Cinco cosas que saber sobre Raúl Entrerríos

Raúl Entrerríos, capitán de la selección española, dejará el balonmano tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Repasamos en cinco datos la carrera de unos de los mejores centrales del mundo, antes del partido por el bronce que España disputará ante Egipto en el penúltimo día de los Juegos, este sábado, 7 de agosto, desde las 10:00 hora española

Foto por 2021 Getty Images

Los orígenes de Raúl Entrerríos

Raúl Entrerríos nació el 12 de febrero de 1981 en Gijón, Asturias, una región situada en el norte de España. Desde pequeño siguió los pasos de su hermano Alberto, cinco años mayor y otro jugador histórico del balonmano español, así que cuando tuvo que elegir un deporte que practicar en el Colegio Noega, Raúl lo tuvo claro.

Alberto siempre fue marcando su camino. Antes de que Raúl terminara la secundaria, su hermano mayor ya era jugador profesional (destacaba como lateral) y había debutado con la selección española. Y el verano de 2001, cuando dio el salto a profesionales con el Ademar León, fue el mismo en que su hermano Alberto dejó el equipo para fichar por el FC Barcelona, el club donde 20 años más tarde Raúl terminará su carrera.

Desde 2007, la pista del colegio donde empezaron a jugar se llama Pista Polideportiva Hermanos Entrerríos.

Ganó su primer título como portero

Raúl Entrerríos ha sido uno de los mejores centrales del mundo, pero pocos saben que el primer título de su carrera lo ganó jugando como portero. Alberto Suárez, que entonces era su entrenador en el equipo del colegio, y que con el tiempo se convertiría en uno de los mejores técnicos de cantera del balonmano español, recordó la anécdota en El País.

“Fue en una final regional de benjamines. No teníamos portero y lo pusimos a él. Entonces no destacaba como jugador de campo. Era alto, delgado. Le costaba porque estaba creciendo y no tenía mucha fuerza. Fue la única vez que estuvo bajo palos”, rememoró.

La ‘rivalidad’ de los hermanos Entrerríos

Los hermanos Entrerríos son dos de los mejores jugadores que ha dado el balonmano español pero nunca llegaron a coincidir a nivel de clubes. Esto llevó a situaciones curiosas como la que se vivió en la final de la Liga de Campeones de 2011, donde ambos se vieron las caras. Raúl, como jugador del FC Barcelona; Alberto, con el BM Ciudad Real.

“Recuerdo a mi padre en la grada con una camiseta de cada uno en la mano. ¡Ese día tenía una en cada mano!”, recordaba Raúl Entrerríos en una entrevista con La Liga Sports. “Es raro, porque tú quieres que tu hermano lo haga bien, pero al mismo tiempo quieres ganar. Era un enfrentamiento de sensaciones, de pensamientos... Es extraño, pero eran enfrentamientos bonitos”.

Un duelo que han revivido 10 años más tarde, de nuevo en la Final Four de la Liga de Campeones, aunque esta vez en semifinales y con una perspectiva distinta: Raúl, como jugador del FC Barcelona, y Alberto, como entrenador del Nantes. Si en aquella ocasión la victoria fue para el hermano mayor, esta vez ha sido para el pequeño.

Durante los años que compartieron en la selección española, subieron cuatro veces juntos al podio: el oro del Mundial de 2005, la plata del Europeo de 2006, y los bronces en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y el Mundial de 2011.

El palmarés de Raúl Entrerríos

Raúl Enterríos es otro de esos deportistas que han alargado un año más su carrera para competir en Tokio 2020. Debutó con España en 2003 y su intención era retirarse en unos Juegos Olímpicos, así que el aplazamiento a 2021 le motivó a seguir un año más en activo.

La temporada de más ha tenido recompensa por partida triple: en enero, España ganó el bronce en el Mundial de balonmano disputado en Egipto; en marzo, Entrerríos superó al portero David Barrufet como el jugador con más partidos en la historia de la selección española (283); y en junio ha ganado su tercera Liga de Campeones. Más metales para un palmarés que ya era de por sí extenso.

Con los ‘Hispanos’, como se conoce a la selección española masculina de balonmano, el central asturiano ha sido campeón del mundo, doble campeón de Europa y medallista Olímpico en Pekín 2008. En total, ocho preseas desde aquel primer oro en el Mundial de 2005.

Pero su palmarés como jugador de clubes es aún más extenso. Desde su primera Copa del Rey con el Ademar León en 2002, ha ganado tres Ligas de Campeones (2011, 2015, 2021), 11 Ligas seguidas con el FC Barcelona, otras ocho Copas, dos Recopas de Europa...

Y pese a la veteranía, ha seguido siendo un jugador muy importante: en el Europeo de 2016, donde España fue plata, Raúl Entrerríos fue nombrado Mejor Jugador del torneo, y en 2019, ya con 38 años, fue elegido Mejor Jugador de la liga española.

La espina de Río 2016 y el adiós de Tokio 2020

En Río 2016 la selección española se perdió unos Juegos Olímpicos por primera vez en 40 años, y además de forma cruel: España había sido ese año subcampeona del mundo, pero una derrota inesperada contra Eslovenia en el Preolímpico obligaba a ganar por tres goles a Suecia, subcampeona Olímpica en Londres 2012. Los ‘Hispanos’ lo tuvieron en la mano, pero un gol de penalti a falta de cinco segundos los dejó fuera de Tokio.

“Yo siempre he dicho que la espina de no haber ido a Río 2016 siempre va a estar ahí lógicamente. No estuvimos en los Juegos y eso es algo que no podemos solucionar. No podemos volver al pasado para intentarlo de nuevo”, reconoció Entrerríos en una entrevista con Tokio 2020.

España se proclamó campeona de Europa en 2020 y, esta vez sí, logró un billete Olímpico. Para jugadores como Raúl Entrerríos, la despedida perfecta. “Esa pequeña idea de poder cerrar esta etapa de mi vida en los Juegos Olímpicos ha hecho que esa motivación sea, si cabe, todavía mayor. Es sin duda una manera excepcional de poder cerrarla”, decía entonces.

Ahora, está a las puertas de coronar su carrera con otra medalla Olímpica.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí