La otra vida del esquiador de fondo chileno Yonathan Fernández

Los olímpicos son algo más que deportistas. Más allá de clasificar a los Juegos Olímpicos de Invierno, de subir a lo más alto o de aprender nuevos trucos, muchos atletas hispanohablantes compaginan el deporte con otras realidades igual de inspiradoras. Conoce en esta entrega la otra vida de Yonathan Fernández, de Chile.

Por Andrés Aragón
Foto por 2018 Getty Images

Yonathan Fernández recuerda que su entrenador fue a llamarlo a su habitación en medio de la madrugada.

“¡Yona, prepárate, porque nos vamos a una competencia!”.

La clasificación de esquí de fondo para los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 cerraba en dos semanas, Fernández necesitaba un esprint más para asegurar su billete, pero las competiciones en Europa empezaban a cancelarse.

Su entrenador, el serbio Aleksandar Milenkovic (exdeportista olímpico en tres disciplinas: ciclismo, biatlón y esquí de fondo), había ido llamando a las organizaciones hasta que hizo diana en Campra, Suiza.

“Pero Alexander, ya tengo el billete de vuelta a Chile”, recuerda que dijo, al rememorar la escena para Olympics.com.

“Pues alcanzas a competir y te vas”.

Así empezó un viaje en auto de más de tres horas de madrugada, desde Eslovenia hasta Suiza, y un sueño cumplido: Yonathan Fernández completó la carrera y al cruzar la meta se quedó mirando a Milenkovic buscando una confirmación. “Yona, te vas a los Juegos”.

Siguieron los abrazos, las lágrimas... Y las prisas. Debían ir rápido al aeropuerto para retornar esa misma tarde a Chile, pero ya como olímpico.

Su vida deportiva

La carrera deportiva de Yonathan Fernández (Punta Arenas, 1986) no puede desligarse de su ‘otra vida’, pues empezaron al mismo tiempo. Con 18 años, entró en el Ejército de Chile siguiendo los pasos de su padre y desempeña su labor en la Escuela de Montaña, donde empezó a practicar los deportes de invierno.

Gracias a sus buenos resultados en el curso de instrucción de montaña, Fernández logró un puesto en la selección de biatlón, una disciplina que combina el esquí de fondo con el tiro. Entre 2008 y 2013 compitió internacionalmente en este deporte, hasta que gracias a Aleksandar Milenkovic, un nuevo técnico que contrató la Federación de Esquí de Chile, supo que tenía opciones de llegar a unos Juegos Olímpicos si se centraba en el esquí de fondo.

“Teníamos solo unos meses para clasificar, no los 18 que dice el reglamento. Tuvimos aproximadamente una gira de tres meses, pero gracias a su ayuda y la del Ejército de Chile, que me dio los permisos y el tiempo para entrenar, pude lograrlo”, explica en una entrevista con Olympics.com.

Después de aquel viaje a Suiza de madrugada, Yonathan Fernández se convirtió en el primer esquiador de fondo chileno en unos Juegos de Invierno. Representar a su país en Sochi 2014 fue todo lo que esperaba y más. “Era algo mágico. Era un sueño del que no quería despertar. Me pellizcaba cada rato para saber si era real o no”, dice.

Solo faltó una cosa: poder llegar consigo a su entrenador, Aleksandar Milenkovic, que no pudo acudir a Rusia. Así empezó su camino hacia PyeongChang 2018. Con una promesa hecha y el camino aprendido. “Fue una clasificación muy linda y muy emotiva porque en todo momento disfruté. Participé de los 18 meses, no estuve contra el tiempo. Siempre supe lo que tenía que hacer, siempre entrené para eso, me dieron los tiempos y tuve los recursos”, explica.

Yonathan Fernández fue 84º en el esprint de Sochi 2014, y 98º en los 15 km estilo libre de PyeongChang 2018. Y aunque sobre el papel el resultado fue peor, asegura que las sensaciones fueron mejores. "Entrené en nieve, competí en nieve, clasifiqué en nieve y me fui a competir en nieve, por eso mi rendimiento y percepción personal fueron mejores".

Es el plan que espera repetir para Beijing 2022 aunque antes, recuerda, deberá asegurar el billete que él mismo logró para Chile el pasado mes de febrero en el Mundial de 2021.

Su vida personal

"El trabajo militar no es difícil, pero nosotros tenemos que seguir avanzando en nuestros grados, tenemos que ir subiendo de rango y eso significa rendir exámenes. Entonces tenemos vidas paralelas".

El trabajo de Yonathan Fernández en la Escuela de Montaña del Ejército de Chile está muy ligado al deporte, y parte de su trabajo es representar al país en competencias internacionales. Por ello recibe garantías para poder compaginar su carrera deportiva con sus tareas en los Boinas Verdes, como el rescate o la instrucción de montaña.

Sin embargo, hay veces que todo queda en un segundo plano. Como en el terremoto que sacudió Chile en 2010, donde ayudó a reconstruir las casas de los miles de personas que perdieron su hogar, o este último año durante la pandemia.

"Tuve que hacer una pausa en mi preparación, ponerme el uniforme y salir a la calle para ayudar. Pedir permisos, y ese tipo de cosas. Estuve casi diez meses sin poder entrenar al cien por cien y deportivamente quizá me afectó, pero fue muy lindo poder ayudar a la sociedad chilena”, explica.

Yonathan Fernández recuerda que, después de su gira por Europa, había hablado con el ecuatoriano Klaus Jungbluth para competir juntos en Australia. Pero la pandemia cambió los planes de todos y tuvo que regresar a su país para ponerse al servicio de la sociedad chilena.

“A mí no me pagan por ser deportista, sino por ser profesional dentro del Ejército”, recalca.

Y pese a las dificultades del camino, Yonathan Fernández logró un cupo para Chile con su actuación en el Mundial de esquí celebrado en 2021 en Oberstdorf, Alemania. Un billete por el que ahora lucha para vivir en Beijing sus terceros Juegos Olímpicos.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados