Según Rick, Ashton Eaton aportó una energía y habilidades a Intel que solo un deportista de élite podía aportar.

Vuestra disciplina, capacidad para rendir bajo presión y potencial para aprender os resultarán de gran ayuda en vuestro puesto de trabajo.

Hay muchas similitudes entre el deporte de élite y el trabajo, lo que significa que puedes realizar la transición sin problemas a muchos trabajos.

Tratar de lidiar con la pandemia y prepararse para la competición supone un desafío para los atletas. Estamos invirtiendo en la comunidad de atletas con las mismas herramientas y capacidades que invertimos en nuestro activo más importante, que son nuestros empleados.

Por qué contratamos a Ashton Eaton

Había un par de cosas que teníamos claras. En primer lugar, estamos construyendo una tecnología que nos permita ilustrar lo que es posible, ¿y quién mejor que un decatleta que compite en tantos eventos diferentes para ayudarnos a moldear esa tecnología? En segundo lugar, Ashton es muy respetado y está bien relacionado con la comunidad, por lo que sabíamos que iba a aportar ideas importantes a la empresa, y no nos equivocábamos. Algunos de los principales motivos [por los que hemos lanzado este nuevo programa para atletas] son muchas de las ideas que nos ofreció mientras analizábamos su situación y su salto al mundo corporativo.


Pasaréis mucho tiempo en vuestro lugar de trabajo, por lo que no deberíais olvidar lo que os impulsó a convertiros en deportistas de élite. Necesitaréis ese espíritu a lo largo de toda vuestra carrera profesional.

Rick Echevarria

Un chute de energía para las empresas

Cuando Ashton se convirtió en parte de nuestra empresa, vino con tantas ganas que su llegada fue muy motivadora para nosotros. Creo que eso es lo que vemos en los atletas: ocuparéis vuestro nuevo puesto con la misma energía que llevabais a las competiciones, y toda esa intensidad va a ayudar a acelerar la transformación de muchas de las empresas que tengan la suerte de contrataros. Por eso, estamos tan comprometidos [con nuestro nuevo programa], porque vemos que los atletas pueden hacer cosas increíbles por la cultura empresarial.

Similitudes entre el deporte y los negocios

En cierto modo, nosotros también somos atletas, pero de distinto tipo. Cuando trabajas en una empresa como Intel, en la que te encuentras en el epicentro de la tecnología, tienes que afrontar los retos que te depara el día a día. Podría decirse que tienes que ponerte a prueba a diario. De modo que, si pensabais que ya no ibais a volver a experimentar ese factor competitivo después de los Juegos, os equivocabais.

Competiréis a un nivel diferente [en el mundo corporativo], pero estar mental y físicamente en forma es fundamental, porque las carreras profesionales pueden ser como maratones. Pasaréis mucho tiempo en vuestro lugar de trabajo, por lo que no deberíais olvidar lo que os impulsó a convertiros en deportistas de élite. Necesitaréis ese espíritu a lo largo de toda vuestra carrera profesional.

Las personas de alto rendimiento tienen habilidades aplicables a múltiples ámbitos de la vida.

Como atleta, sois disciplinados. Sabéis cómo rendir bajo presión. Y sabréis adaptaros a las competiciones, a los lugares y, potencialmente, a las nuevas técnicas y tecnologías.

Con esos atributos en mente y cierta trayectoria en la industria de la alta tecnología, buscas personas disciplinadas, capaces de rendir bajo presión y de aprender.

No busco personas que piensen que «la única manera de entrar en Intel es siendo ingeniero». Necesitamos todo tipo de habilidades en la empresa, desde recursos humanos y marketing hasta desarrollo de negocios, sostenibilidad y experiencia en la cadena de suministro. Pero lo más importante: necesitamos personas con talento.

Cómo hemos apoyado a los atletas

El Programa de mentoría de Intel entre los empleados de Intel y el COI fue una de las formas con las que tratamos de apoyar a la comunidad de atletas.

Este programa se puso en marcha para ayudaros a ti y a otros atletas a aprender de nosotros y luego utilizar ese conocimiento para buscar prácticas u oportunidades a más largo plazo. Nuestra amplia red de empresas y socios fue un elemento clave para facilitar esas oportunidades.

Nos encanta que este programa tenga éxito y ver cómo los atletas sacan provecho de él. Gracias al programa que se puso en marcha puedo escuchar historias de atletas que formaron parte de la red, recibieron ayuda y pudieron desarrollar su carrera profesional, ya sea antes o después de terminar de competir, y esto algo que me gusta mucho.

Para obtener más información sobre cómo planificar tu vida después del deporte, visita la página web de Athlete365 Career+.