Mantener una buena relación con tu patrocinador puede abrirte nuevas puertas comerciales y personales.

Es importante evaluar la mejor manera en la que ambos podéis construir una alianza que sea beneficiosa para las dos partes.

Una relación de éxito debe incluir un canal claro de comunicación con tu patrocinador.

Cualidades claves del atleta

Las organizaciones quieren colaborar con atletas que demuestren profesionalidad y un código de conducta envidiable. Les gusta que los atletas tengan una mentalidad abierta y creativa, una personalidad agradable y que sepan conectar con los socios y consumidores de su negocio.

Y como atleta de alto rendimiento, esto es lo que se espera de ti. Entrenar y competir son claramente tus prioridades, por lo que no pierdas de vista tu calendario y no te sientas presionado por cumplir con todo lo que te pidan.

Sé realista, sincero/a y claro sobre qué puedes y qué no puedes hacer en el marco de esta relación.

Objetivos realistas

Es importante que tanto tú como tu patrocinador os marquéis expectativas realistas. Si eres un atleta en prospección, no sería justo que tu patrocinador te exija demasiado.

Sin embargo, si eres un atleta que puede hacerle de puente para crear un nuevo mercado, un nuevo alcance o un nuevo público, entonces sean cuales sean tus logros y habilidades, puedes ser un buen embajador para la organización.

Lee más consejos de Chris Paget, nuestro experto en patrocinios, y descubre qué es lo que buscan las marcas en los atletas.

Responsabilidades olímpicas

Como atleta, es importante que entiendas las distintas políticas y procedimientos de marketing para no quebrantarlos. Hay períodos estrictos —durante, justo antes y justo después de competiciones internacionales— en los que, como atleta patrocinado, tendrás que respetar estas políticas.

Si bien estás en tu derecho de buscar patrocinadores para apoyar tu crecimiento y necesidades entre corporaciones que no pertenezcan a la lista de asociaciones del COI y del Comité Olímpico/Organizativo Nacional, en períodos de competición suelen regir normas estrictas. Es tu responsabilidad que tanto tú como tu patrocinador las conozcáis y respetéis.

El patrocinio es una oportunidad de inversión que incluye multitud de ventajas para ambas partes, sobre todo si los términos y condiciones del acuerdo son claros, y se siguen las directrices y obligaciones.

¿Tienes ganas de establecer relaciones sólidas con tus patrocinadores y descubrir cómo ampliar tu marca personal? Descarga el kit de herramientas para la creación de una marca personal de Athlete365.