España pasa a cuartos de final y deja a Argentina en problemas

España derrotó a Argentina (81-71) y ya está en cuartos de final. Argentina se jugará el pase en la última jornada contra Japón

Foto por 2021 Getty Images

España selló su pase a los cuartos de final del torneo Olímpico de baloncesto con una victoria sobre Argentina en la segunda jornada (81-71). El resultado deja a la albiceleste en una situación muy comprometida, pues queda obligada a ganar a Japón en la última jornada para tener opciones de ser una de las dos mejores terceras.

El gran acierto de Ricky Rubio, MVP del Mundial de 2019, fue de nuevo fundamental para enderezar el rumbo de España, que se vio sorprendida en los primeros minutos por la intensidad defensiva de la línea defensiva argentina. El base catalán finalizó con 26 puntos (5/6 en triples, 8/13 en tiros de campo) y asistencias.

La mano de Rubio ayudó a calmar el gran inicio de Argentina, espoleada por Nicolás Laprovittola, máximo anotador con 27 puntos, incluidos los siete primeros del partido. Sin embargo, Luis Scola (13), Deck (2) o Campazzo (10) no lograron mantener la aportación del primer partido y el acierto del bonaerense fue insuficiente.

Con este resultado, la selección de Sergio Scariolo iguala los dos triunfos de Eslovenia y el domingo se jugarán la primera plaza del Grupo C en un duelo directo. Argentina, en cambio, queda empatada con Japón a dos derrotas y, además de ganar a los nipones, necesitará esperar a los resultados del resto de grupos para saber si es una de las dos mejores terceras.

Después de un buen arranque de Argentina, España hizo valer su fondo de armario, más profundo que el albiceleste. Por un lado, para mantener la aportación del quinteto inicial, y por otro, para mantener la intensidad en defensa. Al descanso, ya ganaba por 40-34.

La diferencia de ese segundo cuarto (20-9) fue decisiva para que España se hiciera con una iniciativa del partido que luego supo administrar en la segunda parte. Incluso en un partido en que Marc Gasol estuvo bien vigilado, aún quedaban Rubio y Sergio Rodríguez para mover los hilos. 

Mientras España encontraba continuos relevos en ataque (hasta seis jugadores anotaron ocho o más puntos), Argentino no tuvo quien diera reemplazo a Laprovittola. 

La imagen de la frustración la dejó Facundo Campazzo, que cuando tuvo que marcharse al banquillo tras cometer la quinta falta personal, se rasgó la camiseta y golpeó la silla con rabia. Después de un gran primer partido, no pudo imponerse a la defensa de España.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados