El día en que Andrés Madera cambió su sueño

Tras un duro camino hacia Tokio 2020, el venezolano quiere subir al podio en el Nippon Budokan

Foto por 2020 Getty Images

El 15 de junio de 2021 marca un antes y un después en la vida deportiva del venezolano Andrés Madera, quien tras superar momentos duros y verse fuera de los Juegos Olímpicos, ahora tiene como nueva meta subir al podio en el Nippon Budokan, donde este jueves, 5 de agosto, inicia el karate en Tokio 2020.

Madera, campeón en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 en kumite -67 kg, comenzó el karate a los seis años, cuando a sus padres le recomendaron el deporte debido a algunos problemas de conducta. A los pocos años empezó a tomar parte de los Campeonatos Nacionales, y ahí nació su sueño de representar a Venezuela. Pero no fue hasta los 22 años que llegó a integrar la selección.

“Creo que la paciencia que aprendí de estos años de karate, de todo ese tiempo antes de entrar al equipo, me enseñó que tiempo es lo que se necesita para todo”, sostuvo Madera, de ahora 33 años, a Contrapunto al día.

Esa es una de las lecciones que lo han guiado a los Juegos de Tokio 2020, donde el karate hará su debut Olímpico. Y es que por gran parte del ciclo Olímpico, el venezolano se vio fuera de los Juegos e incluso del deporte.

En 2018, tuvo que operarse de una lesión de la rodilla. “Pensé que los sueños Olímpicos se quedaban en una cama de hospital (…) Ese día, como muchos otros, dije ‘se acabó’. Sin embargo, el destino me tenía preparadas más misiones para continuar”, recordó en redes sociales.

La lesión no fue el único obstáculo que Madera tuvo que superar para poder estar hoy presente en Tokio.

El karateca, que se perdió semanas valiosas al padecer la COVID-19, tenía que viajar en junio al Preolímpico, pero la delegación venezolana estuvo cerca de no llegar, después de perder el avión a París. Una vez allí, cayó derrotado.

Recién al estar de regreso en casa, después de tantas luchas, entre lágrimas, recibió la noticia que le habían confirmado una plaza Olímpica (cupo continental).

“(Me sentí) completo. Sentí que había cumplido algo que para algún momento de mi carrera fue imposible, porque pasaron muchos caminos, muchas piedras, muchas caídas”, relató a La Patilla. “(En) muchos momentos de esos quería tirar la toalla, quería rendirme”.

“Ha sido un ciclo de muchos sacrificios, pero confieso que todavía estoy viviendo la felicidad de ese día”, señaló a Analítica. “Incluso me sirvió como un momento de reflexión, porque llegué a pensar el por qué a veces me quejo tanto o por qué no escucho a la gente que siempre está allí apoyándome, empujándome y siempre pendiente de que puedo lograr las metas propuestas”.

Tras superar todo tipo de adversidades, Medara está en Tokio, donde entra en acción este jueves, 5 de agosto, desde las 12:05 JST (miércoles, 4 de agosto, 23:05 hora de Caracas).

Los Juegos Olímpicos son un sueño cumplido, pero que encara con un nuevo objetivo: una medalla. Explicó a La Patilla: “Esa meta cambió el día 15 de junio, ya no solamente (es) ir a los Juegos Olímpicos, sino ahora buscar una medalla para Venezuela”.

MÁS: consulte aquí el calendario completo y los resultados del karate en Tokio 2020.