio 2020

España debuta el 22 de julio en el Torneo Olímpico de Fútbol de Tokio 2020 con un plantel de garantías con el que busca volver a pisar el podio tras 21 años de sequía. Mikel Merino es uno de los líderes del plantel de Luis de la Fuente.

Foto por 2021 Getty Images

“Fue especial volver a jugar, porque prácticamente tenía un vago recuerdo de lo que era competir”. Tras tres meses y medio sin pisar una cancha, Mikel Merino reaparecía al fin este domingo en el ensayo general de la Rojita antes de su debut olímpico del jueves ante Egipto. 55 minutos en el 1-1 ante Japón para disipar temores y agarrar sensaciones de cara a lo que se viene. Porque en 100 días sin jugar al fútbol, es normal que aparezcan las dudas.

“El fútbol no es como andar en bici, que nunca se te olvida. Si pasas mucho tiempo sin jugar tienes cierta preocupación por volver a encontrar el ritmo, por volver a encontrar las soluciones que antes tenías automatizadas”. Merino sonríe en esta charla con Tokio 2020 porque las sensaciones fueron buenas y espera estar al 100% muy pronto.

Su regreso es una gran noticia para el equipo y para el seleccionador Luis de la Fuente, que confía en el de Pamplona para liderar el centro del campo y armar el juego con el que España quiere asaltar el podio del Torneo Olímpico de Fútbol de Tokio 2020 y prolongar la buena racha del fútbol español, flamante semifinalista de la EURO 2020. De hecho, seis de los integrantes del equipo de Luis Enrique estarán también en Tokio.

“Durante la preparación para los Juegos nos reuníamos en el comedor a verlos. Los animábamos y sufríamos”. También les enviaban mensajes. “Al final yo he tenido la suerte de estar con todos ellos en la absoluta y tengo muy buena relación. Queríamos que hicieran una gran Eurocopa”.

Trabajo, bromas y calidad para dar y regalar

Ya todos juntos, mientras velan armas antes del estreno ante Egipto, Merino destaca las tres cualidades principales de esta Rojita olímpica:

  • Buen ambiente: “el buen rollo es una de las características principales de este equipo. Hay jugadores fuera del grueso del equipo que ganó la Euro Sub-21 (que dio la clasificación a los Juegos) y son muy buenos chicos que han venido súper predispuestos a trabajar”.
  • Calidad individual: “desde el momento que vi la lista de convocados sabía que iba a ser así, pero una vez entrenas con ellos te das cuenta de lo buenos que son individualmente. Hay pocas selecciones con tanto talento técnico en todas las demarcaciones”.
  • Capacidad de adaptación: “este equipo tiene jugadores de dos grupos distintos y adaptarse a eso y a lo que te pide el míster es difícil. Pero después de un año en nuestros clubes, todos están captando muy rápido lo que nos pide Luis, y eso va a ser una baza importante a nuestro favor de cara a los partidos”.

En cuanto al estilo, esta España promete buen trato de balón y verticalidad, en la línea con lo que la absoluta mostró en la Euro. “Luis tiene muy claro a lo que quiere jugar y no se separa mucho de lo que propone Luis Enrique y se hace en categorías inferiores. Quiere que seamos un equipo valiente, que tengamos el balón y que dejemos florecer nuestra calidad individual. Hace mucho hincapié en que somos muy buenos y que hay que demostrarlo. Y tener muy claro qué hacer defensivamente, estar muy juntitos para robar y poder salir a la contra rápidos”.

Mikel Merino of Spain
Foto por 2020 Getty Images

A sus 25 años, Merino es uno de los ‘veteranos’ del equipo. A su lado, en el centro del campo, veremos a la última sensación del fútbol español y, a sus 18, el más joven del equipo, el canario Pedri. “Obviamente alguna bromita le ha caído por el hecho de ser el chico de moda”, cuenta Merino entre risas. “Pero aquí cualquiera, como levante un poco la cabeza, se lleva lo suyo. Todo el mundo vacila a todo el mundo”.

Con ganas de hacer historia

España se cruzará en la primera fase con Argentina, siempre candidata al podio. Pero el Torneo Olímpico de Fútbol cuenta con un buen número de selecciones que, ya solo por nombre, imponen respeto, como Alemania, Francia, Brasil… Merino no se atreve a hablar de favoritas. “Estamos en un punto en que el fútbol está muy igualado y yo me preocupo más por los primeros partidos que tenemos por delante, empezando por Egipto, que no tiene tanto nombre, pero es una selección muy potente”.

Lo que sí está claro es que los chicos de De la Fuente no han venido a Japón de vacaciones. “Iremos con todas las ganas del mundo a ganar los Juegos Olímpicos”, afirma Merino. Y suena convincente. La última vez que España conquistó una medalla en fútbol fue en Sídney 2000, cuando el centrocampista tenía apenas 4 años. “De esos Juegos no tengo mucha idea, pero sí he visto imágenes de Barcelona 92 y de aquella selección que ganó el oro. Queremos seguir su estela. Sabemos que es muy complicado, pero merece la pena intentarlo y dejarse el alma por ello”.

Tras una temporada histórica en la que Merino conquistó la Copa del Rey con la Real Sociedad siendo el mejor jugador de la final, ¿qué supondría volver de Japón con una medalla? “Hace mucho que no ganamos una medalla en fútbol y hacerlo significaría que te recuerden dentro de mucho tiempo. Es un reto súper bonito y además los Juegos para un futbolista son una experiencia que solo pasa una vez en la vida”.

Este jueves, ante Egipto, arranca el camino de España en el Torneo Olímpico. Merino y sus compañeros esperan terminarlo por todo lo alto el 7 de agosto en la gran final en Yokohama.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí