Andretti ganó una medalla de plata en relevos 4×400 m en Pekín 2008 y actualmente se está preparando para competir en Tokyo 2020.

La experiencia olímpica en Airbnb que ofrece ayuda a las personas a mantenerse activas y a establecer conexiones en línea.

Al igual que Andretti, con el apoyo de Airbnb y Athlete365, tú también puedes convertirte en anfitrión de Airbnb y conseguir una fuente de ingresos adicional. Puedes registrarte a través de Athlete365.

Se me encendió la bombilla mientras entrenaba en interiores durante la pandemia, al darme cuenta de que podía entrenar a otros con las rutinas de ejercicios en casa que estaba realizando yo mismo para prepararme para Tokyo 2020. Esto me llevó a unirme al programa de Experiencias Olímpicas de Airbnb, que se ajusta perfectamente a mis habilidades e intereses, y me permite inspirar a las personas para que se mantengan sanas física y mentalmente durante y después de este difícil período.

Una de las lecciones que me enseñó mi padre es que siempre hay momentos de luz en medio de una crisis. No sabía mucho sobre las Experiencias Olímpicas de Airbnb hasta que mi prima me dijo que estaban ofreciendo experiencias en línea y que estas le parecían mucho más atractivas si provenían de un olímpico. Esto me hizo pensar en lo que podía ofrecer, especialmente dado que los gimnasios y las instalaciones de entrenamiento estaban cerrados. Por tanto, decidí llevar a cabo entrenamientos en línea con mi toque olímpico personal, dando una idea de cómo es la vida como atleta de élite y el trabajo que implica llegar a los Juegos. Soy conferencista motivacional e instructor certificado, por lo que hospedar en Airbnb me brinda una oportunidad adicional de practicar nuevas habilidades en paralelo con el desarrollo de mi carrera deportiva.

Establecer conexiones personales

Las personas no solo se inscriben para entrenar con nosotros, como atletas, sino también para escuchar nuestras historias y las experiencias únicas que tenemos para contar. Sin embargo, es igualmente importante que las personas sepan que te importan y que quieres escucharlas, por lo que me gusta abrir mis sesiones con una presentación de cada persona para saber más sobre cómo son y qué hacen. Debido a esta conexión personal, ahora tengo clientes habituales, como uno que incluso espera regularmente hasta las 11 de la noche, la hora local del lugar donde vive, para participar en la experiencia.

Una vez que todo el mundo se siente cómodo, cuento mi historia, incluyendo lo que me llevó a la pista y al campo, y a los Juegos Olímpicos, por supuesto, momento en el que aprovecho para presumir un poco de mi medalla. Justo antes de comenzar la sesión de entrenamiento, pongo vídeos de algunos eventos en los que participo y de la final de Pekín 2008 para animar a todo el mundo. Entonces nos ponemos a trabajar.

El entrenamiento

Ofrezco entrenamientos HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad), pero con diferentes niveles de intensidad para que todo el mundo se vea capaz de realizarlos. ¡El ambiente es siempre muy divertido, alentador y motivador porque todos sudan juntos! Siempre empezamos con estiramientos y levantamiento de rodillas antes de pasar a ajustes técnicos de carrera. Una vez que hemos calentado adecuadamente, pasamos al entrenamiento de fuerza, que incluye sentadillas, zancadas, flexiones, abdominales y entrenamiento del core. ¡Lo bueno es que todos los ejercicios se pueden hacer desde el salón de casa! Para rematar, un poco de cardio.

Luego pasamos a mi parte favorita: el «momento de la limonada». Todos tomamos un poco de limonada y zumo de lima y nos refrescamos juntos para disfrutar un rato después del esfuerzo realizado. Saco mi cámara a «mi jardín», que es la playa, para inundar a todos con una sensación de máxima relajación como si estuvieran en las Bahamas, y charlamos un rato, disfrutando de la compañía de los demás y del sonido de las olas. Se trata de un momento muy especial del que nunca me cansaré.

Estos detalles personales son algo que los participantes también valoran enormemente. Una persona dejó una reseña que decía que era «fantástico escuchar a un olímpico hablar de los altibajos para llegar desde el atletismo universitario a los Juegos Olímpicos», mientras que a otra le encantó cómo la experiencia «enseña consejos para correr y entrenar, pero también comparte lecciones de vida a nivel de mentalidad».

Cómo puedes compartir tu pasión

Uno de los consejos más importantes que podría darle a cualquiera que esté pensando en iniciar su propia experiencia es simplemente que sea él mismo. Una vez que me registré a través de Athlete365 y me puse en contacto con Airbnb, me prestaron mucho apoyo a lo largo de todo el proceso, e hicieron mucho hincapié en que la idea fundamental era ser uno mismo y hacer algo por lo que se sienta un gran interés. La gente necesita sentir que eres sincero.

Por ello, debes basar tu experiencia en algo que te apasione. Sé creativo, porque no a todo el mundo le apetece entrenar. Si eres realmente bueno haciendo trucos de cartas, habrá personas interesadas en aprenderlos.

Ya sea ahora o en el futuro, ser anfitrión de una experiencia Airbnb te permite enseñar aquello que te apasiona a los demás. Tu experiencia también podría enamorarles a ellos.


El programa de Experiencias Olímpicas de Airbnb se ajusta perfectamente a mis habilidades e intereses y me permite inspirar a las personas para que se mantengan sanas física y mentalmente durante y después de este difícil período.

Andretti Bain

¿Quieres compartir tu pasión y ganar dinero haciendo lo que más te gusta como Andretti? Descubre más en nuestra página Experiencias Olímpicas y Paralímpicas en Airbnb de Athlete365, donde puedes registrarte para convertirte en anfitrión.

La opinión de otros anfitriones
La flexibilidad que me ofrece mi «Experiencia en Airbnb» es la razón por la que me registré.
Lo que puedes hacer con tu experiencia no tiene límites, ya que tienes la oportunidad de llegar a personas de todo el mundo desde la comodidad de tu propia casa.