Dormir es una parte increíblemente importante de nuestras vidas, y mejorar la calidad del sueño es clave para mejorar el bienestar.

El profesor Jim Horne es especialista en sueño en la Universidad de Loughborough en el Reino Unido. Aquí, ofrece algunos consejos prácticos y fáciles de aplicar para dormir mejor, recopilados a lo largo de años de investigación.

Regístrate en Athlete365 para disfrutar de acceso gratuito a Headspace, la aplicación de bienestar líder en el mundo, que incluye una exclusiva serie de pódcast para conciliar el sueño.

1

La calidad es más importante que la cantidad

Mucha gente insiste en que necesita siete u ocho horas de sueño por noche, pero en realidad es un poco absurdo. Damos demasiada importancia a la duración del sueño más que a su calidad. Para empezar, el sueño se compone de varios componentes. Si fuera dietista, por ejemplo, y te dijera: «No importa la cantidad de comida que haya en tu plato, solo pésala», te reirías de mí. Además, no todo el mundo necesita dormir lo mismo. Aplicar un mismo enfoque para todos los casos no resulta útil. Juzgar el sueño por su duración es una forma bastante simple de medir la calidad del sueño.

2

Es la hora de dormir, no de mirar una pantalla

Los dispositivos electrónicos son un problema. Sabemos que, si te expones a una luz resplandeciente antes de irte a la cama, especialmente a la de una pantalla brillante, podría suprimirse el mecanismo de tu reloj corporal que te ayuda a dormir. Pero otro aspecto que, a menudo, se pasa por alto, es que la gente coge su teléfono móvil o tableta, se mete en la cama y comienza a ponerse al día con las redes sociales, y, luego, de repente, llega un correo electrónico. En ese momento piensas: «Debo ponerme al día con tal cosa, y alguien ha hecho esto y aquello», y te pones nervioso y no consigues relajarte. Conviene alejar estos dispositivos electrónicos de la cama y olvidarte de ellos.

SI LAS SIESTAS SON CORTAS PUEDEN SER MUY BENEFICIOSAS; SI SON DEMASIADO LARGAS, SERÁN CONTRAPRODUCENTES.

JIM HORNE

3

Si te vas a echar la siesta, hazlo bien

El momento de hacerlo es muy importante. Tu reloj corporal decide el momento de ir a dormir y cuándo es el momento ideal para despertarte. La regularidad del sueño, acostarse y levantarse a la misma hora, en realidad, es muy importante. Si empiezas a dormir a la hora equivocada del día para tu reloj corporal, acabarás teniendo problemas. Por ejemplo, si tienes una mala noche de sueño y duermes una siesta larga por la tarde, a la que no estás acostumbrado, te despertarás aturdido, pesado y, en general, sufrirás malestar durante un tiempo; en realidad, es una especie de jet lag. Si duermes mal y quieres dormir una siesta por la tarde, que sea corta: de unos 20 minutos. Puede ser bastante revigorizante. Esencialmente, si las siestas son cortas pueden ser muy beneficiosas; si son demasiado largas, serán contraproducentes.

4

Lo bueno y malo del calor

Debes evitar que la temperatura corporal sea elevada antes de dormir. El cuerpo te pide que te enfríes antes de dormir e intenta hacerlo a propósito; se trata del reloj corporal sincronizándose a sí mismo. Evita entrenar duro pocas horas antes de acostarte. No solo es importante para relajarte, sino también para enfriarte. Además, se activará la adrenalina, algo que debe evitarse en cualquier caso. Mantén el frescor y, si quieres hacer ejercicio, quizá podrías correr un poco disfrutando del aire fresco de la noche.

No tiene nada de malo darse una ducha fría. En realidad, no enfría el cuerpo, pero sí sabemos que darse un baño caliente antes de acostarse puede resultar contraproducente. Si te das un baño caliente, deberías enfriarte lo más rápido posible.

5

Nutrición

No considero que la nutrición, por si sola, afecte significativamente al sueño. Obviamente, es importante seguir una dieta equilibrada, conforme a las recomendaciones de tu nutricionista, pero no necesariamente para dormir. Sin duda, evita comer mucho antes de acostarte; y picotear y comer y cenar a horas irregulares no es buena idea porque afecta al reloj corporal, como hemos comentado anteriormente. Como norma general, no creo que se necesite ningún alimento especial para dormir.

¿Tienes dificultades para dormir?

Regístrate en Athlete365 para solicitar tu suscripción gratuita a Headspace y explorar la colección de pódcast para conciliar el sueño.

Más información sobre lo que implica para tu sueño ser atleta.