Karim Bashir explica cómo puedes aprovechar tu presencia en línea para atraer patrocinadores.

Descubre cómo administrar varias cuentas y plataformas y evitar errores que puedan dañar tu marca personal.

Descarga la herramienta para desarrollar tu propia marca Personal Brand Toolkit de Athlete365 para recibir asesoramiento más especializado.

Encontrar la dirección adecuada

Empieza con una dirección de correo electrónico práctica (o direcciones si fuera necesario). No está mal que tengas una divertida (por ejemplo, karimelespadachin@abc.com), pero asegúrate de contar con una basada en tu nombre real que puedas utilizar en solicitudes de empleo en el futuro.

Puedes visibilizar tu condición de atleta olímpico añadiendo a tu nombre las iniciales OLY, y obtener una dirección de correo electrónico del dominio olympian.org. Las iniciales OLY son un reconocimiento al arduo trabajo, la dedicación y la perseverancia que se necesitan para competir en el mayor espectáculo deportivo que existe. Puedes utilizarlas en tus redes sociales, CV, tarjetas de visita o en cualquier lugar donde figure tu nombre o firma.

Separar cuentas personales y cuentas deportivas

Sí, eso significa un poco más de gestión, pero son para cosas diferentes. Solo debes permitir que tus amigos de verdad y familiares interactúen contigo a través de tus redes sociales personales. De ese modo, podrás mantenerte en contacto con ellos sin dar información personal al resto del mundo. Tu perfil deportivo debe ser más abierto, pero también debe tratar específicamente sobre tu vida como atleta. Permite que todos comenten y comparte lo que haces y te interesa.

El clavadista Rommel Pacheco te explica cómo atraer a más seguidores a tus redes sociales.

Minimizar los riesgos

Ten siempre en cuenta que lo que publicas en las redes sociales está «ahí fuera» y no hay forma de recuperarlo. Por mucho que refuerces la protección de tu intimidad en internet, si otra persona puede ver lo que has publicado, podrá estar a disposición de todo el mundo. Esto es aplicable a tus perfiles personales y deportivos. Por tanto, una regla sencilla a seguir es: si no deseas que tus padres/abuelos/entrenadores lo vean, ¡NO LO PUBLIQUES! Si sigues esa regla, reducirás al mínimo el riesgo de polémica.

Ampliar tus redes

Elige plataformas a las que puedas acceder fácilmente con todos tus dispositivos y asegúrate de actualizarlas regularmente. Con la cantidad de plataformas que existen, tienes muchas opciones. Los clientes de redes sociales como Tweetdeck y Hootsuite son formas fáciles y baratas de enviar la misma publicación a múltiples plataformas. Utilízalos y ahorrarás mucho tiempo. Además, asegúrate de responder a los mensajes con un «me gusta» o por escrito. Cuantos más seguidores tengan tus redes sociales deportivas, mayor será tu atractivo para los posibles patrocinadores. ¡No te olvides de relacionarte con ellos!

Compartir contenidos atractivos

Entonces, ¿qué publicas? No hay una solución única, pero un buen punto de partida sería pensar en lo que te gustaría ver en los canales de las redes sociales de alguien a quien admiras (por ejemplo, una estrella de cine, una estrella del deporte o cualquier otra persona de interés público). Por lo general, tus publicaciones deben pertenecer a todas o algunas de las siguientes categorías:

  • Entrenamiento/competición: por ejemplo, dónde estás y qué haces. Trata de implicar a compañeros de equipo o rivales.
  • Viajes: seguro que harás muchos, y aunque pueda ser algo trivial, puedes convertirlo en algo divertido. Por ejemplo, hazte una foto en el mostrador de facturación vistiendo el chándal de tu equipo y con tu pasaporte en mano, y cuéntale a todo el mundo a dónde va tu próximo vuelo y qué vas a ver en tu tablet.
  • Comida: esta es fácil. Puedes publicar una foto tuya dándote un capricho, tu merienda favorita o de tu comida previa o posterior al evento.
  • La comodidad del hogar: esto pone de manifiesto tu personalidad al máximo. Puedes publicar fotos tuyas con tu mascota, diciendo lo bien que sienta volver a casa a su lado, o tal vez tengas un lugar favorito en casa que te guste especialmente.
  • Agradecimiento a quienes te apoyan: ya sean tus padres, el organismo del que dependes, tus patrocinadores o incluso tus seguidores.
  • Compartir contenidos que te gusten: un retuit o un recurso compartido te resultará muy útil para construir tu red. Asegúrate de seguir a tus compañeros de equipo, atletas de otros deportes, tus rivales y a las federaciones nacionales e internacionales. Nunca se sabe, puede que aprendas algo por el camino que te haga ser mejor atleta o persona.

Las redes sociales deben utilizarse de forma divertida y atractiva, pero ahora son imprescindibles para todos los atletas que aspiran al éxito internacional. Hay muy pocas personas que dispongan de medios para costearse una carrera internacional completa. Los posibles patrocinadores se fijarán en tu presencia en línea a la hora de evaluarte. Por eso es tan importante dedicar un tiempo a la semana, o incluso al día, a tus perfiles deportivos.

¿Quieres más consejos de expertos sobre cómo utilizar las redes sociales para atraer patrocinadores? Consulta nuestro kit de herramientas para crear tu marca personal, Personal Brand Toolkit de Athlete365, aquí.

Ten siempre en cuenta que lo que publicas en las redes sociales está «ahí fuera» y no hay forma de recuperarlo.

KARIM BASHIR