Las primeras veces: Pioneros que abrieron camino e hicieron historia en los Juegos de Invierno

Desde el salto de esquí perfecto a la primera medalla ganada por un deportista negro: la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno está llena de primicias históricas. 

Por Will Imbo
Foto por 2018 Getty Images

Cada edición de los Juegos Olímpicos trae consigo momentos icónicos y recuerdos inborrables. Mientras el mundo espera impaciente conocer a los deportistas que harán historia en Beijing 2022, echamos la vista atrás para recordar a auténticos pioneros que abrieron camino a los demás y rompieron barreras en los Juegos.

Eric Heiden: Histórico repóker de oros

Clasificar a unos Juegos es muy difícil. Ganar una medalla más aún. Pero ganar cinco medallas, y las cinco de todo, ¿en una misma edición de los Juegos de Invierno? Es un pasaporte directo a los libros de historia del deporte.

Y este es el caso de Eric Heiden, que sigue siendo el primero y único deportista en haber conquistado cinco medallas de oro en unos Juegos. El americano realizó semejante hazaña en Lake Placid 1980, donde ganó las pruebas individuales de patinaje de velocidad en 500m, 1000m, 1500m, 5000m y 10.000m. Esta conquista le llevó a su vez a establecer dos récords más que también mantiene hoy:

  • El único atleta en la historia del patinaje de velocidad en ganar las cinco pruebas en un solo torneo olímpico y el único en ganar una medalla de oro en todas las pruebas individuales.
  • El atleta más exitoso en una única edición de los Juegos de Invierno.

Por si fuera poco, además estableció cuatro récords olímpicos y uno mundial en Lake Placid. Heiden ganó por sí mismo más medallas de oro que todos los países a excepción de la Unión Soviética (10) y la RDA (9).

Debra Thomas: Primera medallista negra

Debra Thomas tenía apenas cinco años cuando empezó a practicar el patinaje artístico, y ganó su primera competición con nueve años. La estadounidense conquistó una medalla de oro y otra de plata en los Campeonatos Mundiales de 1986 y 1987, respectivamente, antes de ganar el bronce en la categoría individual femenina en los Juegos Olímpicos de Invierno Calgary 1988. Ese mismo año ganó también otro bronce en el Mundial. Y no solo eso, Thomas conquistó ese bronce mientras estudiaba en la Universidad de Stanford.

Ese tercer puesto en Calgary la situó en los libros de historia como la primera deportista negra en ganar una medalla en los Juegos Olímpicos de Invierno. 14 años después, en Salt Lake City 2022, Vonetta Flowers (USA - bobleigh) y Jarome Iginla (CAN - hockey sobre hielo) recogieron su testigo para convertirse los primeros deportistas negros en ganar un oro olímpico en los Juegos de Invierno. Y en Turín 2006 Shani Davis se sumó al club, esta vez conquistando el oro en una prueba individual.

Eric Radford: Primer campeón olímpico de invierno abiertamente gay

Meagan Duhamel y Eric Radford
Foto por Canada’s Meagan Duhamel and Eric Radford (Getty Images)

En los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, el patinador artístico canadiense Eric Radford ganó el oro en la prueba de patinaje artístico por equipos junto a su compañera Meagan Duhamel.

La prueba de patinaje artístico por equipos se estrenó en Sochi 2014, y en ella cada país compite por la mayor suma de puntos combinada en las disciplinas individuales masculina, femenina, por parejas y danza sobre hielo.

En declaraciones a Global News después de que Canadá ganara la medalla de oro en la prueba, Radford dijo: "Me tomo muy en serio el hecho de poder transmitir un poderoso mensaje y, ojalá inspire a otros atletas homosexuales".

Brian Orser y Midori Ito: Pioneros del triple axel

El salto axel, llamado así por su creador, Axel Paulsen, es el más antiguo y difícil del patinaje artístico. Paulsen realizó el primer salto axel en 1882, pero no fue hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de 1948 cuando un atleta, el estadounidense Dick Button, logró realizar un doble axel en competición, lo que da una idea de la dificultad.

36 años después el canadiense Brian Orser hizo historia al realizar el primer triple axel en una competición olímpica y ganar la plata en la categoría individual masculina de los Juegos de Sarajevo 1984. Desde entonces el triple axel se ha convertido en algo bastante habitual para los patinadores masculinos, pero solo tres patinadoras han realizado el salto en competición olímpica.

La japonesa Midori Ito fue la primera, en Albertville '92, y se llevó la medalla de plata en la competencia individual femenina. Ito es también la primera mujer en conseguir un triple axel en una competición internacional no olímpica, ya que ya había realizado el salto con éxito en los Campeonatos del Mundo de 1989.

Las otras dos mujeres que han conseguido un triple axel en unos Juegos Olímpicos son la patinadora japonesa Mao Asada en 2010 y 2014, y la patinadora estadounidense Mirai Nagasu en 2018.

Ester Ledecka: Primera campeona olímpica en dos disciplinas y unos mismos Juegos de Invierno

En PyeongChang 2018, la atleta checa Ester Ledecka consiguió un logro extraordinario al ganar el oro en dos disciplinas diferentes.

Ledecka -que debutaba en los Juegos Olímpicos en esquí alpino- sorprendió al mundo al ganar la prueba de super-G por 0,01 segundos. Sobre todo porque Ledecka ocupaba el puesto 68 en la clasificación general de la Copa del Mundo de esquí alpino al llegar a los Juegos y nunca había conseguido una medalla en ninguna prueba internacional de nivel mundial.

Una semana después Ledecka volvió a las pistas para repetir éxito. Esta vez ganó el oro en el eslalon gigante paralelo de snowboard femenino.

Antes de este doble título olímpico, ninguna deportista había competido en esquí y snowboard en los mismos Juegos Olímpicos, y mucho menos había conseguido una medalla. Un logro realmente histórico de la atleta checa, que podría volver a competir en ambas disciplinas en Beijing 2022.

Kazuyoshi Funaki: Primer esquiador olímpico en lograr el salto perfecto

En Nagano 1998 Kazuyoshi Funaki alcanzó la gloria olímpica al registrar una puntuación perfecta en la competición de salto de esquí en trampolín largo.

En una obra maestra que recuerda a los dieces perfectos de la gimnasta Nadia Comaneci en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, el japonés recibió una puntuación de 20 por parte de los cinco jueces tras su segundo salto en la final de trampolín largo. Funaki se convirtió así en el primer atleta olímpico de invierno en lograr una puntuación perfecta en un salto, y el segundo en hacerlo en una competición (el austriaco Tony Innauer, en 1976, fue el primero).