Diez momentos para recordar: Germán Madrazo y la gloria del último lugar

Los deportistas hispanohablantes han hecho que los Juegos Olímpicos de Invierno brillen aún más. Antes de vivir nuevos instantes memorables en Beijing 2022, recuerda junto a Olympics.com algunos de estos momentos en los que no solo relucen las medallas. Hoy, el esquiador de fondo mexicano Germán Madrazo.

Por Andrés Aragón
Foto por 2018 Getty Images

Hay más formas de ganar que subir a lo más alto del podio. En PyeongChang 2018, el mexicano Germán Madrazo terminó último la carrera de 15 km estilo libre de esquí de fondo, pero era su historia, el camino que había recorrido para llegar allí, lo que hizo que él también se sintiera ganador.

“El espíritu olímpico es el espíritu de no rendirse, de luchar contra lo que sea y a pesar de lo que sea. Y saber que al final del día, si luchas y no te rindes, vas a ganar”, recordó en el podcast en español de Olympics.com.

Inspirado por la historia del peruano Roberto Carcelén en Sochi 2014, Germán Madrazo decidió que quería ser olímpico en esquí de fondo. A sus 42 años no había esquiado nunca; vivía en McAllen, Texas, una de las zonas más calurosas de Norteamérica; y tenía poco más de 12 meses para intentarlo.

“Cuando todo está en tu contra, tú no vas a ganar. Tú vas a ganarte a ti mismo, tú vas a ganarle a tus sueños, tú vas a ganarle al ‘no se puede’. Y cruzar la meta, es cruzar la meta de los que creen en sí mismos porque creen que todavía se puede soñar. Buscas un podio en otro lugar, buscas un podio en la historia de tu vida”.

Cuando encaró la recta final, Madrazo agarró una bandera de México para ondearla. Al otro lado de la meta esperaban amigos como Pita Taufatofua, Klaus Jungbluth, Sebastián Uprimny... Y el nuevo campeón olímpico, el suizo Dario Cologna, que había llegado 26 minutos antes y, como hizo con Carcelén en 2014, quería también felicitar al mexicano.

“De todos los que tenemos un sueño imposible, ese día yo gané. Yo fui el que levantó la bandera de todos los que han tenido un sueño que dicen, ‘eso no se puede’. Yo gané un podio diferente. El podio de los que cruzan la meta a pesar de todo. En contra de todo”.

Un sueño que podría tener continuidad en Beijing 2022, pero no como participante, sino como entrenador. German Madrazo hoy entrena a algunas promesas del esquí de fondo de su país como Jon Soto Moreno, que logró la cuota olímpica para su país. 

“La única forma de que mi sueño se haga más grande no es haciéndolo yo, sino ayudando a que otros lo hagan”.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados