Deportistas de invierno y sus hijos en el Día Universal del Niño

En el Día Universal del Niño, hablamos sobre deportistas de invierno que compaginan la maternidad y la paternidad con sus sueños olímpicos.

Por Jo Gunston
Foto por Cameron Spencer/Getty Images

En el Día Universal del Niño, que se celebra este sábado 20 de noviembre, en Olympics.com queremos hablar de esos deportistas de invierno que compaginan la maternidad y la paternidad con su ambición de competir en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Camilla y Rebecca Valcepina, por ejemplo, son probablemente las medallistas más jóvenes de la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno, pues solo eran embriones de apenas unas semanas cuando ganaron junto a su madre, Martina Valcepina, y al resto del equipo italiano el bronce en los 3.000 m relevos de patinaje de velocidad en pista corta de Sochi 2014.

Parece que ninguno de sus rivales se quejó de esos ‘miembros extra’ del equipo italiano, quizá también porque Martina es agente de policía.

En PyeongChang 2018, las gemelas tenían cuatro años cuando su madre ganó la plata en esa misma prueba. ¿Subirá esta familia un peldaño más del podio en Beijing 2022?

Algo tienen las policías… Amelie Kober, agente de la Policía Federal de Alemania, ya había demostrado un gran pundonor en el eslalon gigante paralelo de Turín 2006 donde, a pesar de ser la competidora más joven, supo recuperarse de una caída en cuartos de final para ganar la medalla de plata.

En Vancouver 2010, en esa misma prueba, llevaba dentro al competidor más joven, su hijo Lorenz. En aquellos Juegos Olímpicos, Kober no pudo ganar ninguna medalla de recuerdo para el bebé que estaba a punto de nacer, pero en Sochi 2014 le llevó una brillante medalla de bronce.

Pedigrí olímpico

En casa de los Watabe, la atención se divide entre su bebé y los Juegos Olímpicos de Invierno, pues Watabe Akito y su mujer Yurie esperan clasificar para Beijing 2022. Akito busca esa medalla de oro que tanto se le resiste en la combinada nórdica, prueba en la que ganó la plata en Sochi 2014 y PyeongChang 2018.

Por su parte, Watabe Yurie es esquiadora acrobática y compite en halfpipe. No tuvo suerte en la República de Corea, pero aun así puede presumir del título más preciado, ser olímpica.

El hermano menor de Akito, Yoshito Watabe, también compite en combinada nórdica, así que el bebé de la familia Watabe tiene en sus venas un buen pedigrí en deportes de invierno.

La esquiadora alpina mexicana Sarah Schleper no solo tiene dos hijos, sino que los dos deben su nombre a famosos esquiadores. Llamó a su primer hijo Lasse por Lasse Kjus, esquiador noruego que ganó cinco medallas olímpicas (incluido un oro en la prueba combinada en casa, Lillehammer 1994). Y bautizó a su hija Resi en honor a su excompañera en la selección de Estados Unidos, Resi Stiegler, tres veces olímpica.

Es famosa su última carrera en una Copa del Mundo con Estados Unidos –tiene la doble nacionalidad mexicana por su marido–, cuando paró a mitad del trazado para recibir en brazos a su hijo Lasse y terminar la prueba con él. A sus 42 años, no solo quiere clasificar para Beijing 2022, sino también para los siguientes, Milano Cortina 2026, los primeros Juegos en los que su hijo Lasse tendría opciones de competir.

En la biografía de Instagram de Anaïs Chevalier-Bouchet puede leerse ‘Biatlón Francia’ y ‘Mamá de Emie’. Quien fuera medallista de bronce en PyeongChang 2018, y que también compitió en Sochi 2014, quiere traerle otro recuerdo de Beijing 2022 a su hija y su marido, Martin Bouchet, también biatleta. De hecho la tía de Emie es Chloe Chevalier, así que la pequeña tendrá donde pedir consejo si en un futuro decide dedicarse a este deporte.

David Wise acababa de ganar su segunda medalla de oro en el halfpipe masculino, esta vez en PyeongChang 2018, cuando su hijo de tres años, Malachi, decidió acompañarlo en el podio. Después se unió la mujer de David, Alexandra, junto a su hija Nayeli de seis años. ¡Qué foto de familia! Ahora Wise aspira a su tercera corona en Beijing 2022.

David Wise celebra su título en PyeongChang 2018 junto a su familia.
Foto por Cameron Spencer/Getty Images

La pareja china de patinadores de velocidad en pista corta Liu Qiuhong y Han Tianyu tienen un hijo en común, Leo. Ahora retirada, Liu ganó cinco medallas en la prueba de los 3.000 m relevos en los Mundiales. Su mejor resultado en los Juegos Olímpicos de Invierno fue en Sochi 2014, donde rozó el podio con un cuarto puesto en los 500 m.

Por su parte, Han ganó una plata y un bronce en Sochi 2014, en las pruebas de 1.500 y 5.000 m relevos respectivamente, y una plata en relevos en PyeongChang 2018. Han todavía entrena con la selección de la República Popular China y busca una plaza para Beijing 2022.

El año pasado por estas fechas Alexander Ovechkin (ROC), gran estrella del hockey sobre hielo, llevó a su hijo de tres años, Sergei, para ver si tenía sus mismas aptitudes para este deporte. Ovechkin padre ha sido tres veces campeón del mundo y ha competido en tres Juegos Olímpicos de Invierno, pero es improbable que su hijo Sergei, ahora con cuatro años, haya mejorado lo bastante en este tiempo para acompañarlo en Beijing 2022. Su segundo hijo, Ilya, que nació en mayo de 2020, no tendrá que esperar mucho para calzarse sus primeros patines.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados