Andrés Olivas marcha desde el barrio hacia el escenario Olímpico

El atleta mexicano Andrés Olivas no ha tenido una infancia fácil, pero a través del deporte ha logrado marchar hacia mejores oportunidades y ahora tiene la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en 2021

Foto por 2015 Getty Images

Tras conocer a la leyenda mexicana de la marcha Olímpica Horacio Nava, Andrés Olivas dio sus primeros pasos en el atletismo a los 10 años y cuatro años después decidió dedicarse a la disciplina por completo. El deporte le abrió un mundo de oportunidades que ha sabido aprovechar, y ahora está muy cerca de cumplir un sueño de la infancia: ir a los Juegos Olímpicos.

“Yo vengo de un barrio donde lo más fácil es hacer lo incorrecto, fumar, drogarse, pero el deporte me atrae de tal forma que siempre he pensado que eso está mal”, dijo el oriundo de Chihuahua en una entrevista para Cambio, en 2016.

Las oportunidades del deporte

De orígenes humildes, Olivas se crió en un entorno vulnerable, pero a través del deporte pudo tomar un camino diferente a lo que había visto a su alrededor como niño.

“Papás divorciados, un poco de adicciones dentro de la familia, fue una niñez un poco complicada donde mi mamá se esforzó demasiado. A los 11 años yo ya trabajaba sin dejar la escuela”, contó el pasado mes a Marca Claro.

El deporte cambió su perspectiva y su dedicación al atletismo, específicamente a la marcha, le ha abierto puertas que ha sabido aprovechar para forjar su futuro. “Me cambia la perspectiva que puedo salir de eso, puedo tener una buena escuela, una buena carrera”, dijo.

Y añadió: “A mí me cambió la vida el deporte, desde la secundaria yo recuerdo que no pago ni siquiera un libro”.

Además, el estudiante y deportista ha podido conocer varias culturas y países, algo que no imaginaba hasta la adolescencia, cuando comenzó a representar internacionalmente a México.

Una marcha de tres años

En marzo pasado, Olivas, de ahora 22 años, registró 1:19:54 en los 20 kilómetros marcha en Dudince, Eslovaquia, donde conquistó el oro y la marca para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (mínima de 1:21:00).

Según los registros de World Athletics, el mexicano comenzó a la correr los 20 km hace tres años, ya que antes, como juvenil, se dedicaba a la mitad de distancia. En los 10 kilómetros, ganó el oro en el Mundial por equipos de Roma 2016, en la categoría sub 20, con Alí Chama.

En su andanza por la categoría absoluta, Olivas ha logrado el bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 y el sexto puesto en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Me siento bien, me voy contento porque siento que cada vez voy dominando esta prueba, en cada competencia he ido bajando mi marca personal y así, como la he ido mejorando hasta ahorita, sé que la puedo mejorar para Tokio”, sostuvo a Récord, tras competir en la capital peruana hace dos años.

Nava y Rodríguez, inspiraciones

Conocer a Nava marcó el inicio de una pasión y un camino para Olivas, quien ahora comparte equipo con el Olímpico y podrían ir a los Juegos juntos (aunque en diferentes distancias).

“Horacio Nava fue una inspiración muy grande, él vive muy cerca de donde vive mi mamá y ahí fue donde lo conocí, me acerqué a él y se dio la amistad. Gracias a Dios seguimos unidos y, ahora que entrenamos juntos, es una motivación muy grande porque me aporta su experiencia y consejos, es una inspiración porque es un atleta que va por sus cuartos Juegos Olímpicos y para mí, es un impulso para cumplir mis sueños también”, señaló a la web del Gobierno de México.

Junto a Nava, otra fuente de inspiración para Olivas es su entrenador Miguel Ángel Rodríguez, también marchador Olímpico (Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sídney 2000 y Atenas 2004).

Ir a los Juegos significa cumplir con mi sueño de niño

La potencia mexicana y la competencia hasta Tokio

Con su tiempo en Eslovaquia, Olivas es el mejor mexicano en los 20 kilómetros actualmente. Pero eso no le asegura todavía estar en Tokio 2020, pues otros tres compatriotas suyos también han obtenido la marca mínima para los Juegos Olímpicos de este verano, a donde solo pueden acudir tres por país: Noel Chama (1:20:23), Julio César Salazar (1:20:36) y Carlos Sánchez (1:20:39).

Siendo el más joven de todos, respeta a sus colegas y reconoce que la competencia por ir a Tokio 2020 continúa. “La verdad que viene una camada de compañeros que tienen muchas capacidades para lograr clasificar. No son rivales, pero sí debemos tener cuidado con ellos porque son excelentes atletas y quieren estar en Tokio”, explicó a Todos menos fútbol.

Con ese respeto, no se confía, sino que seguirá para adelante, marchando hacia sus sueños. “No podemos bajar la guardia, fue una buena marca, pero el proceso sigue para cuidarla. Para mí, en lugar de caer en un estado de confort, al contrario, me sirvió como mucha motivación de saber que estamos haciendo las cosas bien y más que ganas de descansar, tengo muchas ganas de seguir entrenando”.

De mantenerse entre los mejores de la marcha mexicana en 20 kilómetros, Olivas hará realidad un sueño que comenzó hace más de una década en Chihuahua, donde esta disciplina cambió su vida.

“Ir a los Juegos significa cumplir con mi sueño de niño, cualquier atleta que llega al deporte sueña con llegar ahí, ha sido un ciclo Olímpico donde he estado en Centroamericanos y Panamericanos, eso representa un logro muy grande para mí, pero lo ideal y lo que siempre he soñado es ir a competir a los Juegos Olímpicos, no solo por un buen lugar sino por qué no, soñar con una medalla”.

APÚNTATE A LAS OLIMPIADAS. DISFRUTA DE TODO ESTO.

Eventos deportivos en directo. Acceso ilimitado a las series. Lo mejor de las noticias y los momentos olímpicos destacados
Regístrate aquí Regístrate aquí