Ha participado en cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos y le apasiona motivar a otros atletas a entender el verdadero valor que poseen.

Hoy nos desvela unos sencillos pasos que puedes seguir para mejorar tu marca personal y consolidar oportunidades de negocio.

Para obtener más información sobre cómo monetizar tu marca de atleta, utiliza la herramienta de marca personal Brand Toolkit de Athlete365.

Cuando empiezas el proyecto de convertirte en atleta profesional, debes pensar en el tipo de mensaje que quieres transmitir al mundo. La gente querrá divertirse con tus logros e, inevitablemente, curiosearán en tu vida personal.

Cuando hayas entendido esta parte, entonces podrás analizar las distintas formas en las que puedes contar tu historia y cómo puedes construir una marca sólida que pueda abrirte puertas a nuevas oportunidades económicas.

Como atleta olímpico/a, no trabajas para ninguna empresa o persona, es decir, tú gestionas tu propio negocio. Así que prepárate de antemano y evalúa lo antes posible las distintas formas que tienes a tu alcance para vender tu marca y cómo quieres que la gente te vea. Para ayudarte, aquí tienes unos prácticos consejos…

Primeros pasos

Hay dos áreas clave para mejorar tu marketing como atleta: entender y aprender cómo puedes contar tu historia con mayor autenticidad y elaborar una lista de tus empresas objetivo en función de lo bien que se adaptan a tu sistema de valores.

Considera qué es lo que realmente te gusta. Empieza haciendo una lista de los productos que conoces y te gustan porque son los que automáticamente coinciden con tu marca personal. Son artículos que ya utilizas, independientemente de si las empresas que los fabrican te patrocinan o no.

Gestiona bien el tiempo

Esto empieza por construir buenos hábitos. Intenta dedicar algo de tiempo de forma constante a las labores administrativas vinculadas a tu condición de atleta y planifícate con tiempo.

Publicar en las redes sociales, controlar tus finanzas, reunirte con tu agente y los miembros de tu entorno, organizar reuniones, actuaciones y charlas… son tareas propias de tu negocio a las que deberás dedicar tiempo. Pregúntate si dedicas horas suficientes para brillar en lo que haces.


EMPIEZA HACIENDO UNA LISTA DE LOS PRODUCTOS QUE CONOCES Y TE GUSTAN PORQUE SON LOS QUE AUTOMÁTICAMENTE COINCIDEN CON TU MARCA PERSONAL.

NECESITAS UNA O DOS PERSONAS DE CONFIANZA CON LAS QUE PUEDAS CONTAR CUANDO NECESITES APOYO ADICIONAL, SOBRE TODO EN ÁREAS QUE NO DOMINAS TANTO.

Contar con un entorno de confianza

El equipo que te rodea es crucial. Cuando configures tu equipo, es muy importante que estés atento/a y formules las preguntas adecuadas para determinar si encajan contigo o no. Necesitas una o dos personas de confianza con las que poder contar cuando necesites apoyo adicional, sobre todo en áreas que no dominas tanto. Equivocarte y contar con las personas erróneas podría dañar tu marca y tu imagen global. No merece la pena asumir ese riesgo.

Cuando competía, me di cuenta de que esto era otro de mis retos y tú también debes entenderlo así. Lo vi como una oportunidad de ponerme a prueba, así que antes de decir sí o no a nadie que estuviera interesado en formar parte de mi equipo, me tomaba un tiempo para investigar un poco y luego les planteaba nuevas cuestiones.

Cuidar tus redes sociales

Las redes sociales son una magnífica plataforma para darte a conocer y para que la gente te escuche, aunque a menudo dedicamos demasiado tiempo husmeando qué hacen o han hecho los demás; o incluso llegamos a hacer publicaciones de las que luego nos arrepentimos.

Dedica un par de minutos diarios a seleccionar qué crees que merece la pena publicar y qué te permitirá fortalecer vínculos con tu público. En definitiva, se trata de entender quién eres como persona. Concentra tus esfuerzos en contar a la gente tu historia completa y el alcance total de quién eres.

Dedica tiempo a pensar en tus valores, la vida que quieres crearte y presta atención a lo que publicas, sobre todo cuando tengas un mal día. No hay nada malo en compartir tus dificultades, pero es mejor analizar cómo puedes darle la vuelta a tus sentimientos para inspirar a los demás. Utiliza las redes sociales no solo para influir en tus seguidores, sino para dar ejemplo.

Haz clic aquí para ver los consejos sobre gestión de redes sociales de nuestro experto en comunicaciones Karim Bashir.

Conseguir un contrato de patrocinio y conservarlo

Ya sabes que en el deporte no hay garantías de nada. Un patrocinador puede decirte que cree en ti pero, al final, lo que busca es un retorno de su inversión. No quiere asociarse con alguien que no vaya a ayudarle a hacer crecer su marca.

Evita entender los contratos de patrocinio como un simple cheque. Las empresas esperan sacar partido a su inversión, así que deberás ser responsable de los ingresos que recibas para asegurarte de hacer lo necesario para garantizar que consigues un buen rendimiento. Así, estarás construyendo una relación comercial sólida que podría perdurar en el tiempo. Se trata de seguir expresando tu valor y de crear un compromiso de verdad con tu patrocinador.

Como recomendación, no aceptes el primer acuerdo que te ofrezcan. Sé paciente y prudente. Si un patrocinador te expresa su interés, aunque se trate de una marca que adoras desde la infancia, seguramente aparecerá otro patrocinador. Valora otras opciones antes de tomar una decisión. Tómate tiempo para analizar el valor de mercado. No dejes que otra persona te lo cuente, verifícalo por ti mismo/a.

Negociar con confianza

Al principio, negociar contratos puede que te intimide. No te preocupes, no necesitas una licenciatura en derecho para poder leer y entender todos los detalles de lo que te están ofreciendo. No te permitas perder un acuerdo de patrocinio por no entender tus obligaciones. Es clave que conozcas la duración del acuerdo y las consecuencias de terminarlo de forma inesperada.

Recuerda que hay un motivo por el que te han tendido la mano. Aunque te sientas algo abrumado/a, debes ser consciente de que en la mesa hay un sitio con tu nombre. Como atleta, te encontrarás con multitud de situaciones nuevas que simplemente serán nuevas oportunidades para brillar. Asiste a la reunión preparado/a y con la confianza de saber que te has ganado el derecho de estar allí. Deja brillar tus cualidades.

AVOID FALLING INTO THE MISTAKE OF SEEING A SPONSORSHIP DEAL AS SIMPLY A PAYCHEQUE.

Para obtener más información sobre los temas que trata Lauryn, utiliza la herramienta de marca personal Brand Toolkit de Athlete365.