Shea ha fundado Inside Hockey, una plataforma en línea que ofrece recursos digitales a entrenadores y jugadores de todas las edades y diversos niveles de habilidad , para enseñarles en qué consiste el deporte.


Antes de participar en elprograma Athlete365 Business Accelerator, tenía dificultades para llevar su negocio al siguiente nivel.


A través del curso en línea, un taller presencial y asesoramiento personalizado, ha logrado dar a su negocio el empujón que necesitaba.

Mis ideas acerca de poner en marcha un negocio, que más tarde dieron lugar a Inside Hockey, se basaban en que sabía que mi época como jugador de hockey estaba llegando a su fin, y estaba tratando de encontrar una manera de continuar vinculado al deporte tras mi retirada. Fue una de esas situaciones divertidas en las que simplemente comienzas a hacer algo y no estás muy seguro de cuál es tu propósito pero, de repente, das con la clave de todo.

Siempre quise dedicarme a algo relacionado con el mundo del hockey, pero no estaba muy seguro de qué podría funcionar. Cuanto más mayor me hacía y, obviamente, cuanta más experiencia relacionada con el deporte tenía, más allá del juego en sí mismo, más me daba cuenta de sus carencias. Así fue como pensé que esta sería una buena plataforma dentro del mundo del hockey.

Hacer realidad una idea

Acababa de arrancar con mi negocio cuando me encontré con el programa Athlete365 Business Accelerator. Por aquel entonces, lo que teníamos era más una empresa de redes sociales y nada más que eso. Intentábamos pensar en formas en las que podríamos hacerla más grande y monetizarla, así que pensé en darle una oportunidad al programa y hacer el curso en línea, que parecía bastante intuitivo. No sabía qué esperar, pero era muy interactivo; había vídeos y pequeñas tareas que teníamos que completar para superar cada etapa.

Cuando empiezas algo así, no sabes si acabarás lográndolo, pero creo que la mayoría de los atletas están dispuestos a probar algo nuevo. Y lo bueno fue que lo que empezó como una idea se fue haciendo poco a poco realidad.

FUE GENIAL INTERACTUAR CON ATLETAS CON IDEAS AFINES DE OTROS DEPORTES, YA QUE PUEDES ENTENDER SU VISIÓN Y SU PASIÓN.

 

SHEA MCALEESE

Desafiarse a uno mismo

Luego pasé a la siguiente fase del programa, que fue un taller de dos días que se llevó a cabo en Nueva Zelanda. Fue genial interactuar con atletas con ideas afines de otros deportes, ya que puedes entender su visión y su pasión. El siguiente paso es hacer realidad esa pasión, y a los profesores que vinieron a hablar con nosotros lo hicieron genial. Nos desafiaron y ayudaron a ver que, solo por tener una idea y que nos apasione, no significa que vaya a funcionar. Un negocio requiere mucho trabajo de preparación para materializarse.

Ese fue probablemente el mayor desafío para mí; tratar de alejarme de lo que había pensado que funcionaría, y analizarlo desde diferentes perspectivas. Ahí es donde interactuar con otros atletas fue realmente útil, porque pudimos desafiarnos mutuamente en diferentes áreas para abrir la mente y complementarnos.

Sé que es un cliché, pero, en términos empresariales, pensar desde nuevas perspectivas es algo fundamental. No puedes dejarte llevar por una idea y pensar que va a suceder solo porque creas en ella. A veces, como atletas, podemos ser incapaces de pensar más allá de nuestra perspectiva individual, así que recomiendo intentar mirar más allá y analizar las cosas desde un punto de vista diferente.

El valor de un mentor

Tuve la suerte de ser seleccionado para el asesoramiento acelerado de seis meses, y eso ha tenido un valor incalculable; ha sido fantástico contar con alguien a quien consultar, que no está relacionado con tu disciplina deportiva, que te desafía y te critica, sin dejar de apoyarte durante todo el proceso. Aunque me considero una persona un poco exigente, mi mentora, Pamela Bell [una olímpica del snowboard], ha sido fenomenal.

Le envío whatsapps y correos electrónicos, la llamo todo el tiempo, y ella no ha dejado de plantearme retos y de hacerme pensar desde diferentes perspectivas. Además, está siempre dispuesta a ponerme en contacto con otras personas que cree que podrían ayudarme. Para mí también ha sido una parte genial.

Sin duda, formar parte de este programa ha impulsado mi negocio. Sin el programa, creo que probablemente habría necesitado otros 18 meses para llegar donde estoy ahora. Sin apoyo, no habría podido con todo.

Pero, como tienes un mentor, alguien que te vigila y te anima a esforzarte más, todo el proceso se ha acelerado. Ahora tengo una gran motivación para poner en marcha mi negocio.

«Puede lograr que se te ocurra una idea»

Mi consejo número uno para otros atletas sería: aunque no tengas una idea de negocio o una idea empresarial, dale una oportunidad al curso de todos modos, porque puede lograr que se te ocurra una idea. Uno de los aspectos más interesantes del programa es que te hace pensar mucho.

Y a quienes tengáis una idea, pero no hayáis sido capaces de hacerla realidad, también os aconsejaría que participarais. Sin duda merece, la pena porque no nos cuesta nada más que tiempo. Athlete365 ha puesto a nuestra disposición un programa bastante interesante, así que ¿por qué no probarlo?

¿Deseas impulsar tu idea y convertirte en emprendedor como Shea? Regístrate en Athlete365 y accede al curso en línea Athlete365 Business Accelerator hoy mismo.

COMO TIENES UN MENTOR, ALGUIEN QUE TE VIGILA Y TE ANIMA A ESFORZARTE MÁS, TODO EL PROCESO SE HA ACELERADO. AHORA TENGO UNA GRAN MOTIVACIÓN PARA PONER EN MARCHA MI NEGOCIO.

 

SHEA MCALEESE