El programa Athlete365 Business Accelerator puede desafiar el concepto que tienes de empresa tal y como descubrió Eligio, quien ahora tiene una tienda de bicicletas en México.

Desde su participación en el programa, Eligio ha aprendido que lograr un mayor impacto social puede ser bueno para el negocio y utiliza su tienda para impulsar un cambio cultural.

El negocio de bicicletas de Eligio ahora es próspero gracias al apoyo del programa Athlete365 Business Accelerator. Si tú también quieres emprender tu propio negocio puedes inscribirte en el programa.

Desde que montaba en mi primera bici con ocho años al salir de la escuela, el ciclismo siempre fue mi gran pasión, pero nunca se me había pasado por la cabeza que continuaría trabajando en este deporte después de mi carrera deportiva. Trabajé en el sector administrativo durante un corto período de tiempo hasta que uno de mis patrocinadores insistió en que abriera mi propia tienda de bicicletas.

Así que, en 2009, di el paso y abrí KINEIN3T en Tulancingo, México. Pensé que sería emocionante y que me abriría las puertas de un mercado lleno de oportunidades, pero me encontré con un camino repleto de obstáculos. Necesitaba asesoramiento adicional y me uní al programa Athlete365 Business Accelerator. Fue entonces cuando las cosas empezaron a mejorar.

Cómo empezó todo

Uno de los principales retos a los que tuve que hacer frente fue la poca cultura de ir en bicicleta que había en Tulancingo, mi ciudad, y la escasa infraestructura disponible. Los automóviles eran los reyes de la carretera y esto, además de dificultar moverse en bici por la ciudad, hacía que resultara muy peligroso hacerlo. Pronto me di cuenta de que si quería que mi negocio triunfara, primero debía motivar un cambio de cultura. Organizamos un equipo de triatlón y participamos en competiciones para fomentar el uso de la bicicleta, aunque el alcance fue demasiado pequeño como para poder conseguir un impacto significativo.

El verdadero cambio llegó tras mi visita a Aguascalientes, que contaba con una cultura que integraba perfectamente el uso de la bicicleta, magníficas infraestructuras y un importante grupo de ciclistas nocturnos. Cuando regresé a Tulancingo, decidí organizar nuestro propio evento, al que bauticé como Miércoles de Bici. En un principio se unieron entre 40 y 50 personas para dar un paseo de 6-8 km por la ciudad de noche. Ahora ya contamos con un sólido grupo de 300 personas. Como resultado, ahora tenemos una cultura ciclista dinámica y viva, que ha propiciado la apertura de más talleres y tiendas de reparación, lo cual es beneficioso para mí y para mi negocio.

En pos del cambio social

En 2020, mi negocio se encontraba en una posición muy buena, y eso se debe en gran medida al trabajo que he podido hacer con el apoyo del programa Athlete365 Business Accelerator. Desde que me inscribí, he realizado el curso inicial en línea, he asistido a un taller en Nueva York, que fundamentalmente cambió mi comprensión de lo que podría ser un negocio, y he recibido seis meses de tutoría acelerada de expertos en negocios.

Mi principal conclusión ha sido cuánto impacto social podemos llegar a generar como olímpicos al dirigir un negocio. Por supuesto, la mayoría de las empresas tienen como objetivo ganar dinero, pero no nos limitamos a ello. Ahora pienso en KINEIN3T como una plataforma a través de la cual puedo impulsar un cambio social positivo real en mi ciudad y también a una escala más amplia. Por ejemplo, con mi tienda, el apoyo creciente hace que tengamos una voz fuerte y unida en el foro público, así que estamos luchando por los derechos de los ciclistas y nuestro objetivo principal es conseguir la creación de más espacios seguros.

Aprovechar mi condición de atleta

En el pasado, nunca me presenté como atleta olímpico. Si alguien lo sabía, genial, pero nunca hice nada especial para resaltarlo. En el taller Athlete365 Business Accelerator en Nueva York, se insistió en que los atletas olímpicos tenemos el poder de influir en la sociedad.

Al no decir a la gente que fui atleta olímpico estaba desperdiciando tal vez mi mayor carta para vender y hacer crecer mi negocio. Animaría a todos los atletas a ensalzar su pasado deportivo y a usarlo como herramienta, especialmente al comenzar un negocio para conseguir más visibilidad y un mayor alcance. Como me dijo Diego Martinez, uno de mis mentores: «Tu voz es muy importante como atleta olímpico y, sobre todo, tu experiencia y saber hacer como atleta olímpico es esencial para tu modelo de negocio».

«AL NO DECIR A LA GENTE QUE FUI ATLETA OLÍMPICO ESTABA DESPERDICIANDO TAL VEZ MI MAYOR CARTA PARA VENDER Y HACER CRECER MI NEGOCIO». «ANIMARÍA A TODOS LOS ATLETAS A ENSALZAR SU PASADO DEPORTIVO Y A USARLO COMO HERRAMIENTA».

ELIGIO CERVANTES

«HE TENIDO LA SUERTE DE PODER TRABAJAR CON DOS MENTORES A TRAVÉS DEL PROGRAMA ATHLETE365 BUSINESS ACCELERATOR QUE ME OFRECEN PERSPECTIVAS Y ÁMBITOS DE ESPECIALIZACIÓN DIFERENTES». «HAN DESEMPEÑADO UN PAPEL FUNDAMENTAL AL PRESIONARME PARA VELAR POR QUE MI EMPRESA SIGA CRECIENDO».

ELIGIO CERVANTES

Aprendizaje desde diferentes perspectivas

He tenido la suerte de poder trabajar con dos mentores a través del programa Athlete365 Business Accelerator que me ofrecen perspectivas y ámbitos de especialización diferentes. Han desempeñado un papel fundamental al presionarme para velar por que mi empresa siga creciendo, así como superar los muchos desafíos a los que hemos tenido que hacer frente en 2020 debido a la pandemia de la COVID-19.

Por ejemplo, uno de mis tutores está especializado en redes sociales, ámbito en el que yo no tenía mucha experiencia, en concreto con respecto a su uso como una herramienta para desarrollar el reconocimiento de la marca. Desde que hablo con este tutor, he intentado desarrollar mis habilidades en este ámbito y ahora publico consejos en las redes sociales para aquellos que comienzan a montar en bicicleta, así como consejos sobre la seguridad vial en relación con el ciclismo y la importancia de usar casco para el público en general.

Adaptación a una situación inesperada

Para mí, como supongo que para la mayoría de la gente, 2020 ha sido un año de altibajos. A principios de año, tenía un plan firme sobre hacia dónde quería dirigir mi negocio, que incluía diversificar hacia otros ámbitos mientras seguía promoviendo una cultura del ciclismo positiva en mi ciudad. Sin embargo, las cosas cambiaron rápida y drásticamente y tuvimos que hacer borrón y cuenta nueva. Mis dos mentores, Carlos y Diego, me guiaron y me hicieron ver cómo podía adaptarme a la nueva situación.

La pandemia se ha caracterizado por el aumento drástico del uso de modos de transporte alternativos en todo el mundo, incluidas las bicicletas. Se ha convertido en una opción para desplazarse y, sobre todo, es una forma de hacer ejercicio mientras los centros deportivos, gimnasios y otras instalaciones cubiertas permanecen cerrados. Con todo esto en mente, tuvimos que pensar en nuevos objetivos que podríamos establecer para aprovechar este rápido aumento de la demanda.

Un cambio clave que llevo mucho tiempo valorando con mis mentores ha sido el traslado de la tienda a una nueva ubicación que nos permita hacer frente a las crecientes demandas del sector y aumentar nuestra visibilidad. Otra mejora que desarrollamos más rápido de lo esperado para adaptarnos a la pandemia fue la instalación de nuevo software en nuestros sistemas, que facilitará la gestión en la tienda y de las ventas para hacer que el proceso sea más uniforme en todo el negocio.

Riesgos que valieron la pena

Hace unos años, me planteaba las diferentes formas en las que podría hacer crecer mi negocio, o hacer que fuera diferente, pero aún me faltaba ese pequeño empujón. El programa Athlete365 Business Accelerator fue ese empujón que necesitaba.

Cuando llegó la pandemia y empezamos a tener problemas me decía a mí mismo: «no lo conseguirás, has invertido demasiado y estás arriesgando demasiado». Ahora pienso que hice bien en arriesgarme a expandir mi negocio y en la suerte que tuve de contar con el apoyo del programa Athlete365 Business Accelerator y de mis dos mentores que siempre han estado a mi lado. La inspiración que recibí por parte de los dos mentores para hacer las cosas de forma diferente, para arriesgarme y tratar de crear algo diferente es la razón por la que mi negocio está prosperando.

«HACE UNOS AÑOS, ME PLANTEABA LAS DIFERENTES FORMAS EN LAS QUE PODRÍA HACER CRECER MI NEGOCIO, O HACER QUE FUERA DIFERENTE, PERO AÚN ME FALTABA ESE PEQUEÑO EMPUJÓN». EL PROGRAMA ATHLETE365 BUSINESS ACCELERATOR FUE ESE EMPUJÓN QUE NECESITABA.

ELIGIO CERVANTES

WHAT'S YOUR BRIGHT IDEA?

Kick-start your entrepreneurial journey with Athlete365 Business Accelerator course.

¿Quieres convertir tu idea en un negocio próspero como el de Eligio? Obtén más información sobre el programa Athlete365 Business Accelerator y cómo puedes emprender tu propia experiencia empresarial.