Despejar tu casa implica ordenar, organizar y deshacerse de cosas innecesarias.

Esta acción tan sencilla conlleva un abanico de beneficios psicológicos,

los cuales podrían ayudarte a reenfocar tu mente hacia tus objetivos a largo plazo, dentro y fuera de la pista.

No importa lo ordenado y organizado que seas normalmente, todos somos culpables de aferrarnos a cosas que ya no necesitamos ni usamos. O de esconder todo tipo de basura en un cajón lleno a rebosar. O sencillamente de dejar que montones de libros, revistas, cartas y otros objetos se acumulen por toda la casa.

Si bien esto no parece importante a primera vista, hay una investigación —llevada a cabo por el Princeton Neuroscience Institute— que sugiere que ver todo este desorden alrededor de los espacios donde vivimos puede distraernos.

Esa es una de las razones por las que una acción tan sencilla como despejar la casa —que implica ordenar, reorganizar y deshacerse de cosas innecesarias— se ha vuelto tan popular en los últimos años. Así pues, preguntamos a la Dra. Alice Boyes —autora de «The Healthy Mind Toolkit»— sobre algunos de los beneficios psicológicos que se pueden obtener gracias al mero hecho de ordenar y reorganizar.

Un punto de partida hacia la productividad

«Con la situación en la que nos encontramos actualmente, no es realista esperar rendir al 100 % todo el tiempo», explica la Dra. Boyes. «Sin embargo, tampoco puedes estar sin hacer nada. Hay que tener algún tipo de equilibrio.

«Necesitamos más tiempo de inactividad mental debido a la situación actual, pero también necesitamos hacer algo productivo. Creo que despejar la casa es una especie de punto de partida; es algo que puedes hacer mientras piensas qué otras cosas productivas puedes hacer».

Comenzar de cero

«Despejar la casa suele ser muy útil si necesitas tener esa sensación de comenzar de cero. A veces, es abrumador tomar decisiones, y nos resulta más fácil hacerlo cuando tenemos la sensación de que comenzamos de cero, como un lunes o un año nuevo, o cuando nos mudamos a un piso o a un lugar nuevo, o cuando trabajamos con un entrenador nuevo.

«El acto de despejar la casa, por breve que sea, incluso si se trata solo de limpiar el frigorífico, puede ayudarte a tomar una decisión, porque tienes la sensación de que comienzas de cero».

Cargar las pilas

«Otra forma en la que despejar la casa puede ser muy útil es si te encuentras falto de energía. Esto puede ser especialmente cierto para los atletas durante la temporada baja o los que se han lesionado, ya que es posible que sientan una verdadera falta de motivación y de energía. Despejar la casa es algo que puedes hacer y que no requiere mucho para empezar.

«Por ejemplo, puedes decir: “voy a poner el temporizador durante 10 minutos y voy a ordenar la casa”». A veces, basta con hacer este gesto para motivarte lo suficiente como para pasar a la siguiente tarea que necesitas hacer. Es una forma muy buena de cargar las pilas cuando sientes que te falta energía».

Crear una sensación de logro

«Si estás aplazando una tarea de mayor envergadura, a veces es muy difícil empezar a hacerla. Despejar la casa es algo que puedes hacer y que no es muy complejo mentalmente; puedes hacerlo sin concentrarte, pero también te da esa sensación de que has hecho algo, y a veces solo necesitas esa activación».

Recuperar el control

«Te da un poco más de sensación de control sobre las cosas. Cuando perdemos los hábitos, es posible que el desorden se instale en nuestras vidas. Tu sueño se altera, luego tu alimentación, y tu casa también se vuelve realmente desordenada. Despejarla te puede ayudar a romper ese ciclo general en el que casi todo en tu vida pierde completamente el equilibrio».

Activarte

«Despejar la casa también tiene una parte física. No es como hacer ejercicio, pero lo cierto es que hace que te levantes y muevas los músculos, por lo que te lleva a un estado mental más preparado para la acción y te saca de ese estado de preocupación y falta de energía».

Echa un vistazo a los recursos de Athlete365 diseñados para ayudarte a mantenerte #MentallyFit.

EL ACTO DE DESPEJAR LA CASA, POR BREVE QUE SEA, INCLUSO SI SE TRATA SOLO DE LIMPIAR EL FRIGORÍFICO, PUEDE AYUDARTE A TOMAR UNA DECISIÓN, PORQUE TIENES LA SENSACIÓN DE QUE COMIENZAS DE CERO.

 

DRA. ALICE BOYES