Debinha, la nueva líder del Brasil campeón de América

Brasil conquistó su octava Copa América Femenina gracias a un gol de penal de Debinha en el minuto 39. La clase de la delantera, que habló en exclusiva con Olympics.com tras la final, decantó un duelo muy igualado con la anfitriona Colombia. 

Por Elisa Revuelta
Foto por Conmebol

Un estadio abarrotado hinchando por el rival. Un equipo crecido por el apoyo de su gente, liberado de la presión de ser favorito y yendo a por todas. Pasados los primeros 30 minutos de partido, no pintaban demasiado bien las cosas para Brasil en la final de la Copa América Femenina.

Pero el fútbol suele dar chance y si pasa hay que aprovecharla. Debinha se internó en el área de Colombia y la central Manuela Venegas le hizo falta. Penal para Brasil.

A la 9 de la Seleçao le faltó tiempo para levantarse y agarrar la pelota. Tomó carrerilla y tiró de nervios de acero para esperar a que la arquera cafetera Carolina Pérez se venciera hacia un lado. Entonces solo tuvo que patear la pelota al otro. Gol, a la postre el único de la final, y un penal que vale una nueva corona continental para Brasil.

En la celebración, Debinha hacía gestos pidiendo cabeza a sus compañeras. Mente fría. Le hicieron caso y la Seleçao vuelve a ser una vez más, y ya van ocho, campeona de América.

LEER MÁS: Copa América 2022: ¡Brasil, campeona por octava vez!

“Estoy muy feliz por la victoria. Creo que el penal fue la única gran ocasión que tuvimos y estoy muy contenta por haberla podido aprovechar”. Sonríe la brasileña en su charla con Olympics.com, liberada ya de toda tensión y aún de celebración, selfies en zona mixta incluidos, por el nuevo título continental conquistado, el segundo en su cuenta personal.

En un equipo inmerso en pleno relevo generacional y por primera vez sin las referentes que marcaron los últimos 15 años del fútbol femenino brasileño –la lesionada Marta y las ya retiradas Formiga y Cristiane–, el rol actual de Debinha en el vestuario es el de líder indiscutible junto a las otras dos capitanas: Rafaelle y Tamires. Por calidad y por jerarquía, como demostró en el penal.

“Al final nosotras, las veteranas, intentamos que las jóvenes mantengan la calma. Están haciendo un gran trabajo y hay que seguir así. A las jugadoras jóvenes solo quiero decirles que vengan a la selección a disfrutar, a pasarlo bien y a dar lo mejor de sí mismas. Y las cosas van a ir saliendo, como pasó hoy”.

Y si hay que asumir responsabilidades, para eso está ella, estrella indiscutible de la NWSL estadounidense con el North Carolina Courage. A sus 30 años, Debinha ha disputado dos ediciones de los Juegos Olímpicos y estuvo en el último Mundial, así que sabe lo que es jugar en estadios repletos.

Una afición de diez

Sin embargo, reconoce que lo vivido este 30 de julio en Bucaramanga, con cerca de 25.000 personas animando sin parar desde mucho antes que comenzase el partido, le ha emocionado.

“Para el fútbol femenino es grandísimo ver estadios así de llenos. Es increíble para nosotras, para la selección Colombia… Hoy, cuando cantaron el himno de Colombia, fue un momento muy emotivo. Sentía orgullo por el fútbol femenino y estaba muy feliz de ver a los colombianos apoyando tanto a su equipo. ¡Espero que esto siga!”.

Si algo ha demostrado esta Copa América es que el crecimiento exponencial del fútbol femenino a nivel de calidad y competitividad es un fenómeno global al que Sudamérica no es ajeno. “Sabíamos que Colombia iba a ser el rival más difícil”, reconoce. “El siguiente paso es jugar contra potencias como Inglaterra, Francia… La clave para la evolución del fútbol femenino en Sudamérica está en mejorar a nivel físico y de mentalidad. Si eso se consigue… va a ser increíble”.

Jogo bonito y rigor táctico

En mejorar ambas cosas anda Brasil, que confía en terminar de dar el salto de la mano de la veterana Pia Sundhage. “Es justo lo que necesitábamos en este momento”, asegura Debinha sobre la seleccionadora sueca, que llegó al banquillo de la Seleçao en 2019 con las ideas muy claras. “Pia incorporó el rigor táctico y la fortaleza física de la escuela europea al fútbol que practicamos nosotras. El tipo de partido que jugamos hoy es eso, es lo que necesitábamos”.

Tras la conquista de la Copa América, asoman en el horizonte el mundial del año próximo… y París 2024.

“Hoy demostramos que tenemos mucho talento. Es cuestión de seguir así, trabajando y dando lo mejor de nosotras”.

HAZTE OLÍMPICO

Regístrate en Olympics.com y consigue acceso ilimitado a las series, las ultimas noticias y los mejores momentos olímpicos.