Para poder hacer realidad su sueño de competir en los Juegos Olímpicos de Invierno, Maria, además de entrenar y dedicarse a su carrera deportiva, desarrolló otra carrera profesional.

Aunque le resultaba difícil, gestionó el tiempo de la forma más eficaz para crear un equilibrio entre su trabajo y el entrenamiento.

Estamos a tu entera disposición para ayudarte a encontrar ese equilibrio entre el trabajo y el deporte con recursos como Athlete365 Career+.

La llamada de la nieve

Cuando era joven practicaba muchos deportes, hasta que un entrenador de un club nacional de esquí vino a mi escuela y me sugirió que intentara practicar el esquí de fondo. Aunque Grecia no es muy conocida por sus deportes de invierno, hay una gran tradición local de ellos en mi ciudad natal, Naoussa, que se encuentra en el norte, cerca de dos estaciones de esquí, por lo que siempre tuve acceso a la nieve y pude practicar rodeada de la naturaleza, que es algo absolutamente cautivador para los niños.

Cuando me fui a la universidad de Tesalónica, el esquí de fondo se convirtió en mucho más que un pasatiempo para mí. Yo gestionaba mi tiempo y, en mi primer año, vivía sola, lejos de todo lo que conocía. Utilicé el tiempo para practicar mucho para el Campeonato Mundial Junior, volviendo a mi ciudad natal para entrenar varias veces a la semana, por lo que tenía que controlar muy bien mis horarios y clases. La disciplina es crucial en tus actividades, y debes gestionar el tiempo meticulosamente, así que se puede decir que empezar en la universidad fue muy importante para mí y me ayudó a desarrollar mis dos carreras.

Equilibrar dos carreras profesionales

Después de mudarme a Lausana para cursar un máster en administración y tecnología deportiva, empecé a trabajar en la Federación Internacional de Esgrima, y encontrar el equilibrio me resultó mucho más difícil. Antes, no tenía más obligaciones que aprobar los exámenes, y no había presión en cuanto a rendir o realizar actividades para nadie más. Mi trabajo no me dejaba dedicar al esquí de fondo el mismo tiempo que antes, y tuve que encontrar la forma de superar ese obstáculo para que no afectara a mi rendimiento.

La solución fue la gestión eficaz del tiempo. Ahora, cuando viajo al extranjero para trabajar, por ejemplo, cambio completamente mi horario. Entreno por la mañana y reviso mis correos electrónicos antes del desayuno, pero hago la mayor parte de mi trabajo después de la cena. En Suiza voy al gimnasio después de las 18:00 y trabajo durante el día. Por eso siempre digo que la gestión del tiempo es el mayor activo de mi vida.

POR ESO SIEMPRE DIGO QUE LA GESTIÓN DEL TIEMPO ES EL MAYOR ACTIVO DE MI VIDA.

 

MARIA NTANOU

TODO EL ESFUERZO PARA ADAPTARME A DESARROLLAR UNA DOBLE CARRERA PROFESIONAL HA VALIDO LA PENA, YA QUE EL MAYOR APOYO ECONÓMICO QUE RECIBO EN MI CARRERA DEPORTIVA PROCEDE DE MI TRABAJO.

 

MARIA NTANOU

Todo el esfuerzo para adaptarme a desarrollar una doble carrera profesional ha valido la pena, ya que el mayor apoyo económico que recibo en mi carrera deportiva procede de mi trabajo. Los deportes de invierno no cuentan con mucho apoyo financiero en Grecia, por lo que trabajar en la FIE ha sido una experiencia fantástica que me ha permitido vivir mi sueño. Utilicé todo mi sueldo para viajes, entrenadores, nutricionistas… ¡Todo! Me autofinancié por completo y pude viajar para clasificarme para los Juegos Olímpicos de Invierno gracias a mis dos carreras.

Sacrificios y lecciones

Para mantener dos carreras, creo que es importante entender lo limitado que es tu tiempo y los sacrificios que tienes que hacer. Cuando tienes un objetivo, tienes que hacer todo lo posible para conseguirlo, lo que puede significar aislarte y centrarte solo en eso. Puede resultar difícil para tu vida social, y empiezas a echar de menos a tus amigos y a tu familia, pero aquí estos son los aspectos que realmente diferencian a un atleta olímpico.

Algo que entendí más tarde, al desarrollar mis dos carreras, fue que pedir ayuda no es malo. Al principio era tímida, y no dejaba que nadie supiera lo que me costaba todo aquello, pero me di cuenta de que tenía que hablar con alguien o afectaría negativamente a mis dos carreras. Tuve que explicar a mi jefe y a mis compañeros que trataba de encontrar un equilibrio entre mi trabajo y mi carrera como atleta. Cuando por fin me decidí a hablar, mis preocupaciones desaparecieron. Descubrí que las personas están más que dispuestas a ayudar, pero solo pueden hacerlo si les haces saber que algo no va bien. Siempre y cuando complete mi trabajo a tiempo, a mis compañeros no les importa que cambie mis horarios para que encajen con los entrenamientos o competiciones. Mantener un diálogo abierto con tu jefe puede ayudarte a encontrar ese equilibrio que es tan importante para llevar una vida feliz y gestionar una doble carrera profesional.

Si te interesa comenzar una doble carrera profesional como Maria, explora Athlete365 Career+ y descubre todo el apoyo que te ofrecemos para hacerlo.