El broche de oro para el corazón de Horacio Nava

Una cirugía cardíaca pudo paralizar la carrera del mexicano en 50 km marcha, pero ni siquiera eso le detuvo. Hoy sueña con disputar sus cuartos Juegos Olímpicos y ganar una medalla en Tokio 2020

Foto por 2019 Getty Images

El mexicano Horacio Nava ha cumplido una vida dedicada al atletismo, a la marcha en concreto, a pesar de todos los obstáculos que tuvo en el camino.

En 2005 consiguió finalizar en el top-ten en el Mundial de Helsinki en la prueba de 50 km marcha, pero, tras un chequeo después de una de las grandes pruebas de su vida, se le encontró una patología cardíaca que podía haber detenido sus pasos en el deporte.

Tuvo que ser intervenido entonces para extirparle una válvula adicional. Su corazón era demasiado grande.

Pero lo fue en todos los sentidos.

Su amor por el deporte siguió latiendo, y éste le ha llevado a ganar cuatro medallas en Panamericanos y a competir en tres Juegos Olímpicos.

“Es algo con lo que nací y ya me costó una cirugía, pero ahora me ayuda porque mi corazón es una bomba fuerte, con poco margen para el desgaste pues empuja más sangre en menos tiempo”, expresó antes de los Juegos de Pekín para Efe.

El sueño de la medalla en Tokio

Precisamente su mejor marca Olímpica la logró en Pekín 2008 con una sexta plaza (3:45:21), y en Tokio 2020 espera poder superarla y lograr una medalla Olímpica con la que poner el broche de oro a su retirada del deporte profesional.

"Empecé con ese sueño de estar en el podio y mejorar el sexto en unos Juegos Olímpicos es un primer paso. Como gran sueño, imagínate el retirarme con una medalla, mejorar ese sexto lugar sería algo bastante bueno", declaró Nava a principios de este mes para Marca Claro.

De hecho, su retiro se tuvo que aplazar tras la postergación de Tokio 2020 a causa del coronavirus.

"Ya está llegando el final de mi carrera. Mi idea era retirarme después de los Olímpicos o en el Mundial del próximo año, sin embargo ahora está cambiando todo. Si los Juegos de Tokio se aplazan, yo aplazaré mi retiro", dijo el año pasado, antes del aplazamiento confirmado a finales del mes de marzo, para Efe.

Su retirada coincide con que en Tokio 2020 se vivirá la última edición de la prueba de 50 km marcha en los Juegos.

"[Siento] cierta nostalgia, contento también de poder estar presente en una prueba de 50 kilómetros en los últimos Juegos Olímpicos, pero si es para mejorar, para que la marcha crezca mientras no se pierda la esencia de lo que es la caminata, de la técnica, pues bienvenido", aseguró en su entrevista para Marca Claro.

De esta manera, la disciplina en la que ha destacado se apagará el mismo tiempo que la trayectoria de Horacio Nava como profesional. Como si hubieran estado hechas para latir juntas.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí