«Entrenar debe ser un acto desinteresado, pero es increíblemente gratificante», explica la medallista olímpica

El aprendizaje continuo y los cursos recurrentes son vitales para el desarrollo

Con la mentalidad correcta, lo que, al principio, pudiera resultar doloroso, se convertirá rápidamente en algo refrescante

Anteponer al atleta

Para cualquiera que esté pensando en hacer la transición al entrenamiento, mi consejo es sumergirse en el tema. Explorar las posibilidades y estar abierto al crecimiento continuo. Al principio, no estaba segura del camino que seguiría después de una carrera tan larga en la lucha libre, pero seguir haciendo lo que amo tenía sentido para mí.

Pero es importante reconocer que el entrenamiento debe ser un acto desinteresado; debes querer aportar todo lo que tengas al atleta. Trabajo con una mezcla de distintos tipos de atletas (mayores, cadetes, junior y niñas en edad escolar) y siempre se trata de ver cómo puedo ayudarles de la mejor forma.

Si no eres el mejor en una determinada técnica, ve a buscar a alguien que lo sea y sigue sus consejos. Busca la forma óptima de ayudar a los atletas en todas las áreas, aprovechando tus propias experiencias o hablando con otros. Descubrirás que hay muchas maneras diferentes en las que puedes ayudar a los atletas, más allá de tus propias experiencias.

ENTRENAR ES TODO UN RETO EN ESE SENTIDO, PORQUE CADA PERSONA RESPONDE DE FORMA DIFERENTE. ENCONTRAR LA MEJOR MANERA DE MOTIVAR A LOS ATLETAS ES CLAVE.

CLARISSA CHUN

Aprendizaje y crecimiento continuos

Si decides entrenar, debes asistir asiduamente a cursos para asegurarte de continuar aprendiendo. En estos cursos podrás compartir ideas con otros entrenadores, muchos de los cuales proceden de diferentes disciplinas. Yo, por ejemplo, he ampliado mis conocimientos haciendo cursos con entrenadores de esgrima y tiro.

Llevo entrenando menos de dos años, pero, después de cada gira, cada campeonato, cada campamento de entrenamiento, me llevo algo nuevo. Tomar notas y ver cómo puedes hacerlo mejor es importante.

También es clave que te deshagas del ego. No tengas miedo de buscar el consejo de los que llevan entrenando más tiempo, ya sea en un entorno local o internacional, y pregúntales qué opinan de tu trabajo o cómo creen que podrías hacerlo mejor.

En mi caso, puede que sea mi naturaleza competitiva la que me lleva a buscar la mejora continua. Pero se trata simplemente de conseguir ser la mejor versión de uno mismo, y eso te pondrá en una mejor posición para ayudar a los atletas. En el momento en que dejes de aprender, sabrás que no estás en el lugar adecuado.

Los retos

Una pregunta que a menudo me hacen es si viajar es más difícil como atleta que como entrenadora. Sin duda, es más difícil como entrenadora.

Como atleta, tu enfoque principal eres tú misma: cuidar de tus propias necesidades y descubrir qué te funciona mejor. Como entrenadora, se trata de entender a cada atleta y su mente: cómo piensan, cómo reaccionan a las cosas. Cada persona aborda las cosas de manera diferente, ya sea la práctica, la competición o, simplemente, levantarse para empezar el día.

Entrenar es todo un reto en ese sentido, porque cada persona responde de forma diferente. Encontrar la mejor manera de motivar a los atletas es clave.

Transmitir tus conocimientos

Sugiere áreas de mejora a los atletas, sin presionarlos. Por ejemplo, aclaro que no soy psicóloga deportiva, pero explicaré lo mejor que pueda lo que me funcionaba a mí cuando competía.

Pero, sobre todo, uno de los mejores consejos que me dio mi entrenador, y que trato de transmitir a los jóvenes atletas con los que trabajo ahora, es representar a tus abuelos y bisabuelos y llegar a un nivel que les hubiera hecho sentirse orgullosos. En la lucha libre femenina, especialmente, hubo un momento en el que experimentamos un gran retroceso por aquellos que se oponían a la idea de que las mujeres compitieran en lo que se consideraba un deporte masculino. Por lo tanto, se nos mira con lupa, no solo dentro, sino fuera del tatami de lucha.

Conducirte conforme a los estándares más altos siempre es una buena norma de vida. Cuanto mejores personas seamos, mejor lo haremos en nuestra actividad deportiva.

¿Quieres más información sobre tus opciones profesionales cuando te retires de la actividad deportiva? Athlete365 te ofrece la oportunidad de tener una sesión personalizada con uno de los 30 expertos del Grupo Adecco, en la que recibirás asesoramiento profesional y orientación. Haz clic aquí para obtener más información.