Francia-España en balonmano masculino: amistad y rivalidad en una 'final' adelantada

Parten como dos de las selecciones favoritas a medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y, por lo tanto, el partido de fase de grupos del 30 de julio (7.15h am CEST) es a priori uno de los más electrizantes antes de las eliminatorias. Lo disputarán dos selecciones repletas de estrellas y que se conocen perfectamente. Descubra por qué

Foto por 2019 Getty Images

Las selecciones masculinas de balonmano de Francia y España se enfrentan en la fase de grupos (grupo A) este 30 de julio (7.15h am CEST; 14.15h en Japón), en uno de los encuentros de más altos vuelos antes de las eliminatorias de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Si bien Europa es el continente con más tradición en el balonmano internacional, Francia y España son dos de sus exponentes. La selección dirigida por Jordi Ribera y capitaneada por Raúl Entrerríos llega a los Juegos como doble campeona de Europa y medallista de bronce en el Mundial de Egipto de 2021 -ganado precisamente ante Francia en el último partido disputado entre ellos-. En los Juegos Olímpicos España todavía no conoce a qué sabe el oro ni ha disputado nunca una final, pero sí conoce lo que es subir a un podio: recogió el bronce en Atlanta 1996, Sídney 2000 y Pekín 2008.

Por su parte, 'Les Bleus', no pueden no estar entre los favoritos en los Juegos Olímpicos. Han subido al podio en las tres últimas ediciones (oro en Pekín 2008 y Londres 2012 y plata en Río 2016). Antes de estos logros, curiosamente consiguieron su primera presea Olímpica en Barcelona 1992. Sus hazañas no se han detenido aquí. En los últimos tiempos, Francia se ha hecho con cuatro campeonatos del mundo (2009, 2011, 2015 y 2017) y dos Europeos (2010 y 2014).

El camino de estas dos selecciones se ha cruzado en prácticamente todos estos campeonatos. De ahí la rivalidad.

Sin embargo, Francia y España están también especializadas en las buenas relaciones. Históricamente ha sido frecuente ver jugadores franceses jugando en la liga española; y también lo opuesto. El definitivo puente de plata.

¿Quiénes de los jugadores que van a enfrentarse mañana han jugado en el país del rival?

Descúbralo antes del partido entre los dos líderes del grupo A, empatados a 6 puntos, y aún invictos.

Francia: Nikola Karabatic (Barcelona 2013-2015)

Considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Nikola Karabatic jugó en el Barcelona durante dos temporadas, y su mayor éxito en este equipo fue ganar la Champions League de la EHF en la temporada de su despedida.

En estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 su rol de líder no se ha visto amenazado por la lesión que sufrió en octubre de 2020. Ha disputado todos los partidos, en los que el central ha anotado 9 goles (82% de eficiencia) y dado 11 asistencias (el quinto que más entre todos los equipos en lo que va de torneo).

España: Rodrigo Corrales (PSG, 2017-2020)

El guardameta de España compartió equipo con Nikola Karabatic en el Paris Saint-Germain durante tres temporadas y en todas ellas se alzó como campeón de la liga.

Estos son sus primeros Juegos Olímpicos, y, en ellos, conforma una de las mejores portería del torneo, junto con su compañero Gonzalo Pérez de Vargas.

España: Eduardo Gurbindo (Nantes, 2016-2021)

El lateral derecho Eduardo Gurbindo se ha recuperado a tiempo de una lesión de rodilla que ha arrastrado durante sus dos últimas temporadas en el Nantes francés. Sin embargo, esto no ha evitado sus éxitos en el conjunto francés (del que se ha despedido esta temporada), con el que ha llegado a ser subcampeón de la Champions en el curso 2017-18.

Gurbindo, que disputa sus segundos Juegos tras los de Londres 2012, es uno de los jugadores más importantes para el seleccionador Jordi Ribera, especialmente por poder combinar su trabajo en defensa y en ataque.

Francia: Dika Mem (Barcelona, 2016-presente)

Dika Mem ha marcado 12 goles (el segundo que más de Francia tras Hugo Descat) y realizado seis asistencias en los tres partidos disputados en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Estos son los primeros Juegos para Mem, que se ha alzado con la Champions Leagues con el Barcelona esta temporada y ha sido elegido mejor lateral derecho de la competición europea en dos ocasiones.

España: Jorge Maqueda (Nantes, 2012-2015)

Aunque el lateral Jorge Maqueda no ganara títulos de peso con el Nantes francés, sus años allá coincidieron con algunos de los mejores momentos de su carrera, como el oro en el Mundial de 2013 y el bronce en el Campeonato de Europa de 2014.

Su buen momento no quedó ahí y lo está demostrando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde, con seis asistencias y tres goles, ha demostrado ser un buen creador de juego.

Francia: Luc Abalo (Ciudad Real, 2008-2011; Atlético de Madrid, 2011-12)

Luc Abalo fue presentado en el Ciudad Real en 2008 como una de las mayores promesas del balonmano.

Y así ha sido. Hoy se encuentra disputando sus cuartos Juegos Olímpicos. Ha subido al podio en los tres últimos, y espera volverlo a hacer en Tokio 2020.

Ha marcado cuatro goles para Francia y ha disputado los tres partidos jugados en el grupo A.

España: Dani Sarmiento (Saint Raphael, 2016-presente)

El central Dani Sarmiento es uno de los jugadores que más temporadas ha disputado en el país de su próximo rival en los Juegos Olímpicos.

Siempre ha demostrado ser un jugador que puede cambiar los partidos y sus tres medallas en Europeos y dos en Mundiales lo avalan. En Tokio 2020 ha anotado 4 goles, pero sobre todo está demostrando generar peligro de cara a la portería contraria a través de su creatividad.

Francia: Timothey N'Guessan (2016-presente)

Estos son los segundos Juegos para Timothey N'Guessan, pero ya no está en ellos como la joven promesa de Río 2016, sino como un jugador consolidado no solo en la selección francesa, sino también en su club desde 2016, el Barcelona, con el que ha ganado cuatro ligas y una Champions League.

El lateral izquierdo ha marcado cinco goles en estos Juegos Olímpicos, en los que quiere mejorar la plata de Río.

España: Ferrán Solé (Fenix Toulouse, 2016-20; PSG, 2020-presente)

Nueve goles, nueve aciertos. Con un 100% de efectividad llega el extremo derecho Ferrán Solé al partido de fase de grupos contra Francia, la selección del país que le acoge desde 2016.

Estos son los primeros Juegos Olímpicos para un jugador que ha sido elegido en los 7 ideales de los dos últimos Campeonatos del Mundo.

España: Adriá Figueras (Nantes, 2020-21)

El pivote Adriá Figueras es el cuarto jugador que más goles lleva marcados en estos Juegos Olímpicos (19, solo por detrás de Hampus Wanne, de Suecia; Sander Sagosen, de Noruega; y Mikkel Hansen, de Dinamarca). Pero de todos ellos, es el que mayor eficiencia tiene de cara a portería (79%).

Su capacidad goleadora no ha pasado desapercibida en las grandes ligas, como la francesa. Tras jugar la última temporada en el Nantes, el próximo curso lo hará para el Chartres.

Francia: Ludovic Fabregas (Barcelona, 2018-presente)

El Barcelona, vigente campeón de la Champions League, tiene un equipo repleto de estrellas, y no le podía faltar una en el pivote: Ludovic Fabregas.

Con 8 goles en los Juegos de Tokio, es uno de los máximos goleadores de Francia y se presenta como uno de los líderes de su ataque.

España: Viran Morros (PSG, 2018-presente)

Viran Morros es un fijo en España y uno de los mejores especialistas defensivos del continente. El jugador del PSG, sin embargo, no va a poder seguir mostrándolo en los Juegos Olímpicos después de sufrir una lesión en el partido contra Brasil.

España: Antonio García (PSG, 2012-14; Nantes, 2019-20)

El lateral izquierdo de España es uno de los jugadores más experimentados del equipo y, en esa carrera, ha tenido dos etapas en Francia: una con el PSG y otra en el Nantes.

Pero un equipo siempre está fijo en su trayectoria: España. Con 7 goles en tres partidos, está siendo un jugador temido por los rivales en los Juegos de Tokio 2020.

Dos extra bonus: Melvyn Richardson y Raúl Entrerríos

Ni Raúl Entrerríos, capitán de la selección española, ni Melvyn Richardson, lateral en Francia, han jugado nunca en equipos del país de su rival. Sin embargo, son conocidos por motivos similares por la afición rival.

El lateral Melvyn Richardson es hijo de la leyenda Jackson Richardson, el hombre que reinventó el balonmano francés, y en gran parte el español. El pequeño Melvyn jugaba en los laterales de las pistas del Pabellón Universitario de Pamplona (España) cuando su padre formaba parte de uno de los clubes más importantes en los noventas: el extinto Portland San Antonio.

Con genes así no era de extrañar que Melvyn despuntara en este deporte. Aunque todavía no haya jugado en España, ha fichado para la próxima temporada por el Barcelona. Ahora disputa sus primeros Juegos Olímpicos y ha asumido responsabilidad al ataque, con 7 goles (100% de efectividad) y 4 asistencias en un solo partido disputado.

Por su parte, Raúl Entrerríos es hermano de otra leyenda del balonmano español, Alberto Entrerríos, actual entrenador del Nantes francés.

El central es la pieza más fundamental del engranaje español en Tokio 2020. Ha anotado 6 goles en el campeonato, pero su calidad va más allá de la pista. Es un verdadero capitán y líder de España.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados