Breaking News - XAK, Bboy español: "Llevo 20 años preparándome para esto sin saberlo"

El número 1 de España y quinto en el Mundial de 2021 explica a Olympics.com más sobre el breaking, que debutará en los Juegos Olímpicos de París 2024.

Por Marta Martín
Foto por XAK

Juan de la Torre y XAK son un yin yang en la misma persona; el equilibrio perfecto para crear uno de los Bboys con más trayectoria en España y que fue quinto clasificado en el Campeonato del Mundo de 2021. Juan es su nombre, y es la parte de sí mismo más introvertida, la que prefiere leer un libro, la del ritmo tranquilo. XAK es la explosión, el Bboy de los escenarios y las competiciones... y el que espera llegar a vivir el debut del breaking en los Juegos Olímpicos de París 2024.

XAK tiene 35 años, pero también una motivación suficiente para verse en los Juegos de dentro de dos años. Aunque lleve dos décadas en el breaking, fue hace cinco años cuando cambió su vida por completo y dejó un gabinete de abogados para dedicarse exclusivamente al próximo deporte que hará su debut olímpico. Y le ha funcionado. "Esto necesito para ser feliz", reconoce.

XAK, ganador del RedBull BC One Spain de 2014, 2015 y 2016 y actual número 1 del ranking español, forma parte del equipo de alto rendimiento de España, que entrena en el CAR de Madrid de cara a los Juegos. En el primer gran evento internacional tras el Mundial 2021, donde cayó contra el estadounidense Victor (que a la postre fue campeón), ha ganado el Cambrils Open. Aunque este año participará en FISE de Montpellier (25-29 mayo), los World Games y el Mundial de 2022, su gran objetivo está aún más lejos: los Juegos Olímpicos.

Antes de que comience su camino de clasificación hacia París 2024, descubre a uno de los Bboys a seguir.

Olympics.com (OC): ¿Qué significa la inclusión del breaking en el programa olímpico?

XAK: Es una gran oportunidad. Es un objetivo nuevo, una meta nueva con la que entrenar y con la que seguir motivados, desarrollándonos y mejorando.

¿Qué aportará el breaking a los Juegos Olímpicos?

El breaking una disciplina muy fresca, muy dinámica, muy interesante, muy atractiva a nivel visual y sobre todo, cada participante muestra un estilo diferente, una forma diferente de competir y una forma diferente de expresarse con el cuerpo. Es un enfrentamiento que nosotros lo llamamos batalla, pero en realidad es simplemente demostrar quién tiene más maestría en su elección a la hora de expresarse.

OC: ¿Cuántas opciones te ves de estar en París 2024?

Por ahora me va bastante bien. Siento que llevaba ya mucho años preparándome para esto sin saberlo. Llevo 20 años entrenando y ahora estoy recogiendo el fruto de eso que he sembrado y estoy muy contento. Tengo esperanza.

OC: Eres uno de los grandes exponentes del breaking en España, pero, ¿cómo ves ahora mismo el breaking español dentro del panorama internacional?

Estamos muy orgullosos. En Europa siempre han destacado países como Rusia o Francia, y en los últimos años, España se ha posicionado allá arriba. También destacan Estados Unidos, por supuesto, o Japón.

"El breaking fue lo que me ayudó a encontrarme"

XAK: Bboy y abogado

Empezaste con 15 años, después de ver a un chico en el instituto realizando breaking. ¿Cómo lo recuerdas?

En aquel momento, lo único que nosotros considerábamos como ejercicio físico era tenis, fútbol o baloncesto. Y yo era muy malo. Como no se me daba nada de eso bien, no mostraba un interés especial. Pero vi a este chico y rompió mis esquemas. Para mí el hip hop era algo de criminales, algo vandálico. No tenía conciencia. Entonces lo vi y fue un impacto visual tan grande... me di cuenta realmente de la dificultad y la locura que hace el cuerpo, y le pedí que me enseñara.

Y desde entonces, ¿qué fue lo que te enganchó?

Que lo podía hacer de la manera que yo quisiera. Era más libre, me daba más libertad y yo podía desarrollarme y destacar. Con 15 años tenía mil inseguridades, muchísimo conflicto interno. El breaking fue lo que me ayudó a encontrarme.

No eres el único que relacionaba el break dance con prejuicios negativos. ¿Qué les dirías a aquellos que aún los tienen?

Les diría que es un estigma, un cliché. De los 80 hasta ahora el breaking ha cambiado muchísimo. A estos niveles la demanda física es tan alta que es totalmente incompatible con ninguno de esos clichés.

Hablando de romper clichés, tú estudiaste Derecho y ejerciste como abogado, pero deciste romper con todo con 30 años para luchar por tu pasión.

Lo que me ocurrió también fue una ruptura de clichés, o más bien una ruptura con la configuración económico social. Yo en mi cabeza había tenido muy claro un plan: estudio Derecho, trabajo en un despacho y la vida la tengo hecha. Y cuando eso ocurrió no fue tan sencillo, porque no todo es el dinero, sino también la felicidad y la satisfacción. El derecho me daba una estabilidad económica, pero no me daba la felicidad y la estabilidad emocional que yo necesitaba.

Y así lo decidiste.

La mente se deteriora mucho más lento que el cuerpo. Y si en algún momento dado quiero retomar el derecho y la abogacía, voy a poder. Pero en el breaking no, el breaking es un periodo corto de tiempo. Es ahora o nunca.

Entonces te mudaste a Madrid en busca de tu sueño. ¿Cómo lo recuerdas?

Cuando llegué a Madrid, en enero de 2017, tenía muy poco ahorros. Y aunque la vida era muy humilde, sentía felicidad. Era todo lo que quería. Esto necesito para ser feliz, no llevar la vida que todo el mundo quiere que lleve, que al final a mí no me estaba llenando.

¿Alguna vez dudaste de la decisión?

Creo que no. Sí que es cierto que a veces venían dudas de qué estoy haciendo con mi vida, qué será después, qué haré cuando me jubile, qué pasa si me lesiono... Pero yo siento que eran más configuraciones sociales sobre que el baile o el mundo artístico es muy inestable. Esas cosas que me preocupaban realmente no estaban pasado: yo estaba bien, feliz y tenía trabajos relacionados con el breaking. Jamás tuve que pedirle ni un euro a mi familia. Esas dudas, realmente, eran dudas de los demás. Yo lo tenía súper claro.

En tu bio de Twitter tienes escrito 'Constancia, coraje y corazón'. ¿Por qué?

Creo que son las claves para triunfar o para tener éxito en cualquier cosa que te propongas. La constancia sería para mí esa determinación del día a día, te apetezca o no te apetezca, dar un pasito hacia donde quieras llegar. El coraje sería esa voluntad de sobrepasar ciertos obstáculos. A veces yo he sentido pánico o experiencias dolorosas cuando te preparas un año para una competición en la que puedes fracasar. Y si lo haces, duele mucho. Por eso creo que se necesita ese coraje de ser valiente.

Y después el corazón.

Es lo que une estas dos otras cosas, porque sin pasión por lo que haces, no vas a llegar a ningún sitio. Si tú no eres constante con ello, no tienes esa valentía de ir a por eso y no amas lo que haces, no vas a llegar lejos.

Breaking: arte y deporte

¿XAK y Juan de la Torre son personas diferentes?

No son personas diferentes (ríe). Son distintas personalidades de mí. Juan, que sería mi vida más privada, es una persona tranquila, una persona que le gusta la paz, le gusta la calma. Igual sería más introvertido, sí. Y XAK sería esa parte como más guerrera, más extrovertida, sería esa parte más de 'Mírame, que aquí estoy yo y quiero brillar, quiero comerme el mundo'. Y para mí está bien ese equilibrio, porque creo que el exceso de una o de otra me podría trastornar. Y sin embargo, son dos partes de mí que conviven bien.

El breaking también tiene dos facetas: como deporte y como arte.

Sí, si tienes un cuerpo ultra mega preparadísimo, pero no tienes absolutamente nada de desarrollo artístico, no vas a ningún lado. Y viceversa. Son dos cosas que tienen que trabajar juntas y al final están alineadas y aunadas. Sin una no hay la otra.

Como forma de arte, ¿qué intentas expresar cuando bailas?

Intento trabajar para que no me lleven mucho las emociones y poder seguir centrado, y así tener cierta regularidad en cómo quiero y qué quiero expresar; tener claro ese mensaje y tener claro eso de estímulo para que no me desestabilice. Y muchas veces la herramienta que uso para ello es escribir cómo me he sentido los días que me he gustado y ese día de la competición lo leo y lo recuerdo para que me lleve a esa experiencia y pueda estar presente en la pista de la forma que quiero estar.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados