Los deportistas olímpicos comparten lo que significa para ellos la salud mental

Desde las campeonas olímpicas Mikaela Shiffrin y Kendall Coyne hasta los debutantes Kagiyama Yuma y Dmitrii Kozlovskii, hemos pedido a los atletas de élite de invierno que describan su relación con la salud mental.

Por ZK Goh
Foto por USA TODAY Sports / Olympic Channel / Getty Images (composite)

El debate sobre la salud mental en el deporte nunca ha sido tan intenso.

Es un tema que se ha venido cocinando a fuego lento desde hace muchos años, pero en 2021 irrumpió en la conciencia pública gracias a la tenista Naomi Osaka y a la gimnasta Simone Biles, que hablaron abiertamente de sus problemas.

Es comprensible que este asunto haya cobrado nueva vida durante la pandemia, y los atletas (que durante mucho tiempo han estado acostumbrados a rendir al máximo nivel mientras mantenían en secreto sus dificultades en cuestión de salud mental) se alegran de que por fin se hable de ello.

En vísperas de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, hemos preguntado a los mejores deportistas de invierno del mundo, que estarán en la capital china, qué significa para ellos la salud mental.

Atletas: "No somos máquinas"

Las esquiadoras alpinas Mikaela Shiffrin, de Estados Unidos, y Petra Vlhova, de Eslovaquia, hablaron de la presión a la que estuvo sometida Biles de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en 2021.

Biles sufrió un episodio de "twisties" (un bloqueo mental que le impedía ejecutar sus movimientos en el aire) y se retiró de cuatro de sus cinco finales.

"No sé si ha habido algún atleta en todo el mundo en la historia del que se esperara que ganara con tanta seguridad como de ella", dice Shiffrin, doble campeona olímpica.

"Para los demás puede parecer una posición fácil, pero para ella... Quiero decir, conozco esa posición. Nunca es fácil ganar. Nunca es fácil hacer lo que ella está haciendo. Es más difícil que cualquier cosa que alguien pueda imaginar. Y estar en una posición en la que además se espera que lo hagas es todavía más difícil".

"La gente se apresura a hacer juicios y a opinar sobre algo que no puede entender, incluso si has estado en esa posición o en algo similar", añade.

"Todo el mundo pensaba que era la mejor y que tenía que ganar siempre. Y no es así porque ella no es una máquina. Sigue siendo humana. Es una mujer. Así que a veces es normal que se caiga", recuerda Vlhova.

"Somos iguales, como la gente normal. Tal vez tengamos algo de talento dentro porque somos buenos, sabemos cómo ganar, pero seguimos siendo humanos. No somos máquinas".

Por su parte, el patinador artístico canadiense Paul Poirier advierte de que la idea de que los deportistas olímpicos y de alto nivel tienen que ser siempre los mejores puede ser perjudicial.

"Como deportistas, eso es algo que en realidad asumimos y llevamos sobre nuestros hombros", apunta. "Creo que en el deporte hay una cultura de necesitar ser autosuficiente todo el tiempo, de pensar que siempre se puede hacer más y que siempre uno se puede seguir empujando a sí mismo".

"Creo que a veces es un reto, especialmente en el mundo del deporte, dar un paso atrás y decir que estoy luchando o que estoy herido o que necesito ayuda, y estamos realmente programados para dejar de lado esas cosas":

"Intentamos conseguir cosas increíbles, pero también somos humanos. Y como nuestro trabajo es nuestro cuerpo, a veces es difícil separar esas dos cosas".

La salud mental como parte de la salud física

Al igual que los atletas necesitan estar en plena forma física para rendir al máximo en sus competiciones, cada vez son más los que empiezan a incluir la salud mental en esta conversación.

La jugadora de hockey sobre hielo Kendall Coyne Schofield, campeona olímpica y capitana del equipo femenino de Estados Unidos, afirma que le gustaría que más gente apreciara este punto de vista.

"Creo que se suele hablar más de la salud física de un deportista porque se puede ver", afirma. "Puedes ver a alguien levantando pesas en el gimnasio o puedes verle lanzando el puck y fijarte de lo fuerte que es su disparo. Por eso creo que se suele hablar más de la fuerza física de un atleta".

"Pero su fuerza mental es igual de importante. Tiene que ser fuerte, tan fuerte como lo es físicamente si quiere competir al más alto nivel", continúa. "Nuestro programa y nuestras jugadoras se toman en serio el aspecto mental del juego. Y sabemos que tan importante es nuestra fuerza física como la mental".

Esa es una opinión que también comparte Dmitrii Kozlovskii, patinador artístico por parejas que representará al equipo ROC en Beijing 2022.

"Es probablemente uno de los componentes clave del deporte", dice. "Hay muchos ejemplos en los que hemos visto con nuestros propios ojos que atletas con un talento increíble, atletas realmente extraordinarios, no han podido superar este bloqueo mental y psicológico".

"Además de entrenar físicamente y ser responsable en ese aspecto, un atleta también debe adoptar un enfoque responsable de su rehabilitación y recuperación mental. Nuestras capacidades mentales tienden a desgastarse".

El español Ander Mirambell, que participará en sus cuartos Juegos Olímpicos cuando salga a la pista de skeleton en la República Popular China, se muestra de acuerdo.

"Creo que la sociedad aún no está preparada para entender que la mente es tan importante como el cuerpo", apunta al ser preguntado si la salud mental seguía siendo un tema tabú en el deporte".

"Como atleta entrenas tu cuerpo; saltos, carreras, trabajo aeróbico. Pero mentalmente hay que entrenarlo igual, es decir, ir a un psicólogo o acudir a un terapeuta emocional. Creo que es fundamental en el alto rendimiento, porque tu cabeza va a una velocidad anormal".

"Los deportistas no somos superhéroes. Ttambién tenemos muchos problemas y muchas veces acudimos a profesionales, no solo para mejorar el rendimiento, sino para que nuestra cabeza esté despejada y [estemos] preparados para hacer nuestro deporte".

La salud mental: un reto para todos, incluyendo a los deportistas

Enfrentarse a los problemas de salud mental no es fácil para nadie, y los atletas quieren que sepas que ellos pasan por lo mismo.

"No puedes evitar activamente algo cuando tiene que ver con el lado mental de las cosas, las emociones", señala Shiffrin. "Pero puedes decidir hacia dónde enfocas tu mente o en qué pones tu atención; las cosas que decides que son importantes para ti".

Piper Gilles, compañera de Poirier en la danza sobre hielo, añadió: "Para mí, la salud mental es un reto constante".

"Podemos centrarnos mucho en todo lo malo y en todo lo que tenemos que mejorar y no reflexionar realmente sobre todo lo que somos capaces de hacer, y es un reto eterno", señala. "Creo que lo más importante es aprender cuándo estás en lo más alto y cuándo en lo más bajo, y cómo recuperarte para llegar a un punto medio".

Tomando un respiro y pensando en positivo para recuperar la salud mental

El japonés Kagiyama Yuma, campeón de patinaje artístico masculino de los Juegos Olímpicos de la Juventud Lausana 2020, dice que ha aprendido a gestionar sus nervios de competición y sus estados de ánimo bajos para ayudar a que su salud mental se recupere.

Su consejo es conocer los propios límites.

"Tomarse un descanso es importante cuando no estás en buenas condiciones", comenta Kagiyama. "Una vez me tomé un descanso y sorprendentemente pude ver en mi cabeza lo que estaba mal y lo que había que arreglar".

"Si estás siempre al cien por cien puedes acabar pasándote. En algún momento, necesitas descansar y recuperar tu energía".

Su compatriota Takanashi Sara, una gran estrella mundial del salto de esquí, asegura que intenta pensar siempre en positivo, incluso cuando tiene problemas.

La salud mental es un "punto central en ser un atleta", asegura.

"Todo el mundo puede sentirse molesto e impaciente. Aunque me sienta así, he entrenado todo lo posible para tener confianza en mí misma. Siempre he hecho lo mejor que he podido y he pensado en positivo... y he descubierto algunas cosas buenas por el camino".

La salud mental es clave para una vida feliz

Gilles y otros deportistas afirman que, para ellos, encontrar el enfoque correcto de la salud mental era importante para sentirse satisfechos con su vida, ya sea relacionada con el deporte o no.

"Tienes que ser más consciente de ti mismo, nunca vas a ser perfecto. Nadie, nunca, va a ser perfecto", dice Gilles. "El reto es intentar averiguar qué es lo suficientemente perfecto para ser funcional y feliz y sentir que disfrutas de la vida".

El canadiense no es el único que se siente así.

"La salud mental te moldea como el ser humano que eres", sentencia la patinadora de velocidad estadounidense Brittany Bowe.

La medallista de bronce de PyeongChang 2018 dice que trata de no insistir demasiado en sus actuaciones, buenas o malas, y que prefiere centrarse en su salud mental.

"Si no tienes esa estabilidad mental y una buena salud mental, no importa lo que hagas aquí en la pista. Las victorias duran muy poco. De lo que se trata es de llevar un estilo de vida feliz y saludable".

El skip de curling suizo Peter de Cruz, bronce masculino por equipos en 2018, dice que para él estar mentalmente sano depende del amor propio.

"Para mí, la felicidad empieza en el amor, en aprender a amarse a uno mismo, y sentirse bien en tu propia piel y tu propio cuerpo", reflexiona. "Se trata realmente de conocerse a sí mismo y de que, tengas lo que tengas, pienses lo que pienses, hagas lo que hagas, seas feliz con ello, realmente".

Y resulta que incluso los deportistas de élite recurren a las mismas cosas que nosotros para ser felices.

"La salud mental es para mí la paz y la estabilidad", afirma la patinadora artística por parejas de ROC Aleksandra Boikova. "¿Qué me ayuda a recuperarla? Probablemente los gatos en Internet. Todos los días veo gatos en Internet".

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados