El Dr. Yannis Pitsiladis es un científico deportivo que ha ayudado a varios atletas a alcanzar su máximo rendimiento en condiciones climáticas de calor y humedad.

Si compites en un deporte al aire libre, deberías considerar incorporar algunas técnicas de adaptación a tu programa de entrenamiento olímpico.

Consulta los consejos del grupo de trabajo del COI sobre cómo prepararte para combatir el calor en Tokyo 2020 y no te pierdas nuestro seminario web de enero.

Soy un científico deportivo especializado en genética y entorno, y estoy especialmente interesado en la combinación de factores que conforman un atleta de élite. Mi trabajo explora factores, desde ambientales a socioeconómicos, que pueden repercutir en el rendimiento atlético.

He trabajado los últimos cinco años con la Comisión Médica y Científica del COI y también formo parte del grupo de trabajo del COI de expertos en el impacto negativo del clima en el rendimiento deportivo desde que se estableció hace aproximadamente dos años. Es un buen grupo de trabajo, muy eficaz y con mucha experiencia, y nuestro trabajo está empezando a causar impacto.

ESE DÍA, NO GANARON LOS MEJORES ATLETAS, SINO LOS MEJOR PREPARADOS.

 

DR. YANNIS PITSILADIS

Correr con los etíopes

Durante muchos años, me ha interesado correr entre las tribus africanas y en países como Kenia y Etiopía, donde, la mayoría de las veces, lo más cercano que tienen a la tecnología es el cronómetro.

Recuerdo haber visto el Campeonato Mundial de Campo a Través de 2007 en Mombasa (Kenia), con más de 30 grados de temperatura y una humedad superior al 90 %, y los atletas caían como moscas. Ese día, no ganaron los mejores atletas, sino los mejor preparados. Los que presentaron un mejor rendimiento sin ningún tipo de problema fueron los atletas africanos, que se habían aclimatado en las semanas y meses previos a la carrera.

Después, me invitaron a Etiopía para ayudar a los atletas en el período previo de preparación al Campeonato Mundial de Atletismo de 2007 en Osaka (Japón), y de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde se esperaban condiciones climáticas similares, es decir, veraniegas y muy calurosas. Lo llamamos el proyecto «Going for Gold» (A por el oro).

Técnicas de aclimatación.

Donde estos corredores entrenan en África, hace frío; no es el clima caluroso que se puede esperar de allí. Los atletas entrenan hasta a 3000 metros de altitud y llevan sudaderas con capucha y guantes mientras corren. Así que tuvimos que hacer que estos atletas se aclimataran a condiciones meteorológicas más cálidas.

No obstante, esto no significaba que tuvieran que llegar a la ciudad anfitriona con semanas de antelación. Por lo general, a los atletas etíopes no les gusta quedarse en hoteles, y la mayoría de ellos prefirieron permanecer hasta el último momento en Etiopía con sus familias. Así que, en su lugar, lo que hicimos fue convertir una habitación de la casa de cada atleta en una cámara de calor.

Todo lo que necesitábamos era un calentador y un hervidor de agua, y el atleta aumentaría gradualmente el tiempo y la distancia corriendo con ese calor durante unas semanas. ¿El resultado? Nuestros atletas, Kenenisa Bekele y Sileshi Sihine, ganaron el oro y la plata en los 10 000 m, tanto en Osaka como en Pekín.

Incorporar estos métodos en tu entrenamiento

Por supuesto, no ganaron las medallas exclusivamente por esta técnica (ya eran atletas sumamente brillantes), pero este ejemplo destaca las ventajas de este tipo de preparación y lo que puede suceder si no actúas de esta forma (Kenenisa abandonó la carrera cuando era el favorito para ganar el título mundial de Campo a Través en Mombasa).

No es una técnica independiente, sino que deberías incorporarla como parte de tu entrenamiento. Y los mismos principios pueden aplicarse a todo tipo de condiciones climáticas, ya sea verano o invierno, haga calor o llueva.

A pesar de estos mensajes, la mayoría de los atletas deciden no practicar técnicas de aclimatación. Por ejemplo, en un primer momento, los entrenadores nacionales etíopes se resistieron a usarlas, porque les preocupaba sobreentrenar y experimentar con nuevas tecnologías.

UN PROGRAMA DE ADAPTACIÓN, CORRECTAMENTE DISEÑADO Y APLICADO, REDUCE EL RIESGO DE SUFRIR ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL CALOR Y MEJORA EL RENDIMIENTO.

 

DR. YANNIS PITSILADIS

Además, no puedes preparar a dos atletas de la misma manera. [El gran atleta etíope, especialista en carreras de fondo] Haile Gebreselassie solía sudar 3,6 litros por hora, por ejemplo, en comparación con Bekele, que sudaba un litro por hora. Los atletas tienen diferentes cuerpos y diferentes necesidades, y debes incorporar la cantidad de adaptación que mejor se adapte a tu programa.

Un programa de adaptación, correctamente diseñado y aplicado, reduce el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el calor y mejora el rendimiento. Reduce la frecuencia cardíaca, disminuye la temperatura central y la concentración de sudor. Y, además, ayuda a estar preparado para poder triunfar en entornos con temperaturas extremas, especialmente, en los más cálidos.

Un enfoque inclusivo del deporte

Es importante destacar que queremos que estos consejos sean inclusivos para todos los deportes al aire libre, es decir, tanto para hombres como para mujeres. Todos estos consejos son aplicables si participas en deportes al aire libre, ya seas corredor de larga distancia, ciclista, triatleta, futbolista o jugador de rugby.

El grupo de trabajo del COI ya ha desarrollado algunos protocolos sobre este tema, y participaré en un seminario web para la comunidad de Athlete365 en diciembre para explicar estos consejos detalladamente y responder a las preguntas que puedan surgir. Espero veros a todos allí.

Echa un vistazo a los consejos del grupo de trabajo del COI sobre cómo combatir el calor en Tokyo 2020 y no te pierdas nuestro seminario web de enero.