La otra vida de Thibault Magnin, promesa española del esquí acrobático

Los olímpicos son algo más que deportistas. Más allá de clasificar a los Juegos Olímpicos de Invierno, de subir a lo más alto o de aprender nuevos trucos, muchos atletas hispanohablantes compaginan el deporte con otras realidades igual de inspiradoras. Conoce en la cuarta entrega de esta serie la otra vida de Thibault Magnin, de España.

Por Marta Martín
Foto por 2019 Getty Images

Su vida como deportista

Thibault Magnin (14-10-2000) busca competir en sus primeros Juegos Olímpicos en Beijing 2022, que tendrán lugar del 4 al 20 de febrero de 2022, en esquí acrobático (freestyle); una disciplina en la que se ha convertido en una de las referencias para la nación a la que representa, España.

Pero también está dejando su huella en el plano internacional.

Magnin consiguió la medalla de bronce en el Mundial júnior 2017-2018 y, ya en categoría absoluta, este mismo año se convirtió en el primer español en disputar una final del Mundial (Big Air). Entonces finalizó en una histórica novena posición.

Con la Copa del Mundo por delante y los Juegos Olímpicos en el horizonte, Magnin no se pone límites. "Mi objetivo es ganar una medalla en Beijing 2022. Yo creo que es el sueño de todos. Y, para ello, tengo que dar lo mejor que pueda", ha reconocido Magnin en una entrevista para Olympics.com.

Su vida personal

Thibault Magnin nació en Friburgo (Suiza), de padre suizo y madre española. En los montes suizos desarrolló su pasión por la nieve, especialmente por el esquí acrobático. Sin embargo, cuando se mudó con su familia a España, concretamente a la isla de Mallorca, no tenía tan fácil seguir esquiando. Así, recibió una beca para continuar con su carrera en Estados Unidos. Y con los estudios.

Magnin finalizó el Bachillerato el año pasado. Aunque este año olímpico está plenamente centrado en los Juegos Olímpicos Beijing 2022, espera poder seguir estudiando en la Universidad. "Quiero seguir estudiando. Ahora con los Juegos es un poco más complicado porque la intención es entrenar y esquiar, esquiar, y esquiar. Pero los estudios para mí siempre han sido muy importantes. Voy a seguir estudiando, seguro", expresa para Olympics.com.

Cuando los retome, volverá a tener que compaginar competición, entrenamientos y estudios. "Es muy difícil, la verdad, pero todo se hace. Al final es tener disciplina y fijarte unos horarios", dice el español.

Pero además, desde hace un año Magnin ha tenido que añadir una faceta más en su vida: su trabajo como modelo. "Firmé con unas agencias de modelos en Barcelona. Ahora mismo la prioridad es el esquí. Eso no va a cambiar, está claro. Pero [el trabajo como modelo] es algo que durante el verano puedo hacer y yo creo que es algo que va bien con mi imagen y que voy a seguir haciendo", cuenta Magnin.

Pero como él mismo dice, la prioridad es el freestyle... especialmente con los Juegos Olímpicos Beijing 2022 en el horizonte.

HAZTE OLÍMPICO

Regístrate en Olympics.com y consigue acceso ilimitado a las series, las ultimas noticias y los mejores momentos olímpicos.