Loading...

Diez momentos para recordar: los trajes más originales de los hispanohablantes en los Juegos de Invierno

Los deportistas hispanohablantes han hecho que los Juegos Olímpicos de Invierno brillen aún más. Antes de vivir nuevos instantes memorables en Beijing 2022, recuerda junto a Olympics.com algunos de estos momentos en los que no solo relucen las medallas. Hoy, los trajes más originales que dejaron huella.

3 min Por Andrés Aragón
JAVIER FERNANDEZ DURANTE LA GALA DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE PIEONGCHANG 2018

Los deportistas hispanohablantes ponen una nota de color en los Juegos Olímpicos de Invierno. Con frecuencia compiten con menos recursos que los rivales de países con más tradición, pero nos recuerdan que la pasión por los deportes de invierno es global, y que con esfuerzo y dedicación puede llevar a una cita olímpica.

A veces, esa nota de color se traslada a los trajes de competición, y nos dejan imágenes que quedan en la retina de los aficionados. ¿Quién no se acuerda de ‘Super Javi’, el alter ego del patinador artístico español Javier Fernández, bronce en PyeongChang 2018?

Hablando de moda, no podemos olvidar a Hubertus Von Hohenlohe, el esquiador alpino mexicano que compitió en seis Juegos Olímpicos de Invierno. Cantante, fotógrafo y amante de la moda, el Príncipe, nacido en México, residente en España y descendiente de una familia de origen alemán, no deja indiferente a nadie en el Circo Blanco.

Por ejemplo, en Vancouver 2010 llegó a utilizar tres uniformes distintos: uno para cada manga del eslalon (uno festivo y otro que intentaba concienciar sobre el reciclaje) y un sorprendente atuendo de bandolero en el eslalon gigante..

Hubertus Von Hohenlohe, con un traje de bandolero en el eslalon gigante de Vancouver 2010.
Hubertus Von Hohenlohe, con un traje de bandolero en el eslalon gigante de Vancouver 2010. (2010 Getty Images)
Para Sochi 2014, donde compitió con 55 años, fue un paso más allá y compitió con un mono de esquí que simulaba un traje de mariachi. "Hasta Bode Miller quiere mi traje", aseguró a Associated Press. Según ha explicado en diversas ocasiones, es su forma de proyectar la cultura mexicana, que usa como fuente de inspiración.
El mexicano Hubertus von Hohenlohe compitió en Sochi 2014 con un traje inspirado en los mariachis.
El mexicano Hubertus von Hohenlohe compitió en Sochi 2014 con un traje inspirado en los mariachis. (2014 Getty Images)
De hecho, aunque ya no compitió en PyeongChang 2018, acompañó al equipo mexicano en la República de Corea. Y por supuesto, se encargó de nuevo de diseñar sus uniformes. Esta vez, inspirados en el tradicional Día de los Muertos.
Sarah Schleper, con el uniforme inspirado en el Día de los Muertos que llevó México en PyeongChang 2018.
Sarah Schleper, con el uniforme inspirado en el Día de los Muertos que llevó México en PyeongChang 2018. (2018 Getty Images)

Si te estás preguntando cuál puede ser la temática para Beijing 2022, solo diremos que en la primera prueba de la Copa del Mundo de esquí alpino, Sarah Schleper compitió con un traje inspirado en otra enseña de la cultura del país, la lucha libre mexicana.

La peruana Ornella Oettl Reyes y su hermano Manfred también dieron que hablar por su vestimenta en sus dos participaciones olímpicas. En Vancouver 2010 compitieron con un uniforme adornado con las tradicionales alpacas peruanas y en Sochi 2014, con un estampado felino.

La cosa también va de hermanos en Argentina con Macarena y Cristian Simari Birkner, parte de una saga familiar con 10 deportistas olímpicos, ocho de ellos en esquí alpino. En Sochi 2014 sorprendieron con este mono blanco con lunares negros, inconfundible sobre la nieve.
Cristian Simari Birkner
Cristian Simari Birkner (2014 Getty Images)

You May Like